Archivo de la categoría: Bazar

6-2-2016. ¿A qué velocidad del viento empiezan los huracanes?

Antes de anoche, en la madrugada del 4 al 5 de febrero, todos los que vivimos en Soria pudimos escuchar desde nuestras camas el fortísimo viento. A un amigo mío le tiró una puerta de una finca donde guarda vacas.

Peor fue lo que sucedió en Covaleda, y mucho peor pudo haber sido. Un gran abeto situado en mitad del pueblo se desplomó sobre la travesía, golpeando incluso algún edificio aunque sin causas ningún daño a las personas.

El abeto caído en Covaleda. Foto: Agustín Sandoval
El abeto caído en Covaleda. Foto: Agustín Sandoval

Nos informaron nuestros corresponsales de Pinares de que el viento había alcanzado velocidades de hasta 130 kilómetros por hora. Según la Escala de Beaufort, cuando el viento alcanza una velocidad de 118 kilómetros por hora puede empezar a considerarse un huracán. Buena parte de la provincia de Soria sufrió esa noche vientos huracanados.

Eso me ha recordado lo que sucedió en San Leonardo, el 1 de junio de 1999, cuando un tornado arrasó muchísimos pinos en las cercanías del pueblo. Los partió de cuajo. J. Mateo Tierno inició su blog ‘Tardes de tormenta’ hablando de ese tornado.

Leer la entrada de aquel blog

El tornado de San Leonardo
El tornado de San Leonardo

Por último, hoy me han enseñado unas imágenes de Noruega. La gente no puede ni andar del viento en las calles. Aunque no lo conocía hasta hoy mismo, he descubierto que es de hace algo más de un año.

5-2-2015. Toda la población mundial cabe ‘holgada’ en la provincia de Soria

El otro día por la mañana, el domingo, estaba escuchando ‘No es un día cualquiera’, el programa matutino de los fines de semana de RNE. A veces les pasa como a mí. Empiezan a hablar de un tema, enlazan con otro, que a su vez enlaza con otro, y ya nadie se acuerda del inicial ni parece importarle mucho.

A ver si recuerdo la sucesión de los hechos. Estaban hablando de la manifestación de Podemos del sábado por la mañana en Madrid. Esta Marcha del Cambio convocó entre 100.000 y 300.000 personas, según las fuentes. Alguien del programa dijo que había trabajado en algún medio, en el cual tenían un sistema para contar a la gente en las grandes concentraciones. Según ese sistema, en cada metro cuadrado de terreno cabían hasta tres personas. Si una manifestación es relativamente holgada, sin los apretujamientos del Lolita, se calcula una persona por cada metro cuadrado.

Barcelona-Torredembarra

Entonces saltó otro de los ocupantes del plató, quien alguna vez había escuchado lo siguiente (aprox.): «Si se traza una recta entre Barcelona y Torredembarra (él citó 85 kilómetros), y se aprovecha dicha recta como uno de los lados de un cuadrado, en dicho cuadrado cabría toda la población del mundo».

Considerando que la población actual mundial es de unos 7.200 millones de habitantes, y que 85 multiplicado por 85 da como resultado 7.225 kilómetros cuadrados (7.225 millones de metros cuadrados), efectivamente, todas las personas del mundo cabrían en dicho cuadrado.

Una tercera persona, o quizás la primera, ratificó esas palabras, recordando que alguna vez había escuchado que todos los humanos cabían en la provincia de Zaragoza. Eso no tiene mérito alguno, porque la provincia de Zaragoza es la cuarta más grande de España con 17.274 kilómetros cuadrados, detrás de Badajoz, Cáceres y Ciudad Real.

El encanto y el problema

Sin ir tan lejos, la provincia de Soria también podría acoger a todos los habitantes del planeta. Sitio para escoger tienen. Soria tiene 10.297 kilómetros cuadrados según aprendí de pequeño. Sobrarían todavía 3.000 kilómetros cuadrados.

No tengo ni idea de cuál será el cupo máximo de personas que aceptaría con comodidad la Tierra. Sí sé que en Soria estamos lejos de nuestro cupo, y que en esa lejanía radica mucha parte de su encanto y de su problema.

4-2-2015. La Marmota, la Candelaria, la sombra, un pulpo, la primavera

Hay días en los que no sé muy bien qué escribir y hay semanas en las que los temas se me van acumulando. Pero en fin, basta ya de llorar y vamos con el tema de hoy.

Antes de ayer, 2 de febrero, se celebró el Día de la Marmota. En Estados Unidos se llama The Groundhog Day, y una película famosísima protagonizada hace 20 años por Bill Murray convirtió en icónica esta tradición. El cine de los Estados Unidos es así.

La celebración de este año
La celebración de este año

Hay una población que se llama Punxsutawney que, gracias a esa película, hospeda cada 2 de febrero a miles de personas deseosos de saber en primera persona el tiempo que va a hacer en las próximas semanas. Quizás aprovechan y se toman algo. Punxsutawney tiene unos 6.000 habitantes y está en Pensilvania, muy lejos de Filadelfia (casi 500 kilómetros), pero bastante cerca de Pittsburgh (130).

Ver web del Club Día de la Marmota

El Club del Día de la Marmota cifra en el 100% la cantidad de aciertos de la marmota Phil en sus predicciones, desde que comenzó con esta tradición en 1887. Gente que se ha molestado en averiguaciones científicas, rebaja ese porcentaje al 37-39%, pero yo me quedo de largo con lo que dice Phil y con lo que corrobora el Club de su Día.

¿Cómo es la predicción de Phil? Muy sencilla. Sale de su madriguera ese día 2. Si ve que el día está nublado, se dará una vuelta por los alrededores, y eso significa que la primavera está al caer. Si está soleado y es capaz de ver su sombra, regresará a la madriguera a dormir, dando a conocer que quedan todavía seis semanas de invierno. Si el Pulpo Paul, sin tener ni idea de fútbol, acertó los resultados de la Eurocopa 2008 y del Mundial 2010, es inconcebible que se equivoque un animal que se dedica a lo mismo desde hace casi 130 años.

Aunque es Punxsutawney (control C-control V por tercera vez) la población que se lleva la fama, esta tradición se celebra en otras muchas de Estados Unidos y de Canadá. En el estado de Wisconsin, este mismo año, la marmota elegida mordió la oreja del alcalde.

Ver el vídeo del mordisco

Pero Estados Unidos es un país nuevo, y muchas de estas tradiciones las heredaron de Europa, donde son milenarias aunque menos cinematográficas. El 2 de febrero es la mitad del invierno. Coincide con la Virgen de la Candelaria, celebrada en centenares de pueblos de toda España. En Soria, por ejemplo, en Abejar, Alcubilla de Avellaneda, Coscurita, San Leonardo de Yagüe, Vadillo, Torreandaluz, Arcos de Jalón, Valdeavellano de Tera, Cabrejas del Pinar, Aldealseñor… y seguro que alguno más.

Fiestas de las Candelas en San Leonardo. Foto: Santiago Farizano
Fiestas de las Candelas en San Leonardo. Foto: Santiago Farizano

La tradición es similar: «Si la Candelaria llora, el invierno está fuera; si no llora, ni dentro ni fuera». Es decir, que si llueve o está nublado el 2 de febrero, el invierno está a punto de marcharse. Este refrán es más bonito en gallego porque rima: «Si la Candelaria chora, el invierno fora, y si no chora, ni dentro ni fora».

Por cierto, este año, según la marmota norteamericana y según la Virgen hispana, nos esperan seis semanas de invierno. Nos abrigaremos y esperaremos a que venga, cuando ella lo considere oportuno, la primavera.

Dedicado a ERT

3-2-2015. Animales en la nieve, fotografías

Hay varias cosas que le gustan a todo el mundo. Dos de ellas son los animales y la nieve, así que, cuando se juntan, levantan pasiones.

En estos tiempos, levantar pasiones significa circular masivamente por las principales redes sociales: Twitter, Facebook y WhatsApp son las que más domino.

También en estos tiempos, si haces una foto bonita y la compartes en un grupo medio amplio de WhatsApp, ya puedes ir despidiéndote de ella. Una misma imagen puede haber sido tomada en multitud de lugares diferentes, y no es fácil conocer el manantial primero.

Algo así ha sucedido estos días en Soria. Tanto las fotos adjuntas como el vídeo fueron tomados en Soria si fueran ciertos los comentarios de algunas personas que aseguran que se la pasó alguien a quien se la pasó alguien que la hizo, y que ese alguien vio todo esto en Soria. Pero parece que no, que las imágenes de los ciervos pertenecen a Maraña y Portilla de la Reina (León) y la de las ovejas al norte de la provincia de Navarra (de esto último no estoy tan seguro).

Estos días en Soria se esperan de mucho frío y mucha nieve. Saldremos al campo con la cámara a ver si podemos captar instantáneas parecidas.

2-2-2015. Demis Roussos, otra persona que no nació en su país

¿Qué es lo básico que pone en la biografía de cualquier persona? El nombre, la fecha de nacimiento y el lugar. La fecha de nacimiento puede ser calculable por el aspecto, y no es un tema que interese en este blog. En este blog lo que interesan son los lugares, la geografía.

Murió Demis Roussos la semana pasada, justo después de las elecciones de su país, Grecia. Pensé: «¿En qué ciudad griega nacería este señor del que todo el mundo conoce al menos una de sus canciones? (luego la ‘pincho’)».

Miré de nuevo en una página muy famosa y vi que no, que no había nacido en Grecia. Me dan muchísima envidia estas personas que piensas que son de un país y que, por circunstancias de la vida de sus padres, tuvieron que venir al mundo en otro totalmente diferente.

demis

Roussos es una de ellas. Nació en Egipto, en la ciudad de Alejandría, aunque de padres griegos, expatriados. Ya con poco más de diez años estaba en la tierra de Aristóteles, Eratóstenes y Praxíteles, la que realmente se puede considerar su tierra. No sé por qué no se ponen más nombres griegos a los niños que nacen.

La canción más famosa de Roussos, si mis sensaciones no son erróneas, es la de ‘trikitrikitriki… mana mou’. No puede haber tema más pegadizo. Seguramente mucha gente se enterará en este momento de que esa canción se titula ‘Mañanas de terciopelo’. Disfrutémosla una vez más.

1-2-2015. Se cumplen cuatro años de un viaje de cuatro meses por cuatro continentes

Hoy domingo 1 de febrero de 2015 se cumplen cuatro años del inicio del viaje más largo de cuantos he realizado hasta ahora: cuatro meses por cuatro continentes. Pensaba que cosas así eran irrealizables hasta que me lo propuse.

En algún documento de word que ahora mismo no sé dónde está iba escribiendo un párrafo diario, un recordatorio de lo que iba haciendo. No descarto reencontrarlo algún día. Mientras tanto, para que permanezca en la memoria, voy a relatar rápidamente el itinerario de aquellos cuatro meses:

Valdeavellano de Tera, Soria, Madrid, Dublín (1-2), Nueva York (2-2), Chicago (6-2), Las Vegas, Cañón del Colorado, Utah… (10-2), Los Ángeles (15-2), Fiji (19-2), Auckland (24-2), Waitomo, Tongariro, Wellington (1-3), Alpes neozelandeses, Christchurch (3-3), Sydney (6-3), Cairns (9-3, me quedé casi dos meses, con escapadas a Port Douglas, Cape Tribulation, Kuranda), Singapur (2-5), Kuala Lumpur (5-5), Vientiane (8-5), Vang Vieng, Pakse (11-5), Si Phan Don (14-5), Templos de Angkor (16-5), Bangkok (18-5), Koh Tao (20-5), Londres (25-5), París (27-5), Madrid (28-5), Soria, Valdeavellano de Tera (31-5).

Una docena de países

Fueron cuatro meses visitando una docena de países, varias ciudades, conociendo gente, a veces muy tranquilo y a veces cambiando casi a diario de lugar. Qué duro fue volver.

Una de las cosas que más ilusión me han hecho en mi corta vida fue la fiesta sorpresa que me hicieron en el Swing y, todavía más, el vídeo que me prepararon, graciosísimo, surrealista y lleno de pequeños detalles y cariño. Tenemos tiempo para ir contando cosas de algunos de esos lugares. Hoy, de momento, para celebrar este cumpleaños, voy a poner aquel vídeo con ese temazo de los Pixies, ‘All over the world’.

31-1-2015. El Castillo de Predjama

Hablaba en las dos últimas apariciones de este blog de la importancia de las fotografías a la hora de promocionar un lugar. Supongo que no he descubierto nada con esta afirmación. Ayer viernes hablé de una foto que me dijo «ven a verme» y le hice caso (la Aiguille du Midi cerca de Chamonix, en los Alpes, en Francia).

Hoy voy a hablar de otra foto que me ha dicho esas mismas palabras. En concreto, me las dijo el miércoles, en mi visita a Fitur. No fue la única que me ofreció sus encantos, pero de entre las varias instantáneas fue la que más me llamó la atención. La foto en concreto es esta:

La foto que hice en Fitur
La foto que hice en Fitur

Primero vi la foto y el texto: ‘Castillo de Predjama. Récord del Mundo Guinness al castillo más grande instalado en una cueva’. Supongo que no tendría muchos competidores, o yo desde luego no conozco muchas cuevas con castillos en ellas.

Después de ver la foto y el texto, miré para arriba. Eslovenia. A Eslovenia iremos algún día, espero que en menos de un par de años, con el objetivo único de ver este castillo cuya fotografía me habló el miércoles.

predjama

Al llegar a Soria, como siempre desde que me instalé internet en casa, busqué cuatro cosas de esa edificación, original de comienzos del siglo XIII, pero construido en su estado actual tres siglos después, en el XVI.

Si el castillo tiene buena pinta, lo mismo sucede con la cueva. No es una pequeña oquedad en la pared, sino que se trata de uno de los complejos subterráneos más importantes de Eslovenia, y en Eslovenia cuevas grandes hay muchísimas. De la que estamos hablando, llamada curiosamente la Cueva Debajo del Castillo de Predjama, tiene un sistema de cavidades de más de 13 kilómetros.

No muy lejos, por ejemplo, está la cueva más grande de Eslovenia, llamada de Postojna, y que puede ser visitada incluso a bordo de un pequeño tren.

Postojna, la cueva más grande de Eslovenia
Postojna, la cueva más grande de Eslovenia

El Robin Hood de Eslovenia

Volviendo a Predjama, en su castillo vivió y murió Erazem Lueger. El nombre, Erazem, seguro que les suena a los aficionados al baloncesto. Llamarle como le he llamado el Robin Hood de Eslovenia es de las cosas menos originales que he hecho en mi vida. Lueger era un barón que se transformó en bandido, con la finalidad de robar las pertenencias de los ricos para repartirlas entre los pobres. Lueger, cuya historia merece la pena ser leída, murió traicionado, en una letrina.

Leer la historia de Erazem Lueger

30-1-2015. Ver la foto de un lugar, tener la necesidad de conocerlo y satisfacer esa necesidad

La entrada de ayer era una pincelada rápida de mi también rápida visita a Fitur del miércoles. En ella, en la entrada, coloqué cuatro fotografías hechas por mi cámara de cuatro fotografías que vi en los expositores de los diferentes países.

No soy diseñador y, es más, estoy incapacitado para serlo. Pero si me encargaran el diseño del expositor de un país, de una comunidad autónoma o de un Ayuntamiento, lo tendría claro: fotos grandes de los sitios más fotogénicos, que no siempre coinciden con los más bonitos.

Viene esta reflexión a recordarme un archivo PowerPoint que recibí a comienzos de 2012. En algún rato de ocio de mi trabajo de entonces, abrí el archivo y vi las fotos. Creo que de estar medio atumbarrado y dormido pasé a incorporarme y a ponerme completamente alerta: aquel lugar tenía que ser visitado.

Lógicamente, aquel archivo tenía varias fotos, pero creo que fue una la que más me llamó la atención:

Aiguille du Midi desde las alturas
Aiguille du Midi desde las alturas

No tenía ni idea de dónde podía estar eso, aunque tampoco nos costó mucho averiguarlo. Algunos meses después, en abril de 2012, Óscar y yo volamos a Ginebra, desde donde cogimos una furgoneta que nos dejó en Chamonix. Allí estuvimos tres días, y allí regresé el verano de 2014. Nos costó mucho encontrar un bar para ver un Barça-Madrid en el que ganó el Madrid 1-2 con gol de Cristiano.

El objetivo número uno del viaje de 2012 era subir al Aiguille du Midi, a la Aguja del Mediodía. No hay que ser un gran escalador para conseguirlo, es suficiente con desembolsar el coste del teleférico que, en poco rato, sube de los 1.000 metros de Chamonix a más de 3.800. Ello, en apenas 20 minutos y con una parada. En ese momento, ese era mi récord de altura sobre el nivel del mar.

Ese día de abril de 2012 no había mucha cola. Había terminado el esquí y no había empezado el verano, era temporada baja. En agosto del año pasado, sin embargo, había cientos de personas deseando conocer una de las atracciones más importantes de esta ciudad francesa. Entiendo que si este blog vive unos cuantos meses más, la palabra Chamonix volverá a ser tecleada algunas veces por mis dedos.

Inmediaciones del Aiguille du Midi
Inmediaciones del Aiguille du Midi

29-1-2015. Cuatro fotografías de cuatro fotografías de Fitur

Ayer estuve en Fitur. Se pueden escribir mil cosas acerca de la gran Feria Internacional del Turismo que todos los años, a finales de enero, se celebra en Madrid. Yo voy desde hace más de 20 años, no sé cuántas veces he estado. Me encanta. Fitur se ubica entre la locura y el paraíso, si el paraíso fuera ver fotografías, agarrar folletos y recabar información de los lugares que tienes apuntados en la lista de visitables.

Fitur tiene dos elementos completamente diferenciados. El fin de semana se abre a todo el mundo, a todos los posibles turistas españoles que tienen al lado de una estación de Metro las ofertas de 165 países y de todas las comunidades autónomas españolas.

Tres días solo para profesionales

De miércoles a viernes, los pabellones de Ifema se abren solo a profesionales. En 2014 escuché a una persona decirle a otra: «A veces es suficiente con un acuerdo de diez minutos para hacer rentable todo el cansancio de estos cinco días. pero hay que estar». Y parece que es verdad. Nadie falta, cada uno según sus posibilidades o aspiraciones. Por ejemplo, lo de Andalucía es fuera de lo normal, ocupan siempre un pabellón entero para ellos.

Quizás hable otros días de otras cosas de Fitur. Hoy me voy a limitar a poner cuatro fotos, hechas casi al azar. Se trata de la ciudad portuguesa de Elvas, del famoso Púlpito de Noruega, del extraño y apasionante Delta del Okavango de Botswana, y de un león que me estaba mirando.

28-1-2015. Probablemente, el mejor anuncio televisivo de la historia

Tiendo a exagerar en los titulares, lo sé. Pero también sé que quien viera el famoso anuncio de Coca-Cola («para los gordos, para los flacos, para ellos, para ellas, para los que no sé qué, para los que no sé cuál… para todos»), es técnicamente imposible que lo haya olvidado.

Como advertí ayer, quería hacer una segunda entrada sobre mi reciente visita en Atlanta (29 de diciembre de 2014) al Museo de la Coca-Cola. En una de las salas de este museo hay una gran pantalla. En ella se van proyectando numerosos anuncios de todo el mundo sobre la famosa bebida. Hay anuncios actuales y los hay históricos. Creo que no descubro nada si digo que la mayoría eran buenísimos.

Lo mejor de lo mejor

Pues bien, dentro de esa sala, dentro de esa proyección de anuncios míticos de la Coca-Cola, había una sección especial para un solo anuncio, el de ‘Para todos’. Eso es lo que se entiende literalmente como ser ‘la crème de la crème’, ‘lo mejor de lo mejor’.

Es de 2002. En España, afortunadamente, tuvimos la suerte de escucharlo en versión original. El anuncio es argentino, y la voz en off se respetó en las televisiones españolas. Curiosamente, cuando lo vi en Atlanta también lo escuché en español, con subtítulos en inglés. Creo que todos los anuncios del Museo de la Coca-Cola eran en versión original subtitulada.

Ahora, para preparar esta entrada, he buscado el anuncio en el idioma de Robinson. Lo he encontrado. Las palabras están traducidas, pero el tono y la entonación son muy parecidas al original argentino. De este último, por cierto, he encontrado varias versiones, aunque solo voy a colgar una. Consejo gratis: prueba a ver los dos anuncios a la vez, está gracioso.

Si me dejaran pedir un deseo, pediría que el dueño de la cabeza pensante de aquel anuncio no haya tenido que trabajar nunca más a partir de entonces.

El anuncio en español (original):

El anuncio traducido al inglés: