Sevillano espera ver un ritmo competitivo tan bueno como el de los entrenamientos en el estreno ante Teruel

Manuel Sevillano

El Río Duero de voleibol comienza una nueva campaña en la Superliga masculina este sábado, a las 18.00 horas, en el polideportivo Los Planos frente al todopoderoso Teruel. Se trata por tanto de un estreno liguero de máxima exigencia donde el equipo soriano aspira a intentar soprender a uno de los grandes favoritos de la competición. El técnico, Manuel Sevillano, ha reconocido en rueda de prensa que llega al encuentro con la incógnita a despejar de cómo compite el equipo en un encuentro oficial, ya que en cuanto al bagaje ofrecido por los suyos en el trabajo de pretemporada está contento e ilusionado por la implicación y el ritmo de trabajo.

Sevillano, que suele acertar en sus pronósticos, entiende que este año la Superliga está llamada a dirimirse entre Palma, Teruel y Unicaja, mientras sostiene que hay un grupo perseguidor de varios equipos donde el objetivo será intentar ser el mejor de todos ellos, algo que no será una misión sencilla. No obstante, Sevillano es tajante: "Nuestro objetivo principal de la temporada es la Copa del Rey". Palabras dirigidas tanto a que Soria será probablemente la sede del torneo como a que se trata de una competición que da más opciones a equipos como el celeste. Por otra parte, el técnico y jugador ha lamentado la ausencia de Sevilla en la competición, ya que se trata de un club que siempre ha sacado jugadores jóvenes y que ha dado una competitividad importante a la Liga.

El de Rioseco se ha mostrado satisfecho con el trabajo de una pretemporada que asume, se estaba haciendo "larga y dura", sin olvidar que ya se cumplen los cinco meses sin competición, un periodo largo tanto para jugadores como para aficionados. "Se está trabajando muy bien, por lo que tengo buenas sensaciones. Los entrenamientos son a cañón y eso se nota, pero luego la competición no tiene nada que ver", indica.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Sobre el rival de este fin de semana, el equipo turolense, Sevillano destaca que mantienen muchos jugadores del año pasado, aunque podría influir en el juego un cambio de colocador. "Todavía hay que ver si el colocador llega para el partido, pero las direcciones de ataque no van a cambiar", valora. En cuanto a los amistosos jugados ante los aragoneses, también permiten un conocimiento del rival aunque durante la preparación "se hacen muchas pruebas".

Sobre el potencial soriano en este curso, a falta de la incorporación del central Igor, quien podría llegar para la segunda jornada, Sevillano cree que es una plantilla más igualada donde jugarán los efectivos "que estén mejor". Hay mayor juventud y los más experimentados están evolucionando bien de sus dolencias, aunque Alberto Salas mantiene problemas en la espalda que junto a sus compromisos laborales, le van a impedir estar en Teruel. Una de las bazas ofensivas del equipo tiene que ser la de Gerard Osorio, que sustituirá en la labor de opuesto a Winkelmuller, por lo que Sevillano le dará cierta libertad a la hora de arriesgar y poner la carne en el asador en facetas como el saque.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad