Lidia Sanz presenta su renuncia como concejal por "compromisos profesionales y personales"

Lidia Sanz es concejal de Educación, Transparencia, Participación y Rendición de Cuentas. Entra Javier Antón en el equipo de Gobierno

La concejal de Educación, Transparencia, Participación y Rendición de Cuentas, Lidia Sanz, ha anunciado este martes, durante la presentación de una propuesta para establecer nuevos centros de acogida, su renuncia como concejal por "compromisos profesionales y personales". Le sustituirá el siguiente en la lista, Javier Antón.

La responsable ahora de Igualdad, Gloria Gonzalo, contará con dedicación exclusiva y asumirá parte de los asuntos que lideraba Lidia Sanz como Educación y Formación.

El alcalde de Soria, Carlos Martínez, ha querido "agradecerle públicamente su compromiso con la ciudad, en proyectos como el presentado este martes" y ha señalado que seguirá trabajando "aunque no en primera línea".

La decisión de la concejala se ratificará en el Pleno y fue comunicada ayer a la Junta de Portavoces.

Lidia Sanz se ha despedido de sus tareas en el marco de la rueda de prensa de uno de los últimos proyectos vinculados con su área y se ha mostrado agradecida por la oportunidad dada teniendo palabras especialmente de respaldo para el alcalde, Carlos Martínez, por apostar por ella dentro de su equipo de trabajo.

En la misma línea se ha expresado el máximo responsable quien ha lamentado su decisión aunque la entiende por las exigencias del cargo y ha destacado su sobresaliente trabajo al frente de la concejalía. Lidia Sanz ha querido en su intervención agradecer el trabajo del equipo de gobierno, de toda la corporación con los restantes grupos municipales y del personal municipal al completo subrayando a las técnicas con las que ha afrontado el día a día.

La concejala también ha repasado parte de los proyectos en los que ha podido intervenir “comenzado por ese Grado de Ciencias del Deporte, las Becas Erasmus de Movilidad, Impulso Emprende, el Espacio de Trabajo Colaborativo o el Centro de Refugiados o el proyecto Boomerang”.

Para acabar, ha puesto en valor la colaboración con entidades y asociaciones poniendo el valor a todas ellas y deteniéndose en algunas como la Cámara de Comercio, el Consejo Escolar, con AMPAS, sindicatos, equipos de centros docentes, dirección de Educación, CESEFOR, CAEP, la propia Universidad, la Fundación General, el Parque Científico… Lidia Sanz ha calificado de muy positiva la experiencia y se ha comprometido a seguir apoyando el proyecto pero desde una segunda línea.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad