1-3-2017. Mi pueblo desde allí arriba

Me llegaron el fin de semana y en días posteriores las cinco imágenes que acompañan estas líneas. Me las envió D., igual que a otras varias personas de Valdeavellano de Tera que, como nos sucede a la mayoría, no hemos podido ver nuestro pueblo desde las alturas y desde tan cerca. Recuerdo que hace años vino un globo al Valle, pero creo que éramos demasiado pequeños, o había demasiada cola…

Valdeavellano de Tera
Valdeavellano de Tera

Más allá de las típicas fotos aéreas que cuelgan en muchas paredes de los pueblos y que hacía en los años 70 u 80 una empresa madrileña, nunca había visto el pueblo como en esta foto. Además, Valdeavellano de Tera ha cambiado mucho en los últimos años… aunque también ha permanecido igual en mucho.

Pero los que lo conocemos bien, si cogemos esa clásica foto de los años 70-80 y esta que nos pasó D., veremos que hay muchas diferencias. La he tenido que empequeñecer un poco por cuestiones de internet, pero en la imagen original es increíble la calidad de los detalles que se alcanza con las nuevas tecnologías al alcance de cualquier persona.




De pequeño, cuando me subía al campanario, siempre me sorprendía la gran explanada central de mi pueblo, inapreciable a ras de suelo porque la ocultan las tapias y las pocas casas que hay en las dos calles que suben. En esta foto me sucede lo mismo.

Las fotografías de abajo son también de Valdeavellano, salvo la primera que es Molinos de Razón y la última que es Sotillo del Rincón… con cuánta claridad se aprecia la curva de Villa Florita y qué fácil es imaginarse apretando a tope los frenos teniendo cuidado con la gravilla…

Dedicada a D.L.

28-2-2017. El coche que se transformó en sardinas de chatarra, quizás carnavaleras

Este sábado, cuando finalizamos nuestra excursión en Lomos de Orios, nos acercamos a la ermita, que estaba abierta. Fuera, descansando al sol, se encontraban unas cuantas figuras con formas de sardina. Unas parecían proceder de árboles. Otras, que eran chatarra, no estaba claro de dónde habían salido. La respuesta estaba muy cerca, al otro lado del contrafuerte de la ermita.

Allí descansaba también la parte frontal de una vieja furgoneta, a la que le faltaban exactamente diez piezas en forma de sardina. Algunas de esas piezas eran las que habíamos visto pocos segundos antes.

Surgen entonces dos preguntas. ¿Por qué unas sardinas de madera y chatarra en una ermita a más de 1.400 metros de altitud y a nueve kilómetros del pueblo más cercano (Villoslada de Cameros, La Rioja)? Probablemente, tendrían algo que ver con la inminente celebración del Entierro de la Sardina, que es hoy.




Ya, pero… ¿quién las ha hecho? El santero de Lomos de Orios es Roberto Pajares, conocido como El Pájaro. Una de sus grandes aficiones es la escultura, a todas las escalas. En las cercanías de la misma ermita pueden verse algunos trabajos, pero lo más destacado son las ocho grandes piezas de Land-Art (la idea es suya, no así todas las creaciones) que se funden con el paisaje de esta zona del Parque Natural de Sierra Cebollera. Algún día haremos una visita guiada.

(Aprovecho para dejar constancia escrita del agradecimiento a El Pájaro por acompañarnos a Íñigo y a mí el pasado 11 de agosto, en la presentación del libro sobre estas sierras)

27-2-2017. En los 2.095 metros del Pico Verde

Antes de ayer sábado, como teníamos planificado desde hace bastantes días, subimos a los 2.095 metros del Pico Verde. Cuando programamos la excursión, no sabíamos que nos íbamos a encontrar el espléndido día de sol que nos encontramos, pero también hay otras ocasiones en las que nos sucede exactamente lo contrario.

El Pico Verde es una de las cimas secundarias que rodean los 2.163 metros de la Mesa, que es el punto más alto de toda la sierra soriano-riojana de Cebollera. La Mesa se encuentra al 100% en territorio de La Rioja, y eso mismo es lo que le sucede al Pico Verde.

Aunque se puede subir desde la vertiente meridional, lo más corto y lo más frecuente es intentar el asalto desde la septentrional y, más concretamente, desde la ermita de Lomos de Orios. Aparcamos allí poco después de las 9.15 y, poco antes de las 9.30, ya estábamos en camino las ocho personas.

El primer kilómetro se hace por una pista apta técnicamente para vehículos, pero la circulación está prohibida porque la parte riojana de la Cebollera es Parque Natural. Hay que estar atentos a un gran cortafuegos que corta esta pista y, cuando se llega a él, en una perpendicular perfecta, subirlo hasta el final. Nos encontramos nieve desde aproximadamente los 1.600 metros de altitud.

Ese cortafuegos termina muy cerca del pico de Cueva Grande, que no es necesario subir. Se deja ligeramente a la derecha y se va caminando por la ladera. La nieve estaba bastante dura, así que había que tener cuidado para evitar los resbalones. Si alguien lee esto, se plantea subir este fin de semana y tiene crampones, puede echarlos a la mochila aunque no sean imprescindibles.

En la cima
En la cima

En días tan soleados como el de antes de ayer, el Pico Verde se ve instantáneamente cuando se llega a la cresta, al llamado Collado del Aspa, en dirección sureste. Es un pequeño castillete de piedras que se alcanza después de otra media hora o algo más de caminata. No tiene ninguna complicación subir esas piedras, entre las cuales hay una pequeña figura de cerámica con un lapicero dentro que nos confirma que estamos en el Pico Verde.

Desde allí, y durante el camino, pudimos ver a mayoría de las grandes alturas de todas estas sierras: San Lorenzo, Urbión, Castillo de Vinuesa, Santosonario, Cebollera… y también, muy a lo lejos, los Pirineos.

Para volver cogimos la cresta completa, con lo que nos plantamos en la cumbre del Cueva Grande. Tiene unos cortados buenos, así que tuvimos que retroceder unos metros para regresar de nuevo a la senda. Un par de bajadas desde allí y otras dos o tres por el cortafuegos las hicimos mediante el antiguo sistema del deslizamiento.

En menos de cuatro horas y media estábamos de nuevo en los coches. Visitamos la ermita, que estaba abierta, bebimos agua de la Fuente Chilena, paramos a tomar algo en Villoslada de Cameros y, pasadas las 15.00 horas, estábamos de nuevo en casa.

26-2-2017. Por si queréis seguir el eclipse anular de sol en directo

Hoy es un día muy diferente en los hemisferios Norte y Sur. Mientras en el Norte el sol podrá verse sin problemas allá donde no haya nubes, en el Sur están disfrutando de un eclipse anular del astro rey, algo que no van a poder disfrutar hasta dentro de 11 años.

Aunque siempre es más bonito verlo en persona, las nuevas tecnologías facilitan cosas como esta: que puedas ver tranquilamente desde casa, desde el campo o desde cualquier sitio este eclipse anular del sol… aunque tengas la línea del Ecuador al sur.

Un eclipse anular de sol se produce cuando la Luna se interpone entre la Tierra y su estrella más cercana de tal modo que parezcan dos círculos concéntricos. Es fácil de entender y digno de ver.

Este es el enlace para verlo en directo, pero supongo que permanecerá cuando termine el eclipse. El fenómeno en total durará unos 150 minutos. Si consigo en las próximas horas o los próximos días una especie de time-lapse para reducirlo a uno o dos minutos, también lo pondré.

25-2-2017. Una decena de Carnavales españoles que están entre los mejores

Quizás llego tarde, pero quizás no, o bien porque alguien sea muy lanzado o bien porque alguien tome ideas para el año que viene. Voy a citar simplemente las localidades, sin hacer mención ni a Cádiz ni a las islas Canarias. Aquí van diez localidades que celebran el Carnaval a lo grande.

  1. Vinaroz (Castellón). Si ves las fotos piensas que es Santa Cruz de Tenerife
  2. Miguelturra (Ciudad Real). Ayer en ‘El País’ llevaba una página entera de publicidad
  3. Badajoz. Estuve en 1999 cuando porque jugó allí el Numancia
  4. Águilas (Murcia). Tiene hasta una extensión en verano
  5. San Esteban de Gormaz (Soria). Siempre meto algo de Soria
  6. Sitges (Barcelona). Era de esperar
  7. Ciudad Rodrigo (Salamanca). El Carnaval del Toro
  8. Verín (Orense). Autoproclamado como el ‘probablemente, el mejor del mundo’
  9. Lantz (Navarra). El día grande es el martes así que llegas
  10. Villar del Arzobispo (Valencia). También estuve hace años. Todo el mundo iba disfrazado, me tuve que arreglar con una percha que llevaba en el maletero y disfrazarme de colgado
Vinaroz. turismodecastellon
Vinaroz. turismodecastellon
Águilas. Web oficial
Águilas. Web oficial
Verín. spain.info
Verín. spain.info

24-2-2017. Un lugar de San Sebastián que casi ningún turista se acerca a ver

El principal ‘problema’ que tiene San Sebastián a nivel turístico es que parece que es suficiente con pasear y pasear por la playa de la Concha hasta el Peine del Viento y regresar de nuevo, para tomar algo por la zona de Fermín Calbetón y repetir las veces que haga falta esa misma rutina. Al menos, eso es lo que hemos hecho con los amigos bastantes veces.

¿Qué sucede? Que puede pensarse que San Sebastián se termina ahí, porque con todo ello es suficiente para pasarlo en grande.

Los depósitos de Ulía
Los depósitos de Ulía. uliako lore baratzak

Pero los curiosos de los sitios menos acostumbrados también pueden hacer una visita diferente entre pintxo y pintxo por tierras donostiarras: el Parque de Viveros de Ulía y, más exactamente, sus viejos depósitos de agua, que solucionaron buena parte de los problemas de abastecimiento de la ciudad cuando fueron construidos a mediados del siglo XIX.

El Parque de Viveros quizás merezca una visita por sí mismo, pero por lo que las fotos y algún texto me han mostrado, lo más interesante son esos amplios depósitos de siete metros de altura, llamados de Buskando.

Esos depósitos permanecieron casi ocultos, desconocidos, durante varias décadas, hasta que fueron ‘redescubiertos’ en 2006 cuando se pretendió construir allí.




Con el tiempo, la Asociación de Vecinos de Ulía consiguió hacerlos visitables hace cuatro años, pero recientemente, hace un par de meses, el Ayuntamiento decretó su cierre por cuestiones de seguridad.

La buena noticia llegó ayer, cuando el Consistorio donostiarra volvió a anunciar su reapertura… para finales de marzo (leer en donostitik). Mala suerte si alguien va este fin de semana a San Sebastián.

El parque se encuentra a apenas 300 metros del restaurante del restaurante Arzak, por donde pasé varias veces (por la puerta) tanto corriendo la Behobia-San Sebastián como andando hacia casa de un amigo en el Paseo de los Olmos.

23-2-2017. Crimen de Santa María de las Hoyas de 1882: 55 páginas y un romance

La entrada de hoy está relacionada con la de antes de ayer, como ya avisé, porque las dos están enmarcadas en el pueblo soriano de Santa María de las Hoyas y porque, según creo, los dos protagonistas son familia.

Buscando cosas en Google sobre Laureano Muñoz Viñarás (ver la entrada del martes), llegué a una web sobre Santa María de las Hoyas y, más concretamente, a una entrada sobre el crimen allí sucedido en 1882.

En junio de 2014, hace todavía menos de tres años, fue publicado el libro ‘Los procesos célebres seguidos en el Tribunal Supremo en sus doscientos años de historia’. En ese libro únicamente se relatan 39 casos en dos siglos: los atentados contra Alfonso XII y Alfonso XIII, las causas contra Unamuno o contra el fundador del PSOE Pablo Iglesias, el caso del Lute, los sucesos de Casas Viejas…

Se trata, por tanto, de grandes asuntos de la historia de España.




Uno de esos 39 capítulos se titula ‘El crimen de Santa María de las Hoyas’. Las 55 páginas completas del Tribunal Supremo pueden leerse pinchando este enlace.

En la web ya citada sobre Santa María de las Hoyas puede leerse un resumen bastante bien elaborado sobre lo que sucedió entonces. Recomienda su lectura. Leerlo. Al final de ese texto, al estilo de lo que hizo Machado con Alvargonzález, aparece un largo romance escrito por Pausilipio Oteo, romance que también puede ser consultado aquí.

¿Qué pasó entonces? Si la historia aparece entre las más destacadas de los 200 años del Tribunal Supremo es por algo. Lo mejor es leer el resumen al que ya he enlazado, pero voy a intentar hacer un resumen de ese resumen.

“En Santa María de las Hoyas, Eugenio Olalla era criado de Pedro Muñoz, un hombre de bastante dinero, con el que no terminó bien. Eugenio marchó a Bilbao, a trabajar en las minas, y logró convencer a siete compañeros, ofreciéndoles una importante suma de dinero, para ir a su pueblo a cometer un robo en casa de su antiguo señor. Partieron en tren hasta Burgos el 8 de noviembre de 1882. Desde Burgos fueron a pie hasta Santa María, donde llegaron el 11. Tras proveerse de armas, ya que no las llevaban consigo, perpetraron el crimen en las primeras horas de la anochecida del 13 de noviembre. Pedro Muñoz, de 74 años, recibió tortura, golpes y disparos, en presencia de su esposa Brígida. Como consecuencia de esos golpes, falleció el día 14 por la mañana. Los ocho asaltantes escaparon del pueblo a pie y llegaron a dormir al caserío de Santa Inés, donde fueron apresados por la Guardia Civil la misma noche del 14. Tras un largo proceso, fueron pasados por el garrote vil en El Burgo de Osma dos años después del crimen”.

Como digo, es un resumen. Hay más personas implicadas y, de los ocho autores, no todos desempeñaron el mismo papel. La historia es interesantísima, lo mismo que el libro en el que está recogida, del que desconocía su existencia pero que resulta que está disponible en el Archivo Histórico Provincial de Soria.

Cap. 116. 19-2-2017. Castellón, montaña y ciudad (y 2)

Animando a los maratonianos de Soria y disfrutando del arroz

Después de la jornada montañera de ayer, hoy tocaba ciudad. Castellón no es la ciudad más turística de España, pero no veníamos a ver sus monumentos, sino a ver a nuestros amigos que se habían animado a correr los 42.195 metros alrededor de la ciudad levantina. El Maratón de Castellón de esta mañana ha sido también el Campeonato de España de la distancia. Lo han corrido unas 2.400 personas, y había otras 1.200 más o menos en la prueba paralela de diez kilómetros.

Las carreras empezaban a las 9.00, pero ya estábamos en una cafetería al lado del hotel a las 8.00 los tres maratonianos (Andrés, Félix, Luis Ángel), el corredor del 10K (Alfonso) y los animadores: Ángela, Dani, Óscar, Cristina y el que narra.

Nos hemos separado después de desayunar. Los atletas han marchado a la salida y los otros cinco, a una fuente elevada al medio kilómetro más o menos, para tener una buena panorámica del comienzo. Así ha sido.

A los cinco minutos nos hemos reunido con el resto del grupo (Alfonso, César, Sergio), así que desde el kilómetro 6 ya estaba completo el grupo de animación soriana, con nuestra bandera y todo. Gracias a ella, de hecho, se han dirigido a nosotros dos personas para saludarnos y para mostrarnos la ilusión que les hacía ver a un grupo de gente de su tierra en la ciudad que ahora habitan.

Ver fotos de la Maratón

Animando a Luis Ángel
Animando a Luis Ángel

La Maratón de Castellón está muy bien para seguir a los atletas. Con la ayuda de nuestros pasos, les hemos podido ver en la salida y en los kilómetros 6, 10, 16, 25, 31 y 39, y alguno más no porque no hemos querido. La verdad completa es que César y yo, desde el kilómetro 31 nos hemos ido directos a meta. ¿Por qué? Porque queríamos ver la entrada de otro soriano, Enrique Fernández Pinedo, quien finalmente ha sido segundo en el Campeonato de España tras ser derrotado en los metros finales por Pablo Villalobos.

No mucho después ha entrado Luis Ángel (2h40:52), mientras Félix ha esperado a las 3h59:32. Andrés ha tenido problemas en el gemelo al comienzo y Alfonso ha hecho los diez kilómetros en 47 minutos y medio. Han corrido otros sorianos como Jesús del Río (Macari) y Pedro Chamarro, uno de los organizadores del Desafío Alto Jalón.

Arroz con galeras
Arroz con galeras

Poco después de las dos del mediodía ya estábamos todos juntos, duchados y con las maletas recogidas. César se ha ido entonces y los demás hemos hecho algo que no podemos hacer cada fin de semana: comer unos impresionantes arroces en un local especializado. Nos han recomendado con alcachofas, chipirones y galeras (una especie de colas de langostinos, muy sabrosos pero con poca carne) y eso es lo que hemos comido.

Estábamos lejos de nuestros hogares, así que hemos emprendido el regreso nada más terminar de comer, entre otras cosas porque ya era tarde. Casi éramos más coches que personas. Poco antes de las 23.00 horas estábamos de nuevo, una vez más, en Soria.

La plaza Los Poetas en Soria

En respuesta a la pregunta planteada en esta entrada, la plaza Los Poetas de Soria capital es en la que se encuentra la Dirección General de Tráfico, donde estaba la antigua Bolera y donde hay entradas al Café La Isla y al centro médico Pama. Se entra desde la Ronda Eloy Sanz Villa y, de hecho, parece que lo único que existe de la plaza Los Poetas es la placa, porque la DGT se encuentra en el número 2 de Eloy Sanz Villa. ¿Quién y cuándo puso allí esa placa?

Plaza Los Poetas. Foto: Concha Ortega
Plaza Los Poetas. Foto: Concha Ortega

 

22-2-2017. La plaza Los Poetas, uno de los lugares menos poéticos de Soria

Hoy se cumple el 78 aniversario de la muerte de Antonio Machado y, como haré siempre que me acuerde y mientras dure este blog, la entrada del 22 de febrero irá dedicada a la poesía. En Soria, eso es muy fácil. De hecho, tres de los grandes poetas españoles de los últimos 150 años encontraron buena inspiración para sus historias en estas orillas del Duero. Ya se sabe: Bécquer, Machado, Diego.

Me imagino que será a ellos tres, y en plan genérico a todos aquellos que alguna vez han cantado a Soria, a quienes está dedicada la plaza Los Poetas de Soria capital. Problema: ¿Dónde está? ¿Qué soriano lo sabe sin consultar el Google Maps (lo cual de hecho es inútil)? Una pista: casi todos habéis estado allí. Segunda pista: la del titular, no es uno de los lugares más poéticos de Soria, nada que ver con el Monte de las Ánimas, con el río Duero río Duero…, con San Saturio…

Ver dónde está la plaza Los Poetas en Soria

La placa de la plaza Los Poetas en Soria capital. Foto: Concha Ortega
La placa de la plaza Los Poetas en Soria capital. Foto: Concha Ortega