thumb image

Cap. 278. 7/9-12-2021. Eldoret. El fartlek de Iten no era un mito. Tambach

Seguimos en esta concentración en altura por tierras de Kenia, una concentración con base en la localidad de Iten, pero de la que algunos días hacemos escapadas para trabajar (los que trabajan) en pistas de atletismo homologadas. Las que aparecen en esta entrada son pistas de tierra, el mismo material donde el grupo de atletas realiza sus rodajes.

El martes 7 bajamos a Eldoret, la capital del condado de Uasin Gishu. Kenia tiene 47 condados, con una población bastante homogénea. Eldoret es la sexta ciudad más grande de Kenia, y pronto adelantará a la quinta si sigue su crecimiento imparable, el más exagerado de este país: ha subido de casi 300.000 habitantes en 2009 a casi 500.000 en 2019.

Está bien visitar las ciudades para darse cuenta de lo bien que se está en los pueblos. Nuestro primer contacto con ella fue tranquilo, pues entramos directamente a la pista de atletismo del Campus de Annex de la Universidad de Moi. La pista está al lado de la cafetería donde a las 12.00 entraron decenas de estudiantes de Derecho para tomar su almuerzo.

En la pista, después del calentamiento, cada uno de los atletas realizó las series que sus entrenadores le habían asignado. Eldoret está a unos 2.000 metros, frente a los 2.400 de Iten. 

Tras un breve lavado en un grifo cercano, nos dirigimos con el matatu al centro de la ciudad. Allí nos percatamos de que esa tranquilidad primera no se corresponde con la realidad de Eldoret, otro caos de características algo diferentes al de Nairobi.

El matatu ni siquiera pudo parar dos minutos para que comiéramos en el restaurante indio que nos habían recomendado, el Sunjeel, un gran acierto. Después de comer, breve paseo para tomar un café y un zumo, y otro un poco más largo para dirigirnos al Rupa Mall, un lugar muy diferente al resto de la ciudad, que incluye una piscina cubierta que también fue utilizada por personas del grupo para completar su entrenamiento. De noche (pronto anochece), regresamos a nuestro hogar de Iten.

Ayer miércoles 8 fue un día total de relax, hasta el punto de que nos dimos largos masajes de fisioterapia en nuestro hogar del C&C. Eso era a las 11.00. Antes, nos fuimos caminando a otra zona de Iten, no hacia el centro, para tomar un café en uno de los lugares elegidos por los atletas para sus concentraciones en Iten, el High Altitude Training Center fundado por la keniana nacionalizada neerlandesa Lornah Kiplagat.

Después de los completos masajes de nuestro fisioterapeuta Ben, comida y siesta hasta las 17.00, hora a la cual Nacho había quedado con Totti Corbalán, preparador físico de Ikaika Sports, a través del cual trabaja con algunos de los mejores atletas de Kenia. Regresamos al Point View para tomar un café, y de nuevo al hogar para cenar y despedir la jornada en el apartamento que hemos elegido como sede social del grupo.

Hoy jueves 9 hemos madrugado para disfrutar de uno de los lujos de Iten: ver en directo el fartlek que se repite dos veces a la semana, los martes y los jueves. El fartlek es un entrenamiento consistente en ir cambiando de ritmo dentro del rodaje. El de hoy, en concreto, eran dos minutos rápidos (muuuuuuy rápidos) y otro de recuperación, dirigidos por algunos de los primeros atletas.

Los fartlek de Iten empiezan a las 9.00. La moto que hemos cogido nos ha dejado a las 9.03 en el lugar de inicio y allí no había nadie. Les hemos visto a lo lejos por los caminos y, con moto y todo, nos ha costado adelantar al amplio grupo, de algo más de un centenar de atletas.

No sabemos exactamente cuánto dura. Creemos que no mucho y que cada atleta completa los minutos que tiene planificados si es que puede.

A las 10.00 habíamos quedado de nuevo en el cruce de nuestro hogar con Denis (nuestro cicerone en Iten, también atleta) y un matatu. Hoy, el objetivo era otra pista de atletismo, más cercana que Eldoret: la de Tambach, situada abajo en el Valle del Rift, a algo más de 1.900 metros. Se notaba la diferencia de temperatura, más elevada que en Iten. Tambach e Iten forman una especie de municipalidad conjunta de unos 45.000 habitantes, la mayoría de ellos residentes en el medio rural.

El grupo, además de nosotros nueve (Dani, Elgar, Lorea, Marta, Nacho, Sara, Saúl, Sergio, Sergio), ha aumentado hasta las 12 personas con dos atletas de Escocia y una de Países Bajos, Marissa Damink, con los que solemos compartir horario en el comedor del C&C.

Igual que en Eldoret, primero ha tocado calentar con un rodaje suave de seis u ocho kilómetros, antes de realizar las series en este circuito de 400 metros de cuerda que estaba tan vacío como el de Eldoret, porque los entrenamientos matutinos de los atletas de Kenia suelen ser anteriores a los nuestros.

Esas dos horas de trabajo han precedido al regreso, valle arriba, hasta Iten, a nuestra balconada en el Valle del Rift. De nuevo hemos quedado esta tarde-noche (aquí todo va antes) con Totti Corbalán, para otra charla de conocimiento de Iten y de Kenia, esta vez con cena incluida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.