cerrar
jueves 06 de agosto de 2020

Nov 17.16

Ángela Fernández: Cinco años de escalada y de momento un séptimo

Foto: Concha Ortega
TwitterWhatsAppFacebook

Ángela Fernández Lobera (10-4-83) le ha dado una bonita alegría a la escalada soriana, al encadenar el pasado domingo su primer séptimo en la Cueva de Somaén. ¿Encadenar un séptimo? En escalada, los grados de dificultad van desde el 1 (andar) hasta el 9b+ (reservado a los superclase mundiales), pero la escalada de verdad con cuerda empieza aproximadamente a partir del cuarto grado superior o del quinto. A partir de ahí, cada número se divide en tres letras (a, b, c), y entre cada dos letras hay un nuevo grado, marcado con un +. Esta es una secuencia: 6b, 6b+, 6c, 6c+, 7a…

Y ahí es donde de momento se ha quedado la escaladora soriana. Hasta ahora, ya había conseguido tres 6c en escuelas de fuera de la provincia de Soria: en Santa Linya (Lérida), en San Pelegrín (Huesca) y en Teverga (Asturias). La primera fue en 2013 y las dos últimas, en el presente 2016, en abril y octubre respectivamente. Este año, por tanto, Ángela estaba fuerte…

Su primer séptimo, un 7a, lo ha firmado además en su provincia de Soria, en una variante de la vía llamada Petabrazos. Somaén es un lugar para los ya bien iniciados en escalada, sin grados sencillos, hasta el punto de que esta variante se utiliza fundamentalmente para calentar. Ángela había estado ya varias veces inspeccionando y probando esta vía, y había conseguido completarla ya escalando de segunda. El nombre de la vía no es casual. El primer tramo es muy desplomado, con presas relativamente buenas, y el segundo sale a una placa, más técnico, “que se me da mejor. De hecho, si toda la vía fuera tan física como al principio probablemente no la habría hecho”.

La tenía, por tanto, bien interiorizada, cuando este domingo decidió ir de primera, subiendo poco a poco, poco a poco… hasta terminarla, proporcionándose una de sus grandes alegrías en su carrera como escaladora.

No es una carrera que se pueda considerar todavía larga, pues no comenzó hasta el año 2011. Su hermano Diego, que vivía entonces en Pamplona, fue el que le inoculó la afición a este deporte. Allí hizo sus primeras vías como todo el mundo que empieza: con los gatos de uno, con el arnés de otra… “hasta que me fui comprando todo el material”.




Reconoce que desde el primer momento le enganchó y decidió entonces apuntarse al rocódromo que tiene la asociación Treparriscos en la calle Montes Claros. Sin embargo, como le sucede a muchos escaladores, lo que de verdad le gusta es la roca. Así, aunque va consolidando los progresos con sus visitas a esa gran cochera, donde de verdad los consigue es saliendo casi todos los fines de semana a escalar a las paredes: “En España hay muchísima roca y muy buena”.

La relación de Ángela con el deporte no es muy extensa. Empezó jugando al voleibol, como su hermano, pero lo dejó alrededor de los 16 años. Ahora, más de tres lustros después, también comparte afición con él: el yoga. De hecho, él es quien le da las clases. El yoga y la escalada guardan bastante relación, porque el primero aporta elasticidad, equilibrio y concentración, virtudes fundamentales para la escalada.

De hecho, uno de los aportes de escalar que más le satisface a Ángela es precisamente el último, la concentración: “No te permite pensar en otra cosa, viene muy bien para evadirse”. El otro tiene que ver con el medio: “Escalar te acerca a sitios preciosos a los que probablemente no irías de otro modo”.

¿El futuro? De momento, no se plantea repetir esa variante de la Petabrazos. En primer lugar, porque “la escalada es muy rara, y hace poco no conseguí hacer un 6b+”. Y, en segundo, porque prefiere probar cosas nuevas. Ya está estudiando un 7a+ allí mismo, en Somaén. Se llama Rojo Atardecer. Ojalá sea ese, o cualquier otro, su próximo avance de grado.




José Ángel González Sainz
Ago 06.20

Los séptimos encuentros del CIAM se reducen y tratan de dar respuestas a la pandemia

Los cursos no contarán este año con alumnos extranjeros aunque ofrecerán una versión online de los encuentros
Buscar
El tiempo - Tutiempo.net
Ver todas las galerías
Ago 06.20

Colisión entre el tren Soria-Madrid y una cosechadora, cuyo conductor resulta herido

El accidente se ha producido a las 10.45, poco antes de Navalcaballo
Ago 06.20
La Diócesis destina otros 19.000 euros para pymes y autónomos
El Fondo Extraordinario Solidario ha ayudado a 73 empresas sorianas desde el mes de mayo
Ago 06.20
La empresa soriana Trufgourmet, reconocida por la UE por el valor económico que genera en la zona rural
La empresa es beneficiaria del Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM), que se asesoró en Soria a 122 usuarias en 2019
Ago 06.20

Bomberos de la Diputación retiran un enjambre de avispas en Salinas

Estas actuaciones son habituales especialmente en verano
Redes
Historias deportivas
Ver todas
Óscar Acebes en las pistas de Los Pajaritos
Óscar Acebes: reencuentro de altura con el atletismo 22 años después, con billete al Campeonato de España

HISTORIAS DEPORTIVAS. Óscar Acebes Montejo (12-12-1977) ha vuelto a pisar las pistas de atletismo después de un ‘parón’ que ha durado más de dos décadas, concretamente 22 años. La ultima vez que compitió lo hizo durante once años con el Foto Montoya (actual Club Atletismo Politécnico Soria), entonces tenía 19 años. El pasado 4 de […]

Nacho Sánchez Romo: volver a Soria gracias al fútbol y la suerte de saber aprovechar las oportunidades
Roman Macek: Tres años de voleibol en Soria, una vida de recuerdos
Raquel Frías: cuatro años tirando con arco, dos Europeos y dos Mundiales
¿Qué había en Soria en 1119?
Ver todas
En el año 1119, el rey Alfonso I El Batallador ordenó el poblamiento de Soria. Se puede considerar que la ciudad como tal fue fundada ese año, como se recoge en el Fuero Breve de Soria publicado en marzo de 1120. Pero en la ciudad, y en la provincia, ya había muchas huellas humanas y naturales antes de entonces. Este es un repaso a algunas de ellas.
¿Qué había en Soria en 1119? Tiermes
¿Qué había en Soria en 1119? La Muralla de Almazán
¿Qué Había en Soria en 1119? Numancia
¿Qué había en Soria en 1119? Atalaya Torre Melero
Fotos para recordar
Ver todas las fotos
El Archivo Histórico Provincial de Soria, de la Junta de Castilla y León, tiene una amplísima y valiosa colección de fotografías antiguas de nuestra provincia. Estas pequeñas joyas son las protagonistas de esta sección.

JCYL AHPSO 36672. Año 1970-75. Fotógrafo: Salvador Vives Soriano. Descripción: Embarcaciones de vela en el pantano de la Cuerda del Pozo. Colección: Fondo Vives. Esta imagen no se puede reproducir sin permiso del Archivo Histórico Provincial.

JCYL AHPSO 37369. Año 1969, agosto. Fotógrafo: Salvador Vives Soriano. Descripción: Camping Fuente de la Teja, inaugurado el 25 de julio de 1969. Colección: Fondo Vives. Esta imagen no se puede reproducir sin permiso del Archivo Histórico Provincial.

JCYL AHPSO 33388. Año 1970-1795. Fotógrafo: Manuel Lafuente Caloto. Descripción: Colonia infantil de la Caja de Ahorros en Salduero. Colección: Manuel Lafuente Caloto. Esta imagen no se puede reproducir sin permiso del Archivo Histórico Provincial.

JCYL AHPSO 22200. Año 1972. Fotógrafo: Manuel Lafuente Caloto. Descripción: Zona de la playa en el río Duero a su paso por Almazán. Colección: Manuel Lafuente Caloto. Esta imagen no se puede reproducir sin permiso del Archivo Histórico Provincial.

JCYL AHPSO 19374. Años 1960. Fotógrafo: Manuel Lafuente Caloto. Descripción: Terraza y mesas en el Hotel Las Heras, en la plaza Ramón y Cajal. Colección: Manuel Lafuente Caloto. Esta imagen no se puede reproducir sin permiso del Archivo Histórico Provincial.

LO MÁS VISTO
De las últimas 24 horas
De la semana