thumb image

Cap. 253. 23/26-12-2020. Navidad madrileña

Aprovechando las fiestas navideñas, y coincidiendo con las fechas exactas del levantamiento de las restricciones (23-26 diciembre), estuvimos en Madrid para ver a la familia después de demasiadas semanas sin hacerlo. Castilla y León no permite entrar y salir para pasar estos días con allegados, así que para abandonar Soria era necesario tener familia directa para poder salir… y que la comunidad de destino acepte el ingreso de forasteros, algo que estos días han hecho todas salvo la Comunidad Valenciana. En Madrid exigían un documento de declaración responsable, con datos propios y del lugar de visita, algo que había rellenado e imprimido. No hizo falta mostrarlo.

Día 23. Breve vuelta por el centro de Madrid, al que acudí andando en un largo paseo desde casa. Estaba precioso de iluminado como siempre, aunque con bastante menos gente que en cualquier año anterior y esperemos que posterior. Una de las estrellas que parece que han venido para quedarse es el gran árbol de Navidad de Hermes. La lujosa tienda francesa, situada junto al igualmente lujoso Four Seasons, van a convertir esta zona de Canalejas de Madrid en un lugar que muchos vamos a visitar sin necesidad de utilizar la cartera.

Día 24. Como este año no nos juntamos todos, la mañana del 24 fue para visitar a la familia de San Fernando de Henares y, de paso, para dar un paseo por esta localidad de tanta historia. Un gran belén, la visita a la plaza de los Paños donde se ubica el Ayuntamiento y un copioso almuerzo llenaron bien llenada la mañana.

Día 25. Por la mañana, excursión familiar a un lugar que no conocíamos, aunque parezca mentira: el Monte de El Pardo. Mil veces lo hemos visto desde el tren (la parte no visitable del mismo), pero nunca lo habíamos paseado. Apenas se puede recorrer el 5% del mismo. El resto, vallado, pertenece a Patrimonio Nacional. Es ahí donde se encuentran joyas de la fauna española como el águila imperial, además de una gran cantidad de herbívoros. Nosotros dimos un paseo por Valpalomero (cinco kilómetros agradables), antes de tomar algo junto al Palacio Real de El Pardo. No pudimos entrar a El Cristo porque la iglesia estaba llena debido a los aforos actuales.

Día 26. Después de estos tres días de hogar y sencillas visitas, madrugón para regresar a Soria, tras un café en el Hospital Ramón y Cajal para completar la estancia con la visita a amistades. De regreso, nueva parada en Santo Tomé del Puerto y en varios pueblos de Soria antes de llegar a la ciudad. A ver si pronto vuelven a levantarse esas restricciones, sería una buena señal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.