Quizás nevar no nevó, y granizar tampoco recuerdo si mucho. Llover seguro que sí. Era una lluvia racheada, fuerte, lateral por el potente viento que hacía. Todo aquello no sería noticia si hubiera sucedido un 29 de febrero, pero sucedió un 29 de junio que, además, era Domingo de Calderas y que, más además, el Numancia se jugaba el ascenso a Segunda división frente al Recreativo de Huelva.

La historia es conocida. Aquella temporada 96-97, Antonio Gómez sustituyó en el banquillo a Javier Yepes. Desde entonces, el Numancia solo hizo que ganar y ganar. En la fase de ascenso a Segunda, sus rivales fueron Manchego, Nástic de Tarragona y Recreativo de Huelva. Los dos primeros partidos contra los dos primeros rivales fueron victorias en casa y empates fuera.

El 21 de junio, en Huelva, ocurrió aquel mítico 3-3, el partido más importante de la historia del Numancia según la opinión de Jesús Gómez Tierno expresada en el libro publicado este mismo año.

Kike Alonso celebra su gol. Foto: CD Numancia

Kike Alonso celebra su gol. Foto: CD Numancia

Y ocho días después, en una especie de partido de vuelta, el Numancia recibía al Recre. Las cuentas eran fáciles. Con el triunfo, subía el Numancia. Con el empate o la derrota, subían los onubenses.

El marcador fue empate a cero durante una hora, hasta que Kike Alonso marcó el primer gol. El héroe de aquella fase de ascenso, Jorge Barbarin, puso el segundo al cuarto de hora. Y no hubo más goles.

En aquellas fiestas de San Juan, como en estas, también llovió, y fueron las más felices para muchos sorianos.

Desde hace cuatro años, un grupo de aficionados sorianos a la carrera continua cumplen días antes de La Saca una tradición que se va asentando: hacer el mismo recorrido del jueves más grande del año trotando tranquilamente. Es decir, saliendo de la puerta de los corrales y llegando a la plaza de toros.

Esta vez, lo hicieron antes de ayer lunes a una hora muy buena, las ocho de la tarde. No sé si es el nombre oficial o extraoficial que le han dado, pero a esta jornada la llaman la Presaca. Tanto esa hora y pico que tardarían, como la hora y pico que la continuaría (o más) es una manera maravillosa de pasar estos días previos a nuestras fiestas.

Fotos y vídeo: Daniel Peláez y Alberto Casas

Este sábado 24 de junio, mientras se disputaba en nuestra ciudad de Soria alguna de las pruebas del Campeonato de España de Ciclismo, nosotros también agarramos nuestras bicicletas dispuestos a hacer una ruta semilarga, circular y sencilla: Soria-Abejar por el Camino de Santiago y Abejar-Soria por la vía verde. En total, nos salieron unos 70 kilómetros sin grandísimos desniveles, pero tampoco llanos.

Es ligeramente más largo el camino de ida. Aunque fuimos por la zona de la futura cárcel, el Camino de Santiago en sí va justo por el carril-bici, hasta la Casa del Guarda y Pedrajas. En Pedrajas, siempre indicado con flechas amarillas, se baja hasta la carretera Toledillo-El Royo y se cruza para entrar en otra gran pista que, sin pérdida, nos encamina hasta Cidones.

En la roca del Lagarto. También visitamos la Cueva del Toro

En la roca del Lagarto. También visitamos la Cueva del Toro

De allí, por caminos arenosos, también es fácil encontrar Villaverde y, poco después, Herreros, para seguir unos minutos por carretera junto al pantano antes de entrar en una pista entre pinos.

La única vez que hay que bajarse de la bicicleta es justo a la entrada de Abejar, donde unos altísimas hierbas tapan el camino, si es que este existe. Son un par de minutos con la bici a cuestas.

En Abejar descansamos a comer y beber algo. Desde allí, se baja para cruzar la Nacional y, siguiendo la carretera del campo de fútbol, cogemos la vía verde, donde la velocidad de crucero es bastante mayor que por toda la zona de Valonsadero.

Un refrigerio en el Enjoy Urban fue el premio merecido tras el ascenso de la cuesta de Los Royales.

Fotos: Alberto Casas/Andrés Soto

Ayer domingo, dentro de la preparación de un reto pirenaico que va a afrontar este verano, el adnamantino Ángel Aguirre subió hasta la cima del Moncayo, como ha hecho tantas decenas de veces en su vida. En esas decenas de veces se ha encontrado niebla, nieve, viento, sol, tormentas, gente subiendo por la parte de Zaragoza, gente subiendo por la parte de Soria, seguro que algún perro…

Lo que nunca se había encontrado en sus excursiones a la cima más alta de Soria y de Zaragoza es un burro, así que cuando lo vio ayer no pudo evitar inmortalizarse junto a él.

Ángel, con el burro cerca de la cima del Moncayo

Ángel, con el burro cerca de la cima del Moncayo

El animal subió junto a su dueño, de Tarazona, la población más grande de las que abriga el Moncayo. Para mí también ha resultado sorprendente cuando me lo ha contado hace un rato, así que he rebuscado someramente en internet y me he encontrado con que, efectivamente, hay gente que sube al Moncayo ayudada por un burro. Por las fotos puede ser el mismo…

Leer esa crónica

No sé si es alguien particular o, como es más esperable, alguna empresa que oferta ese servicio. En muchísimos lugares del mundo es habitual utilizar estos burros (o mulos en otros casos), sobre todo para llevar la carga, pero suelen ser lugares o con mayor altitud, desnivel o distancia. Dos ejemplos rápidos que yo he visto: el Cañón del Colorado y el Toubkal.

Si alguien sabe algo, gracias por informar.

Lo habréis observado: hay muchos sorianos en Alcalá de Henares. De hecho, tiene incluso Casa de Soria, en el número 28 de la calle Daoíz y Velarde, algo reservado a poblaciones donde el número de emigrantes de nuestra tierra es alto. Me suena que por ejemplo en Oncala hay mucha gente que se fue allí, pero seguro que eso mismo pasa en otros pueblos sorianos.

Casi empatada con Móstoles, Alcalá es la localidad más poblada de la Comunidad de Madrid después de su capital, con 200.000 habitantes. Pero tiene una ventaja de la que Móstoles carece: está mucho más cerca de Soria. Al cabo de una vida, esos kilómetros que te ahorras se notan mucho.

Donde Móstoles no puede competir con Alcalá es en historia, arte, literatura… Existen vestigios prerromanos, romanos, visigóticos, musulmanes… Allí nació Miguel de Cervantes, lo que sería suficiente para colocar a Alcalá de Henares con letras rojas mayúsculas en cualquier guía de viajes. Y, unos años antes, nació allí también la Universidad Complutense, en la que curiosamente no estudió el creador del Quijote.

A apenas 600 metros de esa casa natal de Miguel de Cervantes se encuentra el Parador de Alcalá de Henares, inaugurado hace apenas ocho años sobre construcciones levantadas hace cuatro siglos y, según algún sitio de internet que he consultado, uno de los mejores de España.

Aprovechando el final de la temporada, este Parador de Alcalá de Henares ha fichado a un soriano, Carlos Aldea. A pesar de su juventud (32 años y nueve meses), ya ha conseguido hacerse un nombre importante en la cocina soriana y de fuera de la provincia.

Carlos Aldea, segundo por la izquierda, despidiéndose de sus compañeros de Soria, ayer

Carlos Aldea, segundo por la izquierda, despidiéndose de sus compañeros de Soria, ayer

Siguiendo con las comparaciones futbolísticas, Carlos Aldea ha seguido un camino natural y firme muy parecido, salvando las especialidades, al del entrenador Pablo Machín, recién ascendido a Primera.

Estuvo trabajando de cocinero desde los 22 a los 24 años en el Parador Antonio Machado de su tierra. Pasó a ser segundo jefe de cocina entonces, puesto en el que se mantuvo durante casi cuatro años, hasta los 28. Y entonces, en noviembre de 2012, pasó a ser el jefe de cocina del Parador soriano.

Han pasado 11 años casi justos desde que se puso por primera vez el gorro y el delantal en el edifico del alto del Castillo, donde ha desarrollado toda su carrera profesional. Ahora, este joven valor de la cocina española se marcha fuera a seguir aprendiendo, mejorando, viviendo, disfrutando… Que le vaya como deseamos.

Hoy, 24 de junio, se celebra una de las fiestas católicas más importantes de las que tienen a un santo como protagonista. Hoy se celebra San Juan, el San Juan más importante de los muchos que así se han llamado, San Juan Bautista, aquel que bautizó a Jesucristo según se admite canónicamente y aquel que murió degollado por el deseo de Herodías expresado por boca de su hija Salomé.

La imagen de la cabeza de San Juan en un plato es otro de los grandes iconos del primigenio cristianismo gracias fundamentalmente a la inmortalización de grandes pintores a lo largo de la historia como Ribera, Murillo, Valdés Leal, Caravaggio, Van der Weyden, Botticelli, Rubens… y muchísimos más. Leonardo da Vinci tiene un San Juan Bautista en el Louvre, pero antes de su decapitación.

En alguno de esos cuadros aparece únicamente a cabeza. En otros, Salomé con la cabeza. En otros, tres o cuatro personajes. En el Museo del Prado, sin embargo, puede verse un cuadro de grandes proporciones (de los mayores del Museo con casi diez metros de anchura y tres de altura), en el que también es protagonista la cabeza del Bautista. El autor es Bartholomäus Strobel y el cuadro es este:

El cuadro de Strobel

El cuadro de Strobel

La pregunta del titular, por tanto, es doble. Por un lado, ¿dónde está la cabeza de San Juan Bautista en este cuadro? Buscando, se encuentra en apenas unos segundos.

El otro sentido es el real: ¿Dónde se encuentran los restos de la cabeza de San Juan? Es fácil imaginar que la respuesta es múltiple: Amiens, Roma, Damasco, Viterbo, Zadar, Colonia, Estambul, Zurich, Egipto, Bélgica, Grecia, Armenia… y también muchísimos más.

Hace siete años, en Bulgaria, cerca de Sozopol (Mar Negro) se encontraron unas reliquias dentro de una urna. En 2012 fue analizado su contenido y, efectivamente, eran del siglo I. Por las inscripciones de la urna, dichas reliquias son las que ahora tienen mayor credibilidad.

Los orígenes del deporte dejan historias curiosísimas y casi siempre desconocidas. Es difícil hacerse una idea de cómo se organizaban las competiciones hace 120 años, que es precisamente el tiempo que hace que se disputó el primer Campeonato de España de Ciclismo, en 1897. El segundo fue en 1902 y desde entonces se ha celebrado todos los años excepto dos: 1937 (por la Guerra) y 2006 (boicot de los ciclistas por la Operación Puerto).

Escribo hoy de este tema, igual que ayer, porque estamos viviendo en Soria desde hoy y hasta el domingo este campeonato por primera vez (ver horarios).

José Bento Pessoa. chaodeareia

José Bento Pessoa. chaodeareia

En 1897, se inscribieron 19 ciclistas para la primera edición de esta competencia, si bien finalmente solo se presentaron 17, tres de ellos portugueses. Estaban citados en el kilómetro 112 de la carretera de Madrid a Salamanca, en la provincia de Ávila. Fue el 11 de abril, desde las 8.00 de la mañana, y les esperaban 100 kilómetros.

A la meta, situada en la ciudad de Ávila, el primero en llegar fue el portugués José Bento Pessoa. Invirtió trs horas, 28 minutos y 31 segundos. Aunque era de Portugal, en aquella época se ve que no les daban mucha importancia a esas pequeñeces, y Bento Pesso aparece en cualquier palmarés como el primer campeón de España.

Desde mañana viernes 23 y hasta el domingo 25 de junio, se celebran en Soria los Campeonatos de España de Ciclismo. Son en total seis pruebas: tres viernes, dos sábado, una domingo. Todo el rutómetro exacto y los perfiles están en este enlace. Aquí va una guía rápida:

VIERNES 23

10.00. Plano 1: Contrarreloj individual Sub 23 masculina. 18,7 kilómetros. Recorrido: Polideportivo Fuente del Rey-Garray-Velilla de la Sierra-Puente de piedra del Duero en Soria-Cuesta Dehesa Serena-Plaza de toros. Entre 25 y 28 minutos.

12.00. Plano 1: Contrarreloj individual Sub 23 y Élite Féminas: 18,7 kilómetros. Mismo recorrido que la carrera anterior. Entre 28 y 31 minutos.

Recorrido de la contrarreloj masculina Sub 23 y de la femenina Élite y Sub 23

Plano 1. Recorrido de la contrarreloj individual masculina Sub 23 y de la femenina Élite y Sub 23

17.00. Plano 2: Contrarreloj individual Élite masculina: 43,1 kilómetros. Recorrido: Polideportivo Fuente del Rey-Garray-Buitrago-La Rubia-Los Villares-Almajano-Aldehuela de Periáñez-Torretartajo-Renieblas-Velilla de la Sierra-Puente de piedra del Duero en Soria-Cuesta Dehesa Serena-Plaza de toros. Entre 53 y 58 minutos.

Recorrido de la contrarreloj individual Élite masculina

Plano 2. Recorrido de la contrarreloj individual Élite masculina

SÁBADO 24 

9.30. Plano 3: Carrera en línea Sub 23 masculina: 145,8 kilómetros. Recorrido: Garray-Buitrago-Ausejo-Puerto de Oncala-San Pedro Manrique-Magaña-Almajano-Renieblas-Velilla de la Sierra-Puente de piedra del Duero en Soria-Plaza de toros y empieza entonces un circuito de 20 kilómetros al que hay que dar tres vueltas y que es básicamente el mismo que las dos primeras contrarrelojes del viernes: Garray-Velilla-Soria, hasta la Plaza de toros. Llegarán entre las 13.08 y 13.33.

Recorrido de la carrera en línea Sub 23 masculina

Plano 3. Recorrido de la carrera en línea Sub 23 y Élite masculina

17.00. Plano 4: Carrera en línea Sub 23 y Élite Féminas: 105,2 kilómetros. Recorrido: Garray-Langosto-Derroñadas-El Royo-Alto de El Royo-Sotillo del Rincón-Valdeavellano de Tera-Rollamienta-Tera-Garray-Velilla de la Sierra-Puente de piedra del Duero en Soria-Plaza de toros y empieza entonces un circuito de 20 kilómetros al que hay que dar dos vueltas, el mismo que la carrera de la mañana: Garray-Velilla-Soria hasta la Plaza de toros. Llegarán entre las 19.37 y 19.55.

Recorrido de la Carrera en línea Sub 23 y Élite Féminas

Plano 4. Recorrido de la Carrera en línea Sub 23 y Élite Féminas

DOMINGO 25

9.00. Plano 3: Carrera en línea Élite masculina: 207,3 kilómetros. Mismo recorrido que la carrera del sábado a las 9.30 (la Sub 23 masculina, la que va por Tierras Altas), con la única diferencia de que al circuito final se le dan seis vueltas en vez de tres. Llegarán entre las 13.56 y las 14.27.

Ya estamos en verano. En el Hemisferio Norte hemos entrado en la estación más calurosa del año a las 6.24 horas de esta mañana, y la abandonaremos 93 días y 15 horas después, es decir, el 22 de septiembre a las 22.02.

Hoy mismo, 21 de junio, es el día más largo de todo el año. Hay más de 15 horas de diferencia entre el orto y el ocaso, pero los muy madrugadores saben que clarea bastante antes del amanecer y los que están jugando al frontón en su pueblo tampoco necesitan luz artificial durante unos minutos largos después de la anochecida.

De pequeños hemos aprendido que el día que empieza el verano es el más largo del año y, como por silogismo, se tiende a pensar que es el día que antes amanece y el día que más tarde anochece.

Pero no. Como aparece en el titular de estas líneas, el día que antes amaneció fue el 14 de junio, hace una semana (6.34), mientras que el ocaso más tardío llegará el día 27, de aquí a seis días (21.49).

Ver orto y ocaso en Soria en 2017

En estos 93 veraniegos días, el planeta vivirá dos eclipses, uno parcial de luna y otro total de sol, con ligera incidencia en España.

De las lluvias de estrellas, las más famosas de todo el año son precisamente en verano, las Perseidas, que vivirán su apogeo (otra palabra astronómica pero que aquí es una metáfora) el 12 de agosto.

Así es el verano de 2017

Todo lo anterior es una excusa para poner la canción que de vez en cuando pongo:

El pañuelo… el saluda de mis Jurados con la guía de participación del vecindario para los actos de las inminentes fiestas y con la invitación para desfilar Domingo y Lunes con el traje tradicional… La pegatina de la Cuadrilla, que la voy a poner ahora mismo por ahí… El vale del Sábado Agés para retirar la tajada en crudo… El vale del Domingo de Calderas para retirar la tajada cocida, vino, pan, huevo y chorizo… ¡Y las entradas para el Viernes de Toros! Correcto, está todo.

De hecho, dudaba en ponerle este otro titular a la entrada: ¡Bien, ya tengo las entradas para el Viernes de Toros!

Como suelo andar de acá para allá, suelo decirles a los de mi Cuadrilla que no se molesten en venir a casa a traerme el sobre, que ya iré yo a por él. Se ve que este año se me ha olvidado avisar y, gracias a ese olvido, acabo de vivir hace unos momentos el mágico momento al que aludo en el titular por el que al final me he decidido.

Realmente, acaban de venir a traerme el sobre de la oficina, así que todavía puedo pasarme por el local a recoger el de casa y así veo de nuevo el ambiente.

Como aviso casi siempre que escribo sobre las fiestas de San Juan de Soria, recomiendo a los forasteros que no se molesten en entender el significado de lo que acaban de leer, y que pregunten a cualquier soriano para que se lo explique.

En mi poder

En mi poder