6-1-2017. Pedaleábamos y solo veíamos la niebla

La semana pasada, Soria vivió unos días de niebla no especialmente habituales, pero no del todo extraños. ¿Cuando cae la niebla es necesario quedarse en casa viendo televisión o ir de bar en bar hasta que el sol regrese?

Son dos opciones, pero hay una tercera, que consiste en abrigarse, quedar con los amigos, subir o bajar la bici del trastero y ponerse a pedalear por algunos de los centenares caminos de la provincia. Por ejemplo, los que salen de la capital y van hasta Garray, Renieblas, Aldehuela de Periáñez y Arancón, para volver por Fuensaúco y Ontalvilla de Valcorba.

Casualmente, esa es la ruta que siguieron cuatro sorianos en aquellos días de la niebla, lo cual quedó reflejado en este montaje de Alberto Casas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *