24-4-2017. Comiendo torreznos de Soria en el Mesón Castellano… de Barcelona

Esta mañana me he ido de Barcelona después de tres días. He cogido el autobús de Alsa que viaja de la capital catalana a Zaragoza, saliendo de la Estación del Norte. Como teníamos tiempo de sobra para desayunar, nos hemos acercado a un sitio que Jorge descubrió hace poco en ‘El Periódico’: Leer aquel reportaje de enero.

Ese lugar se llama Mesón Castellano, y está en el número 4 del Paseo Lluís Companys. Nada más entrar, nos hemos dado cuenta de que ahí se cocía algo soriano: por las fotografías, por el ambiente, por el propio nombre del local y, sobre todo, por los carteles anunciando torreznos de Soria. En un lugar de la larga barra, efectivamente, había un plato repleto de este manjar del cerdo. Dos unidades han ido a parar a nuestros sistemas internos.

Si todo ello sucede allí es, como cabe esperar, porque el propietario del establecimiento es soriano. Ángel Redondo, de Abejar, lleva cuatro décadas trabajando en la hostelería barcelonesa. Su mujer, Dolores Hernando, no es soriana pero sí de muy cerca, de la localidad burgalesa de Doña Santos.

No vienen a Abejar tanto como desearían porque no conservan casa, pero Ángel no perdona una visita cada verano a sus amigos del pueblo durante las fiestas de agosto.

A cambio, las puertas de su establecimiento se iluminan cada vez que atraviesa su umbral algún soriano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.