Hoy se cumple el 78 aniversario de la muerte de Antonio Machado y, como haré siempre que me acuerde y mientras dure este blog, la entrada del 22 de febrero irá dedicada a la poesía. En Soria, eso es muy fácil. De hecho, tres de los grandes poetas españoles de los últimos 150 años encontraron buena inspiración para sus historias en estas orillas del Duero. Ya se sabe: Bécquer, Machado, Diego.

Me imagino que será a ellos tres, y en plan genérico a todos aquellos que alguna vez han cantado a Soria, a quienes está dedicada la plaza Los Poetas de Soria capital. Problema: ¿Dónde está? ¿Qué soriano lo sabe sin consultar el Google Maps (lo cual de hecho es inútil)? Una pista: casi todos habéis estado allí. Segunda pista: la del titular, no es uno de los lugares más poéticos de Soria, nada que ver con el Monte de las Ánimas, con el río Duero río Duero…, con San Saturio…

Ver dónde está la plaza Los Poetas en Soria

La placa de la plaza Los Poetas en Soria capital. Foto: Concha Ortega

La placa de la plaza Los Poetas en Soria capital. Foto: Concha Ortega

Paso tanto rato navegando por internet que, en muchas ocasiones, me encuentro cosas que me sorprenden. Hoy comparto una de esas cosas y pasado mañana, si me acuerdo, otra. La entrada de mañana me la sugirió un paseo por la calle.

En algún momento del presente año 2017 se cumplirá el centenario del nacimiento de Laureano Muñoz Viñarás, que falleció en 2004. Los expertos en apellidos de la provincia de Soria ya sabrán de dónde era natural: de Santa María de las Hoyas.

Leer en Wikipedia

Desde su Soria natal, y después de haber estudiado en El Burgo de Osma, inició un periplo por varias ciudades españoles, aunque donde más tiempo vivió y donde más huella ha dejado ha sido en Bilbao. El seudónimo que solía utilizar, Megara, deja claro que nunca olvidó sus orígenes sorianos.

Muñoz Viñarás destacó como crítico de arte y como periodista. Como crítico de arte (siempre tomando como referencia esta publicación de Wikipedia, aunque he estado leyendo otras cosas), recibió palabras de agradecimiento de Ibarrola: “A Laureano Muñoz Viñarás, en testimonio de reconocimiento a su trato correcto y digno en aquellos momentos que se practicó mi aislamiento y represión, y en los que supo alentarme como pintor sin censurarme mi conducta política ni silenciar mi opción ética en la creación estética”.

Como periodista, formó parte del equipo directivo o dirigió varios medios de la Cadena de Prensa del Movimiento, como ‘Hierro’ de Bilbao, ‘Imperio’ de Zamora  o ‘Proa’ de León. Cuando dirigía este último contrató a Miguel Gila para que diera algunos de sus primeros pasos como humorista gráfico, condición que cultivó el resto de su vida aunque los que de verdad le hicieron famoso fueron sus diálogos monologados.

Una de las cosas fundamentales cuando se abre un bar o un restaurante es el nombre. Al menos, esa es la sensación del propietario, porque la verdad es que el nombre es lo de menos. Si son buenos el precio, la atención, la calidad, el ambiente, la variedad y las historias que se viven, el nombre de ese bar o de ese restaurante sonará a música celestial.

Pero es verdad: los nombres son importantes y ocupan muchos pensamientos en las mentes de los emprendedores. Una de las tentaciones en las que es más fácil caer es la de ponerle un nombre exótico, el del lugar de origen o el de algún accidente geográfico característico del lugar.

Gracias a ello, a través de los bares de Soria, es fácil hacer un recorrido no solo por el mundo, sino también por el Universo y todavía más: por el espacio mitológico.

Collage con algunos de los nombres. Concha Ortega

Collage con algunos de los nombres. Concha Ortega

Países y estados, ciudades o barrios norteamericanos

Seguro que se me olvidarán algunos establecimientos, pero voy a citar algunos que, al igual que este blog, hacen referencia a situaciones geográficas. Por ejemplo, países: Mónaco, Argentina, Antigua (no creo que sea por el país), Brasil… Algunos de los bares que voy a citar pueden estar cerrados pero hace escasas fechas. No voy a citar aquellos que llevan varios años sin servicio al cliente.

Supongo que por influencia del cine, abundan las referencias estadounidenses entre los bares de Soria. Hay varios con nombres de estados: California, Florida, Kansas, Nueva York… aunque este último nombre se asocia más a la ciudad que al estado, del que ni siquiera es capital. Tan importante es Nueva York que dos de sus barrios dan nombre a locales en nuestra pequeña ciudad: Tribeca y Soho, si bien este último, que pronto cambia de dirección, es igualmente un barrio de Londres.

Otra ciudad estadounidense a la que se puede viajar sin salir de Soria es San Francisco.

Ciudades santas, pueblos de Soria, localidades de España

Otro restaurante soriano con nombre de un santo y con nombre de ciudad es Santo Domingo (II). Los puristas dirán que San Francisco hace referencia al barrio donde se encontraba la vieja estación de tren y que el Santo Domingo se llama así por la iglesia románica que tiene justo al lado. Pero en origen, todas las denominaciones proceden del mismo lugar.

Es curioso que no hay muchos bares con nombres de pueblos de Soria. Están el Medinaceli, El Royo y El Portillo, aunque dudo que este último se llame así por Portillo de Soria.

Saliendo de la provincia pero no del país, tenemos el bar Teruel, El Rincón de Jerez, el Chayofa (pueblo de Tenerife), el Iruña (Pamplona) o el Cascante (pueblo de Navarra, pero ya sabemos los sorianos que se llama así por el apellido).

Ciudades europeas, el mito artúrico y otros mitos, lugares de agua

Salvo omisión, hay dos establecimientos en la ciudad que se llaman igual que otras tantas ciudades europeas: la preciosa inglesa de York y la no menos atractiva italiana de Rívoli.

El mito artúrico, repleto de historias maravillosas y de lugares esdrújulos acabados en consonante, también es un importante foco de atracción a la hora de ponerle el nombre a un bar. Por ejemplo, Camelot o Avalon. Otro bar que hace referencia a un lugar mítico es El Dorado, cuya búsqueda continúa…

El agua es otro de los elementos que más han llamado la atención de los hombres desde el comienzo de los tiempos y sin pérdida alguna de vigencia: Río, Lago, Isla (este creo que hace referencia a apellido), Oasis o L’ilot du blé noir (el islote del trigo negro… la Crepería).

Arqueología soriana y mesopotámica, lugares de paso, los planetas y lo más lejos

Hace ilusión que los dos grandes yacimientos arqueológicos sorianos tengan su nombre en bares de Soria: Numancia (ahora parece cerrado, el cartel pone ‘Numantia’) y Termancia. También puede viajarse a los lejanos tiempos mesopotámicos tomándose algo en el Babilonia, allí donde murió Alejandro Magno con apenas 32 años.

Otra manera bonita de nombrar locales es utilizando palabras españolas antiquísimas, muchas de las cuales pueden leerse en los libros de hace algunos siglos: Mesón, Posada, Ventorro o, más nueva, La Estación. La Capital, una franquicia, también es una clara referencia geográfica.

En Soria también hay nombres de planetas: Venus y Dulce Venus. Incluso hay otro local casi mítico en la ciudad, cuyo nombre engloba a la vez a todos los lugares y ninguno, donde nadie ha estado y adonde todo el mundo alguna vez se ha dirigido: El Quinto Pino. Ahora está cerrado, a la espera de que alguien vuelva a dar vida a ese local.

Fotos: Concha Ortega

Ahora parece una insensatez plantearlo, pero es posible que dentro de algunos siglos la bilocación sea algo de uso común. Mientras tanto, tendremos que tirarnos de los pelos por tener que elegir entre una opción cuando se plantean dos de interés máximo. Y si ya aparecen encima las obligaciones…

Este fin de semana hemos subido a Castellón aprovechando que era el Campeonato de España de Maratón y para subir a la cima más alta de esa provincia (ver). Algún tiempo antes, me wasapearon desde El Burgo de Osma invitándome a participar de un viaje a tierras palentinas para subir al Curavacas, la montaña más emblemática de esta provincia, pero no por su ruta habitual sino por el Corredor de la Y.

Por el Corredor de la Y, hoy domingo

Por el Corredor de la Y, hoy domingo

La expedición la han formado finalmente Ángel, Chupi, Dani, David, Dioni y Edu. Han tenido la suerte de vivir un espectacular día de sol, disfrutar unos paisajes maravillosos y pisar la cumbre. Han tenido también la generosidad de tomar fotografías para que todos podamos ahora disfrutarlas desde nuestras pantallas electrónicas.

Por la grandeza del Curavacas, y como un detalle por la gran cantidad de veces que entro a Mendikat, voy a poner la reseña de esta web sobre los 2.524 metros de este coloso.

Leer sobre el Curavacas en Mendikat

 

Como hoy hay entrada del Libro y del blog de las Cimas, esta del Bazar es muy corta. Hoy hemos subido al pico más alto de Castellón, al Penyagolosa. Allí, Ángel Carlos nos ha informado de que, para llegar luego hasta Castellón, pasaríamos por el Puerto del Collao. Para los no sorianos, el Collao (El Collado) es también la calle más importante de Soria.

Cuando hemos pasado por el puerto, nos hemos visto empujados a parar para hacernos una fotografía junto al cartel. Resulta que, oh casualidad, el Collao de Castellón se encuentra a 1.055 metros sobre el nivel del mar, casi los mismos a los que se encuentra el de la ciudad de Soria, con la diferencia de que el de tierras levantinas es un puerto y, el de tierras sorianas, una vaguada entre laderas que suben, cubiertas desde hace siglos por edificaciones.

En el Port del Collao

En el Port del Collao

 

Entre las listas de difusión del wasap, las redes sociales y el boca a boca, muchos sorianos conocerán ya la noticia que doy en el titular: cierra el Lolita. Creo que no exagero si digo que es el bar que menos tiempo ha necesitado en la historia de Soria para convertirse en un clásico. Ha durado tres años, tres meses y tres semanas, aproximadamente.

Abrió en noviembre de 2013 en la calle Caballeros, casi a hurtadillas, en un local que yo conocía de antes y en el que pocas personas habrían sido capaces de imaginar un bar. Entre esas pocas personas se encontraban Joel y Jaime.

Lo abrieron y empezó a ir la gente. Y quien no iba, sabía de sobra que en ese pequeño espacio de la calle Caballeros había abierto un bar que no tenía nada que ver con todo lo anterior que se había conocido en Soria.

En muy poco tiempo, consiguió un grado elevadísimo de fidelidad con un número medio-alto de clientes, que han ido viviendo las vicisitudes del negocio casi como si fueran propias. Abierto a todo el mundo, en estos años, y casi desde el principio, ha logrado formar un núcleo casi familiar con toda esa clientela más constante.

Captura de pantalla del Facebook

Captura de pantalla del Facebook

Más allá de su carácter hostelero, lo que ha acelerado esa conversión de bar ‘normal’ en bar ‘clásico’ ha sido su implicación en la sociedad soriana (organización de eventos solidarios, culturales y ‘deportivos’, visibilización y defensa de la igualdad de los colectivos LGTB).

Todos los que hemos estado unas cuantas veces lo recordaremos dentro de muchísimos años: “Aquel pequeño local al lado de la Diputación en el que cabían 21 personas, cuyos baños olían mejor que una perfumería, en el que siempre había buen ambiente…”.

Este fin de semana, ayer jueves, hoy viernes y mañana sábado, todavía abre sus puertas antes de cerrarlas quizás definitivamente. El concepto se trasladará en breve a otro bar moderno y que también ha tenido sus momentos de gloria en la ciudad, el Soho.

Esta entrada de hoy es un poco rara, pero con que la disfruten unas pocas personas me conformo. Ayer, después de escuchar por la radio la victoria del Real Madrid ante el Nápoles, cambié de emisora. Llegué cuando ya estaba empezado un programa sobre el tango argentino. Más concretamente, sobre cómo el tango argentino fue introduciéndose poco a poco en Europa a comienzos del siglo XX, con las facilidades que encontró en algunos países y con los problemas que encontró en otros, sobre todo de las clases dominantes.

Y, todavía más concretamente, el hilo argumental eran los artículos que escribió en su día el mítico periodista Julio Camba en el ‘ABC’.

Tango italiano. http://linebine.deviantart.com

Tango italiano. http://linebine.deviantart.com

Estaba en la cocina escuchando la radio sin prestarle una atención única, pero escuché historias de Francia, Inglaterra, Alemania e Italia. Quizás al principio del programa hablaron de España, no sé.

Ahora, por suerte, es sencillo encontrar en internet los programas de las radios. Creo que quien se decida a pinchar este enlace y a escuchar la hora de podcast no se va a arrepentir, porque el tango tiene algo… algo que lo hace único con respecto a la totalidad de las músicas restantes. Algo canalla, dicen en un momento del programa.

Escuchar el podcast

Lleva tanto tiempo ascendiendo montañas que es fácil pensar que Alex Txikon es mayor de lo que es, pero es que, claro, cuando coronó el primero de sus diez ochomiles, el Broad Peak, este vizcaíno todavía tenía 21 años. Ahora tiene 35, y cumplirá 36 el próximo diciembre.

Los primeros años de su carrera, hasta los 30, estuvo muy relacionado con el equipo de ‘Al filo de lo imposible’ o con las expediciones de Edurne Pasaban, lo que le valió para ir sumando montañas y, sobre todo, para ir sumando experiencia.

Entonces, hace cinco años, decidió darle un giro a su carrera alpinística. Con ideas y con expediciones menos convencionales está consiguiendo hacerse un nombre de primera magnitud en el alpinismo mundial. Sus objetivos desde entonces son fundamentalmente invernales o abriendo nuevas rutas a las montañas ya de por sí menos accesibles del planeta.

alex

Los dos últimos inviernos intentó la primera ascensión invernal al Nanga Parbat. De ambas tentativas dimos cuenta en este blog (ver la fallida de 2015) (ver la exitosa de 2016).

Ahora, dentro de esta carrera por henchir los límites de la capacidad humana ante la naturaleza, está intentando ser la primera persona que ascienda al Everest, en invierno, y sin oxígeno. Le acompañan dos sherpas, Nurbu y Chhepal, quienes ya se han visto obligados a utilizar oxígeno suplimentario.

Ayer o antes de ayer fue posible leer en algunos medios que Txikon abandonaba el plan. No es cierto pero sí entendible: en los días previos dijo que solo habría un asalto definitivo a la cima y, al bajar, los medios dedujeron que 2017 no sería el año.

Sin embargo, Txikon hizo algo tan saludable como es cambiar de idea. Bajó al campo base, sí, pero quiere aprovechar el ‘buen tiempo’ que todavía se espera estos días para pisar la cima del Chomolungma.

Seguimiento diario en ‘Desnivel’

Y tampoco cerca, esa es la verdad, pero viendo ayer el partido Barcelona-Numancia de 1996 (ida de cuartos de final de Copa del Rey), escuché algo que me invitó a hacer un poco de fútbol-ficción, algo que no es difícil para un periodista deportivo.

Vamos a empezar por el principio. Hoy, 14 de febrero, se cumplen 21 años de aquel mítico partido en el que el equipo soriano se puso por delante nada más empezar gracias a un gol de Jorge Barbarin. Como el resultado del partido de ida fue de empate a dos, los sorianos estuvieron virtualmente en semifinales durante bastantes minutos, algo más de un cuarto de hora, en la primera mitad.

Echevarría y Cristiano

Echevarría y Cristiano

Ayer, escuchando la retransmisión de Paco García Caridad y los elogios al Numancia de Amancio Amaro, hubo un momento en el que Caridad dijo, refiriéndose a Echevarría, algo así como que el Marítimo de Funchal estaba interesado en hacerse con sus servicios. Echevarría nació en 1966 así que entonces tenía 30 años, aún sin cumplir. Al final, como todo el mundo sabe, al menos aquí en Soria, el portero cántabro se quedó en el Numancia para disfrutar al año siguiente del ascenso a Segunda, en la que llegó a jugar algunos partidos.

En aquellos días, había un niño de 11 años correteando detrás de los balones por esa capital de Madeira, por Funchal. Cuenta la Wikipedia que, con esa edad, Cristiano Ronaldo ya destacaba sobre todos sus compañeros, y que los dos principales equipos de Madeira, el Nacional y el Marítimo, pronto mostraron interés en ficharlo.

Finalmente, el todavía jovencísimo futbolista fichó por el Nacional. Su historia a partir de ahí es muy fácil de contar: con 16 años se fue al Sporting de Lisboa, con 18 inició una carrera de seis temporadas en el Manchester United y luego lo contrató el Real Madrid, donde creo que todavía sigue ocho años después, a ver si puedo confirmarlo en internet.

Al final, ni uno ni otro. No sé si fueron ciertos esos rumores de que Echevarría estuvo cerca de irse al Marítimo y los de Cristiano supongo que sí lo serían, pero finalmente se quedaron sin compartir club. Cuelgo abajo aquel inolvidable duelo.

En primer lugar, que quede claro que intento leerme enteros los enlaces a los que invito a acudir. Y esta vez tampoco ha sido una excepción. ¿Dónde van cinco minutos? Pero como vuestro tiempo es muy valioso, dejaré de divagar. Me he leído entero este enlace.

Hay una bombilla en el mundo a la que apunta directamente, 24 horas al día, una webcam, para que quien quiera y tenga internet pueda verla en cualquier momento. Esa misma bombilla tiene una página de seguidores en Facebook que cuenta con más de 11.000 adeptos. Por supuesto, también hay alguien que se ha molestado en escribirle una larga entrada en wikipedia. Y por último, al contrario del 99,99999999% de las demás bombillas del mundo, también tiene nombre: ‘Centennial Light’, algo así como ‘Luz Centenaria’.

Imagen tomada de la webcam. Abajo, la hora de la foto

Imagen tomada de la webcam. Abajo, la hora de la foto

¿Qué diferencia a esa bombilla de los otros billones de aparatos parecidos que hay en el planeta? Lo dice su mismo nombre: lleva luciendo casi ininterrumpidamente desde el año 1901. Ese ‘casi’ no es por su culpa, sino por cortes de suministro o por un traslado al que se vio sometida en 1976.

Si habéis llegado hasta este párrafo, pertenecéis a uno de estos tres grupos de personas: a los que estáis deseando saber cómo es posible que una bombilla no se apague nunca en más de 115 años, a los que estáis deseando saber dónde está y a los que estáis deseando saber las dos cosas. Yo pertenezco al segundo grupo, aunque también tengo algo de curiosidad por lo primero.

Esa bombilla fue inventada por el francés Adolphe Chaillet, que fundó en Estados Unidos la compañía Shelby Electric aprovechando los avances científicos de las décadas anteriores. Está en una nave de Bomberos de la localidad californiana de Livermore, a unos 70 kilómetros de San Francisco. No he conseguido saber si es visitable o no, pero si lo es, seguro que ha inspirado algún viaje desde el otro lado del Océano solo para conocerla y leer bajo su luz algunas líneas.

Dedicada a J.I.M.A.

 

Síguenos en las redes
Facebook
Twitter
Comentarios recientesArchivos