El marcador de Los Pajaritos no quita ilusión a Arrasate y los suyos ante la visita al Bernabéu

Arrasate, antes de viajar al Bernabéu.

El técnico numantino, Jagoba Arrasate, ha comparecido ante los medios de comunicación después de entrenar en el polideportivo, a causa de la fuerte helada de la madrugada. Como siempre, el vizcaíno ha hablado con los pies en el suelo, consciente de que su plantel jugará con un 0-3 en contra, pero igualmente "ilusionado" por jugar en un estadio como el Santiago Bernabéu.

"No siempre se juega en el Bernabéu, para nosotros es algo extraordinario que ojalá con el tiempo se convierta en rutina, por eso tenemos una ilusión bárbara. Ahora mismo no pensamos en dar la vuelta a eliminatoria, estamos pensando en hacer el mejor partido que podamos", valoraba. No obstante, avisa que en coliseo blanco hay que jugar "al límite", por lo que es bueno para el crecimiento del equipo, pese a las dificultades avisa: "Vamos a hacer todo lo que podamos".

Reconoce que no hay presión, pero no quiere relajación porque "cuando te quieras dar cuenta igual se le han acabado las pilas al marcador". Además ha recordado que va a acudir mucha afición de Soria, por lo que quiere dejar una buena imagen. De la ida, afirma que no le ha dado muchas vueltas ya que tienen la conciencia tranquila y "hay cosas que no puedes controlar", pero sobre todo, se ha mostrado contento con la reacción de los suyos y el encuentro realizado en León.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

En cuanto al equipo, reconoce que hay cansancio por la acumulación de partidos y el número de efectivos, solo 18 disponibles para viajar a Madrid. Así, el equipo se parecerá al de la ida, con el debut de Saúl, ya que ha estado entrenando con normalidad con el Deportivo. Son baja: Luis, Ripa, Julio, Pablo, Diamanka y Manu, este último, por un golpe a causa de una caída.

Sobre Saúl, Arrasate se ha mostrado muy contento por "cómo se ha movido el club", ante las bajas de los laterales izquierdos. En el caso de Luis, reconoce su preocupación y desconicerto, ya que todavía no se ha podido concretar el alcance de la lesión, si bien Luis se encuentra "animado".

Tras la primera vuelta hace un gran balance con 36 puntos, números próximos al ascenso: "No queremos que se quede ahí, que esto siga", aunque asume que será complicado mantenerlo en la segunda vuelta, incluso aunque se mejorasen algunos aspectos del juego.

En cuanto a Diamanka y su reiteración en las expulsiones, se ha mostrado serio y contundente: "Tiene que ser la última".

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad