La soriana Aurora Pérez-Cornago dirige una investigación sobre consumo de carne y riesgo de cáncer

Las dietas bajas en carne y sin carne se asocian con un menor riesgo general de cáncer, según este estudio de la Universidad de Oxford
Pérez-Cornago y Watling

Comer carne cinco veces o menos por semana se asocia con un menor riesgo general de cáncer, según un estudio publicado en la revista de acceso abierto 'BMC Medicine'. Este estudio ha sido publicado por el doctorando Cody Watling, cuya investigación ha sido dirigida por la soriana Aurora Pérez-Cornago, investigadora de la Universidad de Oxford, Reino Unido.

Cody Watling y sus colegas de la Universidad de Oxford han investigado la relación entre la dieta y el riesgo de cáncer mediante el análisis de datos recopilados de un total de 472.377 adultos británicos que fueron reclutados en el Biobanco del Reino Unido entre 2006 y 2010.

Los participantes, que tenían entre 40 y 70 años, informaron con qué frecuencia comían carne y pescado y los investigadores calcularon la incidencia de nuevos cánceres que se desarrollaron durante un período promedio de 11 años utilizando registros de salud.

Fueron tomados en cuenta el estado de la diabetes así como los factores sociodemográficos, socioeconómicos y de estilo de vida en sus análisis. 247.571 (52%) de los participantes comieron carne más de cinco veces por semana, 205.382 (44%) de los participantes comieron carne cinco o menos veces por semana, 10.696 (2%) comieron pescado pero no carne y 8.685 (2 %) declararon ser vegetarianos o veganos. De ellos, un total de 54.961 participantes (12%) desarrollaron cáncer durante el período de estudio.

Los investigadores encontraron que el riesgo general de cáncer era un 2% menor entre quienes comían carne cinco veces o menos por semana, un 10% menor entre quienes comían pescado pero no carne, y un 14% menor entre vegetarianos y veganos, en comparación con quienes comían carne más de cinco veces por semana.

Al comparar la incidencia de cánceres específicos con la dieta de los participantes, los autores encontraron que aquellos que comían carne cinco veces o menos por semana tenían un 9% menos de riesgo de cáncer colorrectal, en comparación con aquellos que comían carne más de cinco veces por semana.

También encontraron que el riesgo de cáncer de próstata era un 20% más bajo entre los hombres que comían pescado pero no carne y un 31% más bajo entre los hombres que seguían una dieta vegetariana, en comparación con los que comían carne más de cinco veces por semana.

Las mujeres posmenopáusicas que seguían una dieta vegetariana tenían un 18% menos de riesgo de cáncer de mama que las que comían carne más de cinco veces por semana. Sin embargo, los hallazgos sugieren que esto se debió a que las mujeres vegetarianas tendían a tener un índice de masa corporal (IMC) más bajo que las mujeres que comían carne.

Los investigadores advierten que la naturaleza observacional de su estudio no permite sacar conclusiones sobre una relación causal entre la dieta y el riesgo de cáncer. Además, dado que los datos dietéticos del Biobanco del Reino Unido se recopilaron en un solo momento, en lugar de durante un período de tiempo continuo, es posible que no sean representativos de las dietas de por vida de los participantes.

Los autores sugieren que la investigación futura podría investigar las asociaciones entre las dietas que contienen poca o ninguna carne y el riesgo de cánceres individuales en poblaciones más grandes con períodos de seguimiento más prolongados.