Arrasate tira de espíritu numantino, de ilusión y de 'garrote' para la final de mañana

El preparador se muestra convencido de que estará "orgulloso" de sus jugadores cuando acabe el partido
Arrasate, esta mañana

El entrenador del CD Numancia, Jagoba Arrasate, ha atendido esta mañana a los medios de comunicación antes de la final de mañana a las 20.30 horas frente al Real Valladolid, que gana la eliminatoria por 0-3. El ganador ascenderá a Primera división y aunque el marcador juega en contra de los rojillos, Arrasate se ha manifestado "ilusionado" ante el hecho de jugar la final, con ganas de apurar las opciones que le quedan a los suyos y con el convencimiento de que cuando acabe la contienda estará orgulloso del esfuerzo de sus jugadores.

Y es que el técnico rojillo ha transmitido en rueda de prensa lo que seguramente está tratando de inculcar a sus jugadores, que no cabe lamentarse del encuentro miércoles ya que no pueden permitirse "rendirse". El técnico ha apelado a los valores de "resistencia" de los numantinos para dirimir el encuentro del sábado. Arrasate ha recordado que es "una final" que compete a solo dos equipos, Valladolid y Numancia y como tal le inspira "ilusión". No obstante, reconoce que su equipo deberá "corregir" muchos aspectos que le costaron caro en el encuentro del miércoles. "Tenemos que hacer un partido perfecto. Lo que buscamos es meternos en la eliminatoria", señala.

El técnico no ha ocultado que una de sus fuentes de motivación ha sido el cocinero Martín Berasategui, con quien ha podido hablar por teléfono antes del encuentro. Martín "es una inspiración para mí", ya que ha llegado a lo más alto en su profesión a base de trabajo, a base de "garrote" como dice él, lo que el técnico quiere que sea un espejo en el que mirarse de cara a la final.

Arrasate ha destacado la confianza del Valladolid en sus opciones ofensivas, y ha destacado que el miércoles su equipo tuvo más del 60% de la posesión y cayó 0-3, lo que demuestra que a los pucelanos no tendrán problemas si los sorianos llevan la batuta del juego. En cualquier caso "este grupo no se rinde, nos lo exige el escudo, nosotros mismos, la afición que tanto nos ayudó el miércoles. Estoy seguro de que estaremos orgullosos cuando acabe el encuentro", ha señalado. El preparador sabe que lo tienen "casi imposible", por lo que entiende que habrá momentos en los que tendrán que jugar "a pecho descubierto".

Sobre la euforia que se vive en la capital castellano y leonesa, Arrasate se ha mostrado comprensivo, pero ve "prudencia" en el Real Valladolid.

Una de las grandes incógnitas está en la alineación de los sorianos ya que hay cansancio y toca "hacer algo diferente" para tener presencia ofensiva. No ha dado pistas, si bien Luis y Medina son baja, mientras que Nieto es duda por un problema en la rodilla.

Aunque reconoce no haber soñado con la remontada, el preparador dice haber dormido bien, y sí ha recordado el resultado que se dio entre el Girona y el Real Zaragoza en play off de hace varias temporadas. 

Cuestionado sobre su futuro, Arrasate ha indicado que no se ha reunido con nadie hasta el momento, y que la primera reunión será la próxima semana y será con el Numancia.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad