Aprendizaje ubicuo y docentes divergentes: el futuro de las TIC en el aula

El uso de pantallas entre niños y adolescentes es algo tan habitual hoy en día que apenas nos llama la atención. Según una encuesta del INE de 2017, más de un 95% de los niños de 10 a 15 años usan Internet y, a partir de los 12 años, 3 de cada 4 niños tiene un móvil. A este respecto, encontramos opiniones y corrientes muy diversas, pero no podemos obviar el salto generacional con el que enfocamos esta situación, siendo incomprensible para muchos de nosotros el uso que nuestros jóvenes hacen de los smartphones. Para resolver dudas y aclarar esta realidad, hoy hablamos con Camino López, experta en el uso de las TIC en Educación:

  1. ¿De qué manera puede ser beneficioso el uso de las TIC en el día a día de la educación formal?

Los beneficios de las TIC a nivel social son enormes. Gracias a ellas, nuestro pequeño mundo se convierte en mucho más, teniendo alcance casi a cualquier rincón del planeta tierra con un simple Smartphone. Esto nos conecta y nos hace un todo, la llamada Inteligencia Colectiva. Aplicada en el aula tiene enormes beneficios, como ser conocedores desde el minuto 1 de la realidad desde muchos puntos de vista, no solo los sesgados por los medios tradicionales de comunicación. Además, no somos sujetos pasivos con la información como ocurría en el pasado, sino que podemos participar interactuando incluso con las fuentes de origen. Podemos trabajar colaborativamente en línea sin que esto suponga un problema de distancia geográfica o temporal y además lo podemos lograr de manera multiformato enriqueciendo la información a través de múltiples lenguajes (visual, textual, audiovisual, audio…) Hoy por hoy la educación formal tiene la posibilidad de integrarse en la informalidad del aprender día a día sobre la misma realidad aunque esté entre cuatro paredes.

  1. ¿Tiene el móvil un uso pedagógico real?

Sí lo tiene, de hecho prueba de ello es como lo estamos usando cuando nos queremos informar sobre las noticias del día a día, accedemos a cursos en línea a través de las plataformas de MOOC, escuchamos podcast a través de blogs y webs de idiomas para aprender, conectamos con expertos en diversos campos del saber a través de Twitter, aprendemos de fotografía usando Instagram… La clave es siempre la misma: saber cómo usar esta tecnología de manera positiva, haciendo un uso correcto de la misma. ¿Esto que significa? Que si entramos en redes sociales para acceder a información tengamos sentido común y educación a la hora de interactuar. Ahí no valen los modales de tu círculo cercano, sino que le estás hablando al mundo con su diversidad cultural. Por otro lado, eso significa también ser responsables con la información que se comparte. Entre todos podemos hacer de Internet la Biblioteca digital de Alejandría o un basurero de información.

  1. ¿De qué manera está combinando Internet nuestro aprendizaje formal con nuestro conocimiento no formal e incluso ubicuo?

De una manera totalmente íntegra y completa. Hablar de Internet son palabras mayores. Internet no solo es un buscador, como mucha gente piensa. Es un entorno donde se unen el acceso a la información, con la creación de la misma y la interacción. A través de Internet podemos aprender muchos contenidos que están reflejados en el currículo formal educativo, de manera mucho más actualizada que en los libros de texto y mucho más interactiva y rica. Se vincula, queramos o no, con el aprendizaje informal, ya que este no es una elección sino que sucede mientras vivimos. La escuela es un organismo creado para impulsar el aprendizaje y el conocimiento, pero este ya existe sin ella. Integrar el aprendizaje informal en la educación formal es lógico, ya que si no estamos separando la acción natural de aprender con la forzada o impuesta. Seamos claros, casi ningún niño se pondría a estudiar los contenidos que se dan en el colegio de la manera que se dan por su propia cuenta, pero sí quiere investigar el mundo. Y quizá me preguntes: en este escenario que has dibujado, ¿dónde tiene cabida el aprendizaje ubicuo? Mi respuesta es en todos los momentos y lugares. De hecho, eso significa precisamente ubicuo. La forma natural de aprender es esa, pero en la escuela se imponen horarios dentro de un espacio determinado, por eso el concepto aprendizaje ubicuo resulta novedoso.

  1. ¿Es necesario formar a las nuevas generaciones sobre el uso de las TIC?

Siempre, ya que el futuro es tecnológico queramos o no. La llegada de la Industria 4.0 está revolucionando la forma en la que se trabaja a nivel industrial, y ello repercutirá en los demás empleos. Ya se habla de robots abogados, para poder agilizar aquellos pleitos que no requieren de mucha argumentación. Si no formamos a las nuevas generaciones en este presente-futuro vamos a crear una ciudadanía del futuro incompetente a todos los niveles, no solo laboral.

 

  1. ¿Estamos los docentes del presente preparados para desempeñar esa tarea?

En esta pregunta es muy controvertida. Voy a ser sincera: creo que no. Como profesora lo que estoy viendo es que hay muchos profesores expertos en diferentes materiales pero muy pocos son divergentes. ¿Qué es ser divergente? Estar especializado en varias materias a la vez, que no son complementarias a priori. Ejemplo práctico: en los institutos la figura más común de profesor de TIC es un ingeniero informático. Muy bien, es experto en informática, pero nos olvidamos que la asignatura de TIC es mucho más, tiene una carga humanística tremenda ya que una de las principales lecciones es la Sociedad del Conocimiento, la interactividad a través de redes sociales, blogs, webs… Qué queremos, ¿que nuestros alumnos sean técnicos informáticos en la ESO? ¿O que se muevan como peces en el agua en Internet de forma segura y que sepan sacarle todo el partido posible a través de la tecnología? Ahí, está, queremos ambas cosas. Por eso necesitas un perfil mixto que de por sí no expide ninguna carrera. Necesitas a un perfil de profesor que domine varios campos del saber diferentes. Y de esos… pocos hay. Además, muchos profesores todavía están en contra de las TIC, en concreto de las redes sociales. Son muy restrictivos y en muchos casos ni las tienen. Y esos profesores están dando la asignatura de TIC… ¿no hay ahí una incoherencia? Muchos otros no se forman en línea, no utilizan su smartphone para el aprendizaje ubicuo… Cuando hay estas incoherencias significa que la figura del docente hoy día no está completa, y por ello no está capacitada al 100% para formar al ciudadano del futuro. La prueba es que hoy día nos extraña ver que la adicción a Internet cada vez está en aumento… normal. Falta formación a los menores desde un punto de vista integral, en el que también se incluye la parte emocional del ser humano. Para saber más sobre este tema se puede consultar mi conferencia en EDUNOVATIC 2017, o su libro del que soy co-editora y co-autora (2018).

  1. ¿Cuál es la realidad del uso didáctico de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el día a día del aula?

La realidad es un poco la que he ido enmarcando a través de toda la entrevista. En muchas escuelas existe una amplia y variada tecnología, como impresoras 3.0, robots, etc. Pero en muchas otras todavía están los ordenadores del año de la polca en la sala de ordenadores, una o dos para todo un cole. Y claro, cada vez más prohibidos los ordenadores personales de los alumnos, sus smartphones. Afortunadamente, cada vez tenemos a un mayor número de profesores con ganas de autoformarse para integrar cada vez más las TIC en el aula. Prueba de ello es la gran asistencia a los eventos de Espiral, entre los cuales está Espiral Edublogs, premios a los que se presenta cada año un mayor volumen de blogs de profesores activos y comprometidos. Yo soy optimista en cuanto a estos profesores en el futuro, pero gracias a su propio esfuerzo, no porque las cosas a nivel institucional estén cambiando en educación. La Educación de este país necesita modernizarse.

  1. ¿Y cuál es su futuro?

Pues… en España parece que el futuro va a estar lleno de ignorantes y náufragos digitales, ya que el Gobierno está estudiando el prohibir los móviles en las escuelas, como han hecho en Francia. Esta medida incapacita a los profesores para educar en la Sociedad del Conocimiento, ya que ésta se configura a través de las TIC. Y me dirás…. Bueno, tienen otras TIC en el colegio. Sí, pero ¿en todos los colegios tienen los medios suficientes como para que cada estudiante acceda a Internet de manera móvil? No. En muchos casos las TIC que se tienen son la sala de ordenadores, o el miniordenador. Todos ellos con restricciones de acceso por ejemplo a redes sociales y demás espacios de Internet. Sin libertad digital no hay libertad en educación para el futuro. A mí me ha sucedido como profesora, he tenido que dar clase sobre TIC a través del libro de texto… Con eso lo digo todo.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.