María Paz García del Valle, en el Instituto Nacional de Física y Química

8-3-2018. María Paz García del Valle, la soriana que estudió en Harvard en 1932

El pasado mes de septiembre escribí dos historias sobre sorianas pioneras en el campo de la Universidad y la investigación.

Luisa de Medrano

Ángela García de la Puerta

Ayer, casualmente, fui informado de una tercera persona que comparte esas tres características con las dos anteriores: mujer, soriana, pionera.

Su nombre es María Paz García del Valle, y nació en San Esteban de Gormaz en el año 1908, hija de Filomena e Isaac.

Esto, en realidad, son dos historias. La primera, la suya, la que la llevó a estudiar a la prestigiosísima Universidad de Harvard en los años 30 del pasado siglo.

La segunda, muy alargada en el tiempo, empezó en 1918 y terminó 100 años después, en 2018.

El año pasado, en mayo, la Editorial Sapere Aude publicó el libro ‘Pioneras del siglo XX. Un relato singular’. La autora del mismo es Elena Roldán García, hija de María Paz García del Valle y de Arturo Roldán.

En ese libro, Elena Roldán trabaja fundamentalmente con un valiosísimo material: alrededor de 250 cartas que se conservan de María Paz García del Valle con su madre, Filomena del Valle, entre 1918 y 1933. Roldán también dispuso de la correspondencia entre su abuela Filomena y María de Maeztu, fundadora y directora de la Residencia de Señoritas en Madrid, el primer centro de carácter oficial que nacía con el objetivo de fomentar la enseñanza universitaria entre las mujeres.

Para el libro, la autora también ha trabajado con otros documentos de esta Residencia de Señoritas y de Estudiantes, del Instituto Escuela, de la Junta de Ampliación de Estudios (JAE), del archivo de Schlesinger Library (Harvard).

María Paz García del Valle no solo es pionera, sino que puede considerarse también hija de pionera ya que en todas las referencias aparece como la única entre sus compañeras que recibió en el hogar enseñanza de su madre, la citada Filomena.

Sus estudios primarios fueron en el colegio San José de Cluny, ya en Madrid, mientras que el Bachillerato lo estudió en el Instituto-Escuela, fundado en ese mismo año 1918 con la intención de instaurar ya en la enseñanza secundaria los fundamentos pedagógicos de la famosa Institución Libre de Enseñanza.

Terminada esa enseñanza secundaria, estudió Ciencias Físicas. En 1931, con 23 años, empezó a trabajar en la Sección de Espectroscopía del Instituto Nacional de Física y Química, el famoso Instituto Rockefeller, también en Madrid.

Estando allí, fue una de las ocho mujeres que recibió una beca para ampliar estudios en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, donde siguió investigando Electricidad y Magnetismo, Radioactividad, Rayos X y teorías modernas sobre la materia, según publica la Real Academia de la Historia.

En el año que permaneció en Harvard participó en sendos cursos de Física Atómica y de Espectroscopía.

Su estancia en la Universidad norteamericana fue gracias a una beca del Radcliffe College, la rama femenina de Harvard.

Regresada a España, de nuevo al Instituto Rockefeller, aportó todos esos conocimientos y, entre otros avances, explica la RAH, preparó una red de difracción en el vacío con la lámpara.

La llegada de la Guerra Civil segó todos esos avances científicos que poco a poco estaba consiguiendo España.

María Paz García del Valle falleció el 6 de diciembre de 1959 en Madrid. En su recuerdo, se oficiaron misas y otras oraciones no solo en varios templos de Madrid, sino también en el convento del Carmen de los Padres Carmelitas en El Burgo de Osma, en la parroquia de San Esteban de Gormaz y en el convento del Real de Arévalo (Ávila), localidad de procedencia de la familia de su marido.

Gracias a E.R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.