Dentro de los actos de la Semana Verde que se está celebrando en Soria, y de la que por circunstancias que desconocía cuando dije sí también formo parte (ver programa), ayer por la tarde me acerqué a conocer y a escuchar a Javier Talegón, zamorano de Toro, biólogo y uno de los referentes del lobo en España. Su charla se titulaba ‘El lobo vivo como motor de desarrollo en la Sierra de la Culebra (Zamora). Luces y sombras de una actividad creciente’.

El adjetivo ‘vivo’ no está puesto al azar. En la Sierra de la Culebra, el lobo también es una especie cinegética. Talegón considera que ello es un error y que va en contra, hablando en términos económicos, del desarrollo de la zona. Ofreció numerosos datos según los estudios que ha realizado y que demuestran que deja mucho más dinero la gente que va a ver lobos que la que va a matarlos.

Tiene una empresa, Llobu, apellidada Ecoturismo y Medioambiente, especializada fundamentalmente en el estudio y en la observación del lobo, sin descuidar el resto de recursos naturales sobre todo de la Sierra de la Culebra, aunque también del resto de la provincia de Zamora.

Una de sus actividades más demandadas es la de la observación en libertad del lobo, uno de los tres grandes mamíferos de la península que todo amante de la naturaleza sueña con ver, junto al oso pardo y al lince. Para no engañar, Talegón explicó en su presentación que el porcentaje de avistamientos de lobo en las actividades que organiza ronda el 35%. A mí me hace más ilusión eso que el hecho de que me lo garanticen al 100%, aunque estoy casi seguro de que me quedaría sin verlos. Solo hay que recordar mi experiencia ugandesa con los leones

El biólogo habló de su ética a la hora de estas actividades para observar lobos. Nunca se acerca a las zonas de reproducción y ha pedido a la Junta que elimine algunos puntos que sí se utilizan y que en algunos casos están a 400 metros e incluso menos de 50 de un pinar donde se reproducen. Habló de un vídeo que no pudo mostrar en el que se ve a un lobo habituado a la especie humana, lo que le deja indefenso en la lucha diaria por la supervivencia.

También habló de la legalidad en otros países o parques nacionales, en Estados Unidos, donde la distancia mínima es de 1,6 kilómetros, y que él casi la ve justa, según dijo.

En la Sierra de la Culebra hay extensos valles cubiertos de matorrales en los que un ojo experto, ayudado también por las ‘indicaciones’ de los ciervos, puede ver los desplazamientos grisáceos de los lobos. Para ello están los telescopios que se llevan en todas estas actividades. En cualquier caso, la jornada o las jornadas se completan con visitas a otros lugares de cultura lobera o a explotaciones de ganadería que allí conviven en armonía con el lobo a base de mastines, cancillas, corrales..

Y, el que quiera ver lobos de cerca allí mismo en esa zona, puede ir al Centro de Interpretación del Lobo Ibérico en Robledo de Sanabria, donde hay ejemplares en cautividad.

Del 22 al 30 de julio, es posible que Covaleda sea el pueblo más grande de Soria. No sé cuánto crecerán las poblaciones en verano de Almazán y El Burgo de Osma pero me temo que no lo suficiente como para adelantar a Covaleda durante esta semana y pico.

En esos nueve días se va a celebrar en el campamento de la localidad pinariega el primer Jamboree Nacional Scout, con la presencia de 5.000 jóvenes entre 6 y 20 años tanto españoles como de fuera de España. A esas 5.000 personas hay que sumar los habitantes que de normal tiene Covaleda y aquellos que están también en el pueblo durante esta temporada estival.

Supongo que montar un campamento de 5.000 personas exige una gran infraestructura en todos los sentidos, pero hoy nos ha informado la empresa AUSOLAN de todo lo que mueven ellos en lo que a comidas se refiere. Cada día tienen que ofrecer 20.000 servicios (desayuno, comida, merienda y cena).

El Campamento de Covaleda

El Campamento de Covaleda

Se trata de menús adaptados para una población de jóvenes activos, que resulten de fácil aceptación y que les proporcione la energía necesaria para las actividades físicas que van a realizar. Más de un 10% de los menús que se servirán serán dietas especiales destinadas a usuarios con algún tipo de intolerancia, alergia o incluso adaptación cultural o religiosa (vegetarianos y halal).

AUSOLAN ha contratado a casi un centenar de personas de la zona de Covaleda que se distribuirán entre el campamento y la cocina central en la que se elaborarán los alimentos.

Además, como un compromiso con el medioambiente, se utilizan platos y vasos biodegradables, además de realizar allí mismo la selección y separación de los residuos en los contenedores específicos para su posterior reciclaje .

AUSOLAN, que elabora 320.000 comidas diarias en España con sus 11.500 empleados, tiene 15 centrales para dar servicio a hospitales, colegios, residencias de mayores y empresas. En Soria da servicio a todos los colegios públicos. Las familias la han valorado con 7,9, la mejor de las concesionarias que prestan el servicio en Castilla y León según asegura la propia empresa.

Igual que pasaba el otro día con Alemania (ver), hay más de una Venecia francesa. Ya se sabe, cualquier lugar con un par de canales es susceptible de ser conocido como ‘La Venecia…”.

Pero hoy voy a escribir unos pocos párrafos sobre Annecy, una ciudad situada cerca de la frontera con Suiza, muy cerca de Ginebra y, por tanto, al lado de los Alpes, las grandes montañas del centro de Europa. Está a una hora de Chamonix, el lugar más conocido de los Alpes en Francia.

Annecy es visitada cada año por miles y miles de personas atraídos por su sobria y homogénea arquitectura, características que brillan más especialmente por la gran cantidad de canales de la ciudad. Esos canales son ramas del río Thiou, en el que desagua el gran lago Annecy, el segundo más grande de Francia y uno de los más limpios que en el mundo existen.

Annecy

Annecy

Si después de leer estas líneas te entran ganas de visitar la hermosísima ciudad de Annecy (algo más de 100.000 habitantes) y su espectacular y colindante lago, quizás una buena idea sería hacerlo en breve, el próximo sábado 5 de agosto.

Ese día, como cada primer sábado de agosto desde hace siglo y medio (supongo que la fecha habrá ido cambiando), se celebra la gran Fiesta del Lago. Es un espectáculo pirotécnico de 70 minutos de duración acompañado de música y vendido como el más impresionante de Europa. Hay tribunas para verlo, con un precio entre los 6 y los 38 euros para los adultos, pero he leído por ahí que debe de haber sitios desde los que es posible ver los fuegos artificiales gratis, palabra que tanto gusta.

Crónica de lo sucedido el 16 de julio domingo dentro del proyecto del adnamantino Ángel Aguirre, acompañado de nuevo en este día por su amigo Diego Sanz.

Después de la ‘palicilla’ de las crestas del jueves y el viernes, la idea era descansar el sábado por la mañana y por la tarde hacer la aproximación a la cresta (objetivo del domingo) hasta el ibón de Literola para que la etapa del domingo fuese más suave.

Finalmente, Ángel y Diego cambiaron el plan porque el domingo daba muy buen tiempo y consideraron que era mejor descansar el sábado todo el día para ahorrarse subir tienda, sacos, cena, desayuno…

Así, se levantaron a las 5.00 de antes de ayer domingo para desayunar bien y tranquilos y con un equipo ligero completaron la concurrida cresta de Literola en 8 horas y 50 minutos, tiempo en el que enlazaron siete tresmiles con una graduación F+ ( Fácil superior), una actividad muy bonita y sencilla, de las que hacen afición, en la que no hace falta cuerda ni nada.

Con estos siete tresmiles, ya van 49. Ayer lunes, Ángel se levantó temprano para intentar hacer el Molieres, pero cuando llevaba un par de horas decidió darse la vuelta porque ya caían algunas gotas y no pintaba bien el día. En vista de que toda la semana dan tiempo inestable, ha decidido regresar unos días a casa.

Esta fue la actividad realizada el viernes 14 de julio por Ángel Aguirre y Diego Sanz, dentro del proyecto del primero de ascender los tresmiles pirenaicos. En total, salieron siete tresmiles.

Después del intenso jueves en las crestas de Cregüeña y del Medio, hoy era el turno de la cresta que queda al lado derecho del ibón de Coronas. Tras haber descansado ocho horas en “nuestro hotel de 10.000.000.000 estrellas” pero con las piernas algo cargadas, iniciaron la marcha en busca de la Brecha de Llosás que les pondría a lomos de la cresta.

Es una cresta muy técnica y exigente, con algún rápel comprometido y ‘pasitos’ sin desperdicio.

Aunque les costó arrancar por el cansancio, pronto lograron ponerse a tope y manos a la obra como si sus piernas y brazos no hubieran hecho nada el día anterior. Esta cresta también es catalogada como AD (algo difícil).

Tras la actividad de la Cresta de Bardamina con José Luis, Ángel Aguirre contaría con la ayuda de Diego Sanz para los siguientes cuatro días. Además, había previsiones de buen tiempo.

El miércoles 12 de julio por la tarde hicieron la aproximación al ibón de Coronas, desde donde tendrían a mano los objetivos de los siguientes dos días, las crestas de Cregüeña, El Medio y Llosás.

Esa tarde del miércoles montaron la tienda y fueron a descansar pronto para afrontar la dura jornada del jueves 13, en la que encadenaron 11 tresmiles en 11 horas y media de actividad catalogada con dificultad AD. Con compañía y buen tiempo da gusto.

El martes 11 de julio, Ángel Aguirre continuó su proyecto de los tresmiles pirenaicos con la Cresta de los Bardaminas y el Posets, para lo que contó con la ayuda de José Luis, un amigo de Almazán. La idea era haber subido el lunes al refugio Ángel Orús, pero ya no se podía acceder en coche y, cuando llegaron, el último autobús subía demasiado tarde para descansar.

Por ello, lo hicieron todo en la jornada del martes. Partieron a las seis de la mañana de los antiguos aparcamientos del Ángel Orús, donde el autobús terminaba su trayecto. Desde ahí, aproximación larga de cuatro horas y media entre la niebla para encontrar el acceso a la Cresta de Bardamina (PD). Por suerte, cuando alcanzaron la cresta abrió el día y se quedó despejado y con una temperatura estupenda.

Disfrutaron un montón la cresta ya que las vistas del Posets y sus compañeros son espectaculares. Además, es una cresta para hacer afición y disfrutar de esta manera de encadenar picos de 3.000 metros. Después de la cresta, Ángel decidió seguir para trepar por un espolón hasta el Posets, mientras José Luis esperaba al inicio de la pala de nieve de la subida normal a este pico, el segundo más alto de los Pirineos.

Regresaron al punto de inicio con 11 horas de actividad en las piernas y cuatro tresmiles.

Inicio hoy una serie de entradas que van a empezar todas igual: “La Venecia…” y, después de los puntos suspensivos, o bien un gentilicio o bien un grupo nominal formado por “de” y un sustantivo.

Empiezo por la Venecia alemana o, más exactamente, por una de las Venecias alemanas, ya que hay otras ciudades en este país en las que los canales son una de sus señas de identidad.

De hecho, esta ‘Venecia’ de hoy ni siquiera es una ciudad, sino una especie de bosque, el que forma el río Spree a algo menos de 100 kilómetros al sur de Berlín. El Spree es, de hecho, el río que atraviesa la capital de Alemania.

spreewald

Turismo de Brandeburgo

No mucho después de nacer cerca de la frontera con Polonia, el Spree atraviesa una zona llana y boscosa, es la llamada Spreewald (Selva del Spree o Bosque del Spree). Allí, se rompe en dos centenares de canales que suman más de mil kilómetros, y que son uno de los grandes atractivos turísticos no solo de la zona, sino también de las personas que viajan a Berlín y necesitan escaparse de la ciudad un día.

La Selva del Spree tiene numerosas poblaciones en las que es posible alojarse, comer, alquilar unas barquichuelas para dar una vuelta… Situada en el estado de Brandeburgo, es Reserva de la Biosfera desde 1991.

De vez en cuando aterrizo en la web bttsoria.com, y alguna vez he publicado algo de ella. Ahora que todavía quedan unos meses buenos de verano… Ay no, que la bici se puede y se debe coger todo el año.

Pues eso, que la entrada de hoy es simplemente para dar a conocer a quien no la conozca esta web en la que alguien, generosamente, da una serie de consejos y pautas ciclistas y, lo que es más interesante, un total de 16 rutas partiendo desde Soria capital o desde sus cercanías. Dos de ellas son grandes rutas: el Camino de Santiago y el Camino del Cid.

Ver las 16 rutas que hay ahora

Una de las rutas

Una de las rutas

En cada una de ellas, quien quiera conocer nuevos parajes puede descargarse el track. Además, aparece la dificultad, la distancia y el índice IBP.

Este índice, con el que seguro que están familiarizados los amantes de las bicicletas de montaña, se utiliza también para otras actividades deportivas, y sirve para conocer de antemano, según nuestro estado de forma, si nos merece la pena meternos o no a realizar cierta ruta.

Ver índice IBP

Ir a un balneario a disfrutar de las virtudes medicinales y relajantes de las aguas calientes y de su contraste con las aguas frías o templadas es algo poco más o menos tan antiguo como el hombre. No solo eso. Históricamente, en todos los tiempos y lugares, la toma de aguas suele ir asociada a hermosísimas o suntuosas edificaciones. Algunas de ellas pueden disfrutarse todavía en su aspecto original. De otras quedan ruinas más o menos aparentes, más o menos grandiosas.

Y algunas otras, además, tienen el privilegio de estar en parajes espectaculares. Es lo que sucede, por ejemplo, en el Castro de Castañoso, conocido también como O Castelón y ubicado en el municipio de Fonsagrada (Lugo), cerca del límite con Asturias.

Miguel Ángel López Marcos, trabajando estos días en el castro lucense

Miguel Ángel López Marcos, trabajando estos días en el castro lucense

El arqueólogo soriano Miguel Ángel López Marcos, de Nódalo, ha viajado en este comienzo de verano hasta ese lugar, donde se encuentra “la sauna más grande y mejor conservada” de todas cuantas se conocen dentro de la cultura castreña de Galicia y de Asturias.

Desde hace dos años, primero con dinero de la Xunta de Galicia y ahora con el de la Diputación de Lugo, se está trabajando en la excavación y en la reconstrucción de algunos de los elementos de este castro, cuya espectacularidad no hace falta ser imaginada porque es fácilmente visible.

El estudio de alguna de las casas mejor conservadas permite datar la última ocupación de las mismas en el siglo I después de Cristo. Sin embargo, se piensa que pudo existir alguna ocupación anterior, lo que se irá confirmando con posteriores investigaciones.

¿Qué hacía un castro en un lugar de complicado acceso, sin dos metros cuadrados consecutivos aptos para el cultivo y donde la vida diaria se antojaba muy dura? Sigue la pista del dinero… Buscaban oro. El río Navia, situado a los pies de este castro, era rico en pepitas auríferas. Cuando esa productividad dejó de ser tal, los residentes del castro emigrarían a otro lugar en el que vivir les resultara más sencillo.

Y así, beneficiado o perjudicado por su aislamiento y difícil acceso, el castro de Castañoso ha permanecido casi dos milenios casi intacto. Cuando se conoció la importancia de sus construcciones y lo dañadas que estaban, se empezó a trabajar en ellas, en 2015. La bóveda de la sauna se estaba cayendo y era posible y necesario evitarlo.

Ahora, como puede verse en las fotografías, esta gran sauna, con sus diferentes salas de aguas calientes y templadas, presenta un aspecto similar al de cuando fue construida. El hallazgo de piedras llevadas evidentemente hasta allí, con las que se generaba el vapor una vez calentada el agua, deja clara la función de esta gran estancia.

En la sauna, además de sus virtudes relajantes ante la dureza de la rutina vital, es muy posible que se celebraran ritos de purificación, algo frecuente a lo largo de los tiempos en todos estos edificios termales.