thumb image

Cap. 262. 26-6-2021. Madrid ya tiene río

De pequeño, me costaba entender que muchas de las grandes ciudades europeas tuvieran un gran río a su altura (París-Sena, Roma-Tíber, Londres-Támesis, Lisboa-Tajo, Dublín-Liffey, Budapest-Danubio, San Petersburgo-Neva…), y que la mía, Madrid, tuviera uno del que pareciera avergonzarse y que la mayoría de las personas de mi generación jamás habían visto a su paso por la capital. Sabíamos que se llamaba Manzanares porque lo estudiábamos en la escuela.

De pronto, y bastante tiempo después de haber abandonado Madrid, empecé a leer que la ciudad quería volver a tener río, redescubrirlo.

Y no solo lo ha conseguido, sino que el Manzanares a su paso por Madrid se ha convertido en algo muy diferente a lo que suelen ser estos ríos de las grandes ciudades. No hay grandes barcos que cada hora lo surcan repletos de turistas.

A cambio, hay garzas, martinetes, gallinetas… y dicen que hasta nutrias. Han desaparecido las presas como tales y ha regresado la vegetación de ribera. Parece un milagro, para cuya consecución el dinero fue necesario pero no lo más importante.

El viernes me di mi primer paseo largo por Madrid Río, misma idea que tuvieron miles de madrileños, de personas residentes en Madrid y quizás algunos turistas.

Puente monumental de Arganzuela, una de las nuevas construcciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.