La educación en la escuela rural (I)- María José Manrique, maestra: “Un docente del medio rural tiene que cuidar la relación entre todas las personas vinculadas de alguna manera con la escuela”

Una de las realidades más representativas de nuestra provincia en lo relativo a educación son las escuelas rurales. Los colegios son el alma de cualquier localidad, no en vano la sabiduría popular dice aquello de que cuando se cierra el colegio se cierra el pueblo. Pero, más allá de eso, los centros educativos en estos entornos cuentan con una idiosincrasia que les hace especiales, muchas veces incluso más que a la institución de enseñanza más prestigiosa. Para conocer más sobre ellos, hoy comenzamos un ciclo de entrevistas a docentes rurales. Y para el estreno, hablamos con María José Manrique, que actualmente trabaja en el CEIP Gerardo Diego de Golmayo pero con una amplia experiencia en este tipo de centros educativos.

1.- ¿Cuáles son las características específicas de un colegio rural?

Según mi experiencia docente, desarrollada en escuelas pertenecientes a Colegios Rurales Agrupados, es a este tipo de realidades a las que me voy a referir, centros ubicados en localidades pequeñas con poca densidad de alumnado. Es allí donde desarrollé los años más ricos y entrañables de mi trayectoria. En mi caso, en Almajano (una década), perteneciente al CRA Tierras Altas y en Fuentelfresno, CRA El Valle.

Lo más característico de las escuelas rurales primero es el bajo número de alumnado y la mezcla, en la misma aula, de alumnos/as de diferentes edades; en algunos pueblos consiste en un aula unitaria a la que asisten niños/as con edades comprendidas en toda la escolaridad y en otros casos, según el número, se dividen en dos aulas, una de infantil y una de primaria.

Otra característica es la atención de los /as maestras/os, ya que en la mayoría de los casos el docente asume la mayor parte de la carga lectiva con el mismo grupo de alumnos/as, así como la atención en todos los períodos de recreo. El docente permanece con el mismo grupo de alumnos/as durante muchos años por lo que hay un alto grado de confianza y conocimiento entre ambos.

SAMSUNG

2.- ¿En qué se diferencia un colegio rural de uno urbano?

Las diferencias más destacables son:

– La estrecha relación del docente con el alumnado.

– La relación cercana y diaria con la mayoría de las familias.

– El respeto a los ritmos de aprendizaje y a las características individuales del alumnado.

– El intercambio de aprendizajes entre los alumnos de diferentes edades, propiciándose así el aprendizaje por imitación, la tutorización de alumnos mayores hacía los pequeños.

– Mayor número de actividades en el medio natural.

– Los patios suelen ser de hierba, con árboles, flores y elementos naturales.

– La estrecha relación de los docentes con los habitantes del pueblo y los responsables del ayuntamiento.

– El papel del docente se acerca más a la idea que tenemos de “el o la maestra”.

– La autonomía de los alumnos/as en cuanto a los aprendizajes.

– Estrecha comunicación con el resto de los docentes, llegando en muchos casos a una verdadera amistad, debido a la cantidad de horas y vivencias compartidas.

3.- ¿Qué tiene de especial un docente del entorno rural? ¿Crees que tiene que desarrollar unas capacidades determinadas?

Un docente del medio rural, en mi opinión, tiene que tener unas especiales características en cuanto a la cercana relación entre todas las personas relacionadas de alguna manera con la escuela: familias, ayuntamiento, vecinos del pueblo, otros trabajadores de la escuela… y por lo tanto un especial cuidado en que funcione como una auténtica comunidad de enseñanza – aprendizaje. Ahí radica la belleza del ejercicio de la profesión docente en el medio rural, es donde realmente te sientes “maestra” y los alumnos y alumnas, al igual que sus familias, pasan a ser más parecido a una familia y recuerdas, como si fuera en la sala de estar de tu casa, esas tardes lluviosas tras los cristales, mientras leíamos en asamblea el cuento de “ El tonto de mi pueblo” o “ Medio pollito y medio real” de la Colección Cuentos de la media Lunita, sus risas y sus caras de interés, y el pasacalles del Carnaval con la gente animando y el Festival de Navidad que suponía un auténtico acontecimiento en el pueblo y al que acudían numerosos vecinos… Recuerdos entrañables para siempre en la memoria.

El/la maestra rural también tiene que tener un alto grado de la organización. Y tener muy estructurado los aprendizajes y actividades que corresponden a cada uno de los alumnos diariamente, aún con más cuidado que en un aula con 25 alumnos/as de la misma edad, ya que en este tipo de aulas cada alumno/a está realizando actividades diferentes en muchas ocasiones.

4.- En la edición de Presura de este año se hablaba de los colegios rurales como laboratorios de innovación educativa, ¿crees que es una buena idea?

Me parece el entorno más adecuado para la Innovación Educativa, ya que al tener diferentes edades y grupos poco numerosos se favorece la implementación de metodología más conectada con las últimas investigaciones.  Favorece también la cercana relación con las familias y su implicación en el proceso de enseñanza – aprendizaje, ya que como se dice en la sabiduría popular “se necesita la tribu entera para educar a un niño/a”.

5.- ¿Cuál es el futuro de la escuela rural?

El futuro de la escuela rural es incierto, ya que debido a la concentración de la población en el ámbito urbano los pueblos, como ya sabemos, se están quedando vacíos y así sus escuelas. Quiero creer en una involución y en que nos demos cuenta, antes de que sea tarde, que la calidad de vida está en el medio rural y que el niño es más feliz cuanto más cercano se siente a la naturaleza y miembro de la comunidad a la que pertenece.

2 pensamientos sobre “La educación en la escuela rural (I)- María José Manrique, maestra: “Un docente del medio rural tiene que cuidar la relación entre todas las personas vinculadas de alguna manera con la escuela””

  1. Me parecen muy bonitas y muy reales tus reflexiones. Hay que tener verdadera vocación como la tienes tú ya que a veces es más fácil estar en un sitio más grande…..pero el mérito de los maestros rurales es mayor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *