Lunes de Bailas, ¡viva San Juan!

Y el último día de fiestas llegó. Casi sin darnos cuenta nos habíamos plantado ya en Lunes de Bailas. Muchos jurados que lo habían sido nos habían advertido ya de lo rápido que se pasaban las fiestas, recomendándonos que las disfrutáramos al máximo. Y la verdad que no les faltaba razón. Eso sí, podemos garantizar que disfrutamos y aprovechamos cada momento, haciendo que fueran unas fiestas muy intensas que no olvidaremos jamás.

Comenzamos la mañana en el local de Cuadrilla, donde por primera vez desde el día del Catapán sacamos del local a “nuestro” San Juan. Adornado con preciosas flores, nuestros cuatros lo llevaron acompañados del resto de los miembros de la Cuadrilla que desfilaríamos en la procesión de la mañana del Lunes de Bailas hasta la Plaza Mayor. Hasta entonces no habíamos caído en las alturas de nuestros cuatros, y finalmente a Felipe le tocó “bailar” con Julián, y llevar a San Juan “casi en volandas”. Una anécdota más de nuestras fiestas.

Daniel y Laura antes del comienzo de la procesión

Daniel y Laura antes del comienzo de la procesión

San Juan enfilando la calle del Collado

San Juan enfilando la calle del Collado

¡Viva la Jurada de nuestra Cuadrilla, la que más airosa luce su mantilla!

¡Viva la Jurada de nuestra Cuadrilla, la que más airosa luce su mantilla!

La procesión fue muy bonita y la mañana que hizo ayudó mucho a que así fuera. Al llegar a la Dehesa, Jurados y Secretarios asistimos a la tradicional misa del Lunes de Bailas, presidida por la Virgen de la Blanca. Una vez finalizada, y de nuevo en orden, encabezados esta vez por la Cuadrilla de La Blanca, pusimos rumbo de nuevo a la Plaza Mayor para rendir honores a la protagonista de la mañana, la Virgen de la Blanca, y a toda su cuadrilla. La bajada por el Collado fue muy bonita, entre otras cosas porque la Charanga Patxarán nos deleitó con una canción procesional preciosa, “Caridad del Guadalquivir”, que a muchos ya nos sonaba por habérsela escuchado a la agrupación musical de la Cofradía de Las Caídas de Jesús. Cuando llegamos a la escalera del Ayuntamiento de Soria, vimos cómo San Juan hacía la reverencia a la Virgen de la Blanca gracias al buen hacer de nuestros cuatros, y posteriormente le seguimos nosotros, que nos acercamos a entregar un ramo de flores y saludar a Tania y Txiki, los jurados de la Cuadrilla de La Blanca. Tras ese momento, la música procesional se tornó en música festiva, y la Cuadrilla de San Juan comenzó su paseo por el barrio con nuestro santo.

Muchos piñorros acompañaron a San Juan hasta la Plaza Mayor

Muchos piñorros acompañaron a San Juan hasta la Plaza Mayor

Nuestros carteleros haciendo la reverencia a la Virgen de la Blanca

Nuestros carteleros haciendo la reverencia a la Virgen de la Blanca

Llegada a la Plaza Mayor

Llegada a la Plaza Mayor

Los cuatros de la Cuadrilla de San Juan haciendo la reverencia junto a nuestro Santo

Los cuatros de la Cuadrilla de San Juan haciendo la reverencia junto a nuestro Santo

Saludando a los Jurados de La Blanca

Saludando a los Jurados de La Blanca

Leticia y Nacho tras haber homenajeado a la Virgen de La Blanca

Leticia y Nacho tras haber homenajeado a la Virgen de La Blanca

Puedo decir que recorrer las calles de nuestro barrio con San Juan fue una de las cosas más bonitas de las fiestas. Nos lo pasamos genial paseando y bailando con nuestro santo, y disfrutamos mucho de los vecinos, que nos saludaban desde las ventanas y que en algunos casos bajaban a recibirnos e incluso nos entregaban flores para San Juan o nos invitaban a unas cervezas o unas copas de champán. De verdad, vivimos momentos muy emocionantes. Tras una larguísima ronda, a las 20:00 San Juan hacía su entrada en nuestro local de cuadrilla, momento en el cual se puso a llover. Nos acordamos de todos aquellos sanjuaneros que estarían empapados de agua en Las Bailas, unas bailas que este año no pudimos disfrutar.

Disfrutando de la tarde del Lunes de Bailas en el barrio junto a unos vecinos

Disfrutando de la tarde del Lunes de Bailas en el barrio junto a unos vecinos

Los Jurados también quisimos portar a San Juan

Los Jurados también quisimos portar a San Juan

Tras tomar algo y cenar, llegó el momento del Adiós San Juan. Un acto pasado por agua, que fue muy emotivo y en el que dijimos adiós a unas fiestas que han sido maravillosas. Fue un momento único ver desde la escalera del Ayuntamiento, desde la que hacía sólo cinco días habíamos vivido el Pregón, a toda nuestra cuadrilla haciéndose notar, con nuestros pañuelos en alto, despidiendo las mejores fiestas del mundo. Momento precioso fue también en el que con la sanjuanera “Jota de San Juan”, Jorge, Jurado de San Miguel y yo, cantamos a nuestras Juradas la última estrofa: “tus ojitos me prendieron el Domingo de Calderas, y desde el Lunes de Bailas soy niña tu prisionero”.

Leticia y Nacho en el Adiós San Juan

Leticia y Nacho en el Adiós San Juan

Nuestros colaboradores, pañuelo en alto, despidiendo las fiestas

Nuestros colaboradores, pañuelo en alto, despidiendo las fiestas

Y se acabó. Nos abrazamos, compartimos vivencias y emocionados terminamos con la experiencia de haber sido los Jurados de la Cuadrilla de San Juan durante las Fiestas de San Juan de 2016. Momentos únicos, mágicos, emocionantes. Gracias a todos, una vez más. ¡Viva Soria! ¡Vivan las Fiestas de San Juan! ¡Viva la Cuadrilla de San Juan!

Nacho Lapuerta

2 Comments

  1. De nuevo repetiros que la experiencia ha sido increíble,irrepetible y no se cuantos mas adjetivos usar
    Desde luego que han sido unas fiestas que no podremos olvidar
    Muchisimas gracias pareja !!!!!!!!!!!!
    Sois increibles!!!!!!!!
    Sois increibles

  2. Ha sido una experiencia unica y maravillosa. Con un equipo de colaboradores fantasticos, todo ha sido mas facil. San Juan 2016 estara siempre en nuestra memoria y sobre todo en nuesttos corazones. Gracias Nacho y Leti por transmitirnos vuestra ilusion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Resuelva la operación *