Hace unos meses, publicábamos el reto que hizo Quico Taronjí: bajar el río Duero en su totalidad a lomos de una tabla de paddle-surf, una auténtica paliza. Leer. El cántabro lo consiguió, dividiendo en algunos tramos la aventura por cuestiones sobrevenidas de trabajo. Lo que hizo Taronjí no se lo recomiendo a todo el mundo, y menos en invierno como lo hizo él.

Sin embargo, hace cinco años fue marcado un nuevo sendero GR, el 14, que sigue ese mismo recorrido del río Duero entre su nacimiento en los Picos de Urbión y su desembocadura en Oporto. Conozco al menos dos grupos de personas que lo han hecho en bicicleta: unos policías locales de Soria y unos amigos míos de San Leonardo que incluso subieron la bici hasta el nacimiento en sí.

Castañeda, ayer en Almazán

Castañeda, ayer en Almazán

Esa misma ruta fue iniciada ayer por el periodista vallisoletano Miguel Castañeda, quien en su debut en esta ruta se atrevió nada menos que con 135 kilómetros, los que le salieron entre Duruelo y Almazán después de hacer la curva de ballesta del gran río de Castilla y León y Portugal.

La intención de Castañeda es hacer este GR-14 en diez días. Las etapas a partir de ahora no van a ser tan largas como la primera de ayer. En total, serán unos 1.000 kilómetros. Hace poco, según ha puesto en Twitter, ha pasado por San Esteban de Gormaz, así que le queda poco para abandonar nuestra provincia de Soria y continuar por las de Burgos, Valladolid, Zamora y Salamanca, antes de adentrarse en tierras lusitanas.

La gran ventaja que tiene este viaje de Castañeda es que puede seguirse por sus redes sociales y, al final de cada día, por su página web. Acabo de leer las vicisitudes, entre ellas algunas penurias, que vivió ayer en su larguísima primera etapa.

Para los que les guste la bicicleta, que hay miles, esta ruta sí que me atrevo a recomendarla.

Ver su web

Su recorrido

Su recorrido

Escribir comentario

Síguenos en las redes
Facebook
Twitter
Comentarios recientesArchivos