El viernes 13 de enero de 2017 fue presentado el autobús eléctrico-turístico, nueva iniciativa del Ayuntamiento de El Burgo de Osma. Y apenas un día después, antes de ayer sábado 14, fuimos de los primeros en darnos una vuelta a lomos del mismo.

La iniciativa es muy sencilla: un vehículo que no contamina nada y cuyo gasto energético también es bajo servirá para que los numerosos turistas que acudan a la Villa Episcopal puedan disfrutar de la misma de una manera diferente, a través de las ventanillas.

El autobús, en el Hospital de San Agustín. Foto: Concha Ortega

El autobús, en el Hospital de San Agustín. Foto: Concha Ortega

El paseo que nos dio Óscar antes de ayer es la versión reducida de la que se pretende dar a estos visitantes, y que tendrá una duración aproximada de tres cuartos de hora. En ese tiempo se visitan los principales monumentos de El Burgo de Osma, saliendo y llegando desde la plaza Mayor: Hospital de San Agustín, Universidad de Santa Catalina, Convento del Carmen, las calles porticadas, el Seminario…

Y sí, por supuesto, también, la Catedral. Allí, en el templo más importante de la provincia de Soria, el autobús se detendrá unos minutos para que los turistas tomen algunas fotografías bajándose del autobús.

No es la única parada que tiene prevista. La otra es junto al río Ucero, un poco después de la Huerta de Santillán, desde donde se tienen unas bonitas vistas del castillo. Allí, el autobús debe hacer una pequeña maniobra para dar la vuelta antes de iniciar el regreso hacia el centro.

Lógicamente, el servicio todavía se encuentra en pruebas. En estos días iniciales tendrá tiempo de ajustar el audio, los horarios, la ruta… incluso no se descarta que salga de El Burgo. Puede circular a 45 kilómetros por hora, si bien para estos paseos turísticos está limitado para que no supere los 30. Cientos de personas, ojalá miles, lo pasearán en estos meses de Matanzas, primavera, verano, otoño…

La Catedral, desde el autobús. Foto: Concha Ortega

La Catedral, desde el autobús. Foto: Concha Ortega

Como este blog no va a existir en el año 2066 (aunque eso habrá que verlo), aprovecho hoy domingo para escribir apenas unas líneas de una batalla, pero no por la batalla en sí, aunque lo merezca, sino por la gran obra de arte que creó y que todavía puede admirarse.

La Batalla de Hastings tuvo lugar en el año 1066, y terminó con la victoria de los normandos ante la Inglaterra anglosajona. Seguro que en algún lugar de internet puede encontrarse cuáles han sido los países que más veces o más tiempo han estado guerreando, pero seguro que las disputas entre Francia e Inglaterra están muy arriba en esa lista.

Esa batalla tuvo lugar al sureste de la isla de Gran Bretaña, y la gran victoria normanda derivó en la creación de un impresionante tapiz del que no existe igual: el Tapiz de Bayeux. Como en todas estas cosas, lo que más me llama la atención es su antigüedad y su permanencia, a pesar de todas las vicisitudes que ha tenido que sortear.

Pequeña parte del Tapiz. En el centro, el Cometa Halley

Pequeña parte del Tapiz. En el centro, el Cometa Halley

Y después de ello, lo que a uno le empequeñece (sobre todo considerando esa antigüedad de casi mil años), son sus medidas: apenas medio metro de alto… pero casi 70 de largo y unos 350 kilogramos de peso. Quien desee verlo, debe viajar hasta el Museo de la Tapicería de Bayeux, una preciosa localidad normanda que merece la pena una visita más allá de esa joya de la alta costura.

Si visitar Bayeux no está entre los planes inmediatos, se puede hacer el recorrido entero por el tapiz en varias páginas de internet, empezando por la Wikipedia.

Uno de sus detalles más conocidos es la representación del Cometa Halley, quien sobrevoló Inglaterra en abril de 1066. En su estela, algunos leyeron que la coronación de Haroldo II de apenas tres meses antes vendría acompañada de malos presagios… lo que se cumplió apenas cinco meses después con la muerte del último rey de la Inglaterra anglosajona y la instauración de la monarquía normanda, personificada por primera vez en Guillermo El Conquistador.

Son muchos nombres, muchos reyes, muchas batallas… pero tratar de recordar al menos el Tapiz de Bayeux para siempre seguro que es posible.

El 6 de abril de 2016, la entrada de este blog estaba dedicada al Sendero de los Apalaches, una impresionante ruta de 3.500 kilómetros que recorre esta cordillera de los Estados Unidos de América. Leer aquella entrada

3.500 kilómetros son muchos como para hacerlos de una tirada, aunque de hecho hay gente que la hace, para lo que se necesitan algunos meses yendo tranquilamente.

Esa gran ruta, ese gran Sendero de los Apalaches, parecerá en breve una pequeña hormiguita al lado de The Great Trail. Ahora sí, imagino que este Gran Sendero (traducción literal) será el más largo del mundo de todos los que se encuentran marcados*.

El mapa

El mapa

¿Dónde está (o dónde va a estar) este Gran Sendero? ¿Os lo imagináis? ¿Lo sabéis de hecho?

Ver web

La respuesta es previsible. Canadááááááááá!!!!!!!!!!!!! Menudo país. El Gran Sendero va a terminar de delimitarse en el presente 2017. Ya hay marcados más de 21.400 kilómetros y, cuando finalice, serán 24.000. La circunferencia de la Tierra son 40.000.

Lógicamente, el Gran Sendero no está pensado para hacerlo de una vez, aunque apuesto a que alguien ya lo ha empezado para ser el primero en terminarlo. Siendo el país que es, lleno de bosques, praderas, lagos, hielo, nieve… el Gran Sendero está concebido para caminantes y ciclistas, por supuesto, pero también hay tramos para piraguas o trineos.

Para que no se olvide, algún día escribiré mi experiencia de un mes en aquel gran país, hace ya unos cuantos años.

*Se estima que los caminos del Imperio Inca sumaban unos 60.000 kilómetros, muchos de los cuales están todavía operativos.

En el momento en el que a un árbol se le ponen lucecitas intermitentes, se convierte en Árbol de Navidad. En el momento en que a ese mismo árbol se le quitan, deja de ser Árbol de Navidad. Por ello, en sentido estricto, los dos grandes pinos que se colocaron el pasado mes de diciembre en la plazas sorianas Mayor y de Herradores ya son simplemente árboles, pues fueron despojados de sus adornos a comienzos de esta semana.

El árbol de Herradores. Foto: Concha Ortega

El árbol de Herradores. Foto: Concha Ortega

Entonces, una persona cuyos deseos se me transforman en órdenes me preguntó: ¿Qué será de esos árboles? ¿Serán pasados por la motosierra para dividirlos en cientos de pequeños trozos que den calor en los hogares de los pueblos sorianos? ¿Entrarán en el taller de algún carpintero para salir convertidos en un precioso sinfonier o en una silla rococó? ¿O acaso serán replantados en la zona de Prados Vellacos para que los abuelos en verano descansen a su sombra mientras disfrutan con los juegos de los nietos?

La respuesta correcta es la tercera y última. Esos dos árboles fueron comprados a un vivero y, dentro de unos días, serán recolocados en algún lugar de esa zona de Los Royales.

Hace algo más de 20 años, antes de tener el carné de conducir, leí o me informaron de casualidad de que era posible ver nutrias en la cabecera del río Iregua, en la vecina provincia o comunidad autónoma de La Rioja. Eduardo y yo partimos de Valdeavellano de Tera muy de mañana, quizás todavía de noche, para buscarlas. La caminata de ida y vuelta duró unas diez horas, calculo. Afortunadamente, un coche matrícula de Castellón, ocupado por unos vecinos de Tera, nos despertó cuando estábamos dormidos cerca de una fuente y nos bajó de regreso a nuestro pueblo. Nos ahorró unas dos horas de marcha.

Leer entrada en el blog de la Asociación de Amigos de Mamíferos, Anfibios y Reptiles de Soria

Ahora, es suficiente con bajar a dar un paseo por el río Duero a su paso por la ciudad de Soria para disfrutar de uno de los animales más atractivos que existen en la península y que mejor hablan de la calidad de un ecosistema. Aun así, creo que debo de ser el único soriano de los que pasean o corren con frecuencia por las márgenes que todavía no ha visto ninguna nutria.

En las pasadas Navidades, buena parte del Duero se heló en Soria. Como en años anteriores, se han podido ver fotografías y vídeos de algunas nutrias caminando por encima del hielo. Valentín Guisande, uno de los mejores aficionados a la fauna en la provincia, tomó imágenes de uno de estos ejemplares el pasado 7 de enero.

Tres días después, antes de ayer martes, ese mismo ejemplar fue observado por varias personas muy lejos de su hábitat natural: el agua y sus inmediaciones. Estuvo cerca de la estación de tren, por el túnel de Eduardo Saavedra… hasta que el presidente de la Asociación de Amigos de Mamíferos, Anfibios y Reptiles de Soria, Manuel Meijide, fue capaz de capturarla ayudado por su cazadora y por su habilidad a pesar de los intentos del animal de escaparse.

En el enlace que he puesto arriba viene perfectamente narrada toda la secuencia de los hechos. Recomiendo su lectura. El resumen es que la llevaron al veterinario José Luis Serrano y, después de explorarla, encontraron que tenía hasta ocho perdigonazos en la cabeza. Arriba se ve en las dos radiografías. El texto habla de milagro: sobrevivir a los disparos y sobrevivir a los atropellos entre el Duero y el lugar donde fue apresada. Algo de ello tiene que haber.

¿Cuándo llegaron las nutrias a Soria?

Me alegra saber que mi percepción de hace más de 20 años era cierta. Mi percepción era que entonces apenas había nutrias, y que aquellas del Alto Iregua eran casi una excepción. Hace dos décadas, según me informa Juan Luis Hernández, las nutrias existían en muy pocos ríos de Soria. Desde entonces, la especie se ha expandido y está en buena parte de los cursos de agua de la provincia sobre todo gracias a tres factores: la expansión del cangrejo señal (también del alburno me comentan), la mejora (todavía mejorable) de la calidad del agua de los ríos y el mayor respeto de la gente (el comportamiento troglodita del de los perdigonazos es excepcional).

Aparte de las obvias en las que está pensando todo el mundo (aprobado el servicio de AVE entre Atocha y Mariano Granados, finaliza la autovía Garray-Logroño, la provincia supera los 200.000 habitantes y carece incluso de paro estructural…), hay algunas noticias relacionadas con Soria que me gustaría leer este año.

Las 20 noticias

-Colocadas unas grandes piedras formando la palabra ‘Soria’ para que pueda leerse desde los aviones que la sobrevuelan

-El Último de la Fila vuelve a los escenarios con un concierto en Mariano Granados

-Las fiestas de San Juan, declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

-Jornada de puertas abiertas para conocer San Polo por dentro

-Un sampedrano pasa el Fuego en diagonal

Recinto del Paso del Fuego

Recinto del Paso del Fuego

-Los turistas extranjeros superan por primera vez a los españoles

-Todavía queda un bar que no pone tapa

-Así es la nueva zona de restaurantes del Casco Antiguo

-Eliminados los cinco minutos de cortesía en todos los actos organizados por las instituciones de la provincia

-Un soriano inventa un sistema para incorporarse a sí mismo una wifi portátil

-Un soriano inventa un papel que permite la reproducción de vídeos

-Un complejo programa informático elige a ‘La pata’el bote’ como el Juego más Divertido del Siglo XX

-Pablo Machín, nuevo técnico de ‘La 32’, la selección conformada por jugadores de los equipos que no están en las otras 31 selecciones del Mundial

Pablo Machín

Pablo Machín

-Abel Antón y Fermín Cacho ya no son los mejores atletas sorianos de la historia

-El Río Duero no renuncia a jugar las competiciones europeas de voleibol

-Los árbitros de las competiciones provinciales portarán Kleenex para ofrecérselos a equipos y aficionados que protesten

-Una ardilla circula entre Montenegro de Cameros e Iruecha sin pisar el suelo

-Regresa el oso a las montañas sorianas

-La vertiente soriana de la Sierra Cebollera ya es Parque Natural

-Así ha sido la resurrección de todos los acuíferos sorianos que habían muerto

Si no existiera wikipedia o si no tuviéramos gran fe en ella, este blog no existiría, o al menos muchas de sus entradas. Por ejemplo, esta. El otro día fue presentado el nombre del nuevo obispo de Soria, Abilio Martínez Varea. El encargado de dar la rueda de prensa fue el actual administrador diocesano, Gabriel Ángel Rodríguez Millán.

Se le preguntó por la juventud de Martínez Varea de cara a su Ordenación Episcopal. Ahora tiene 52 años y cumplirá 53 el próximo 29 de enero. Respondía el administrador diocesano que es normal que los obispos que vienen a Soria sean relativamente jóvenes, por tratarse de una diócesis pequeña. A cambio, decía Rodríguez Millán, es muy habitual que los prelados de Osma-Soria terminen ocupando puestos de mayor relevancia.

Catedral de El Burgo de Osma. sorianitelaimaginas

Catedral de El Burgo de Osma. sorianitelaimaginas

He mirado únicamente los seis últimos obispos, que son todos los que ha tenido la diócesis desde que pasó a llamarse de Osma-Soria en vez de únicamente de Osma.

-Teodoro Cardenal Fernández. Nacido en 1916. Obispo en Osma-Soria de 1969 a 1983. Pasó entonces a ser arzobispo de Burgos. Murió en 2006.

-José Diéguez Reboredo. 1934. Obispo de 1984 a 1987. Es el primero que recuerdo de cuando lo nombraban en misa. Pasó a ser obispo de Orense y ahora es obispo emérito de Tuy-Vigo.

-Braulio Rodríguez Plaza. 1944. Obispo de 1987 a 1995. En su día era el obispo más joven de España. Pasó a ser arzobispo de Valladolid y ahora es de Toledo y, por tanto, primado de España, con altas posibilidades de ser nombrado cardenal.

-Francisco Pérez González. 1947. Obispo de 1995 a 2003. De Soria pasó a ser arzobispo castrense y ahora lo es de Pamplona-Tudela.

-Vicente Jiménez Zamora. 1944. Obispo de 2004 a 2007. Uno de los pocos obispos sorianos que ha tenido Soria en mucho tiempo. De aquí pasó a Santander antes de ocupar su actual cargo de arzobispo en Zaragoza.

-Gerardo Melgar Viciosa. 1948. Obispo de 2007 a 2015. En abril del pasado año fue nombrado obispo de Ciudad Real.

El observatorio astronómico de la provincia de Soria, situado en la localidad de…

Y todos los sorianos, detrás de los puntos suspensivos, escribiríamos automáticamente la palabra ‘Borobia’.

La verdad completa es que el observatorio borobiano de El Castillo es el único visitable en Soria, el único en el que cualquier persona puede pagar para ver las estrellas, la Luna y los planetas, después de algún periodo convulso que espero se haya solucionado del todo (ver la web de Borobia).

Este pasado fin de semana me acerqué al Cañón del Río Lobos, que no es solo Ucero, La Galiana y la ermita de San Bartolomé. Hice una ruta por el Río Chico y después, ahora sí, me acerqué hasta Ucero. Por el camino, pasé por un pequeño pueblo.

El observatorio de Aylagas

El observatorio de Aylagas

En una de sus casas, en la parte más alta, vi una pequeña cúpula blanca coronando un tejado también circular. Entré al pueblo, que no es otro que Aylagas, y tuve la suerte de encontrarme a una persona. Le pregunté qué era aquello blanco que me resultó lo más visible de la localidad, y me contestó que era lo que parecía: un observatorio particular creado por una familia, dada la afición de uno de sus miembros a los mundos del lejano cielo.

También me comentó que ahora no se usa mucho. Ya sé que es particular, pero también me gustaría ver desde allí algunas constelaciones un día sin nubes.

Nuestra ruta montañera de hoy nos ha llevado a uno de los rincones que mejor conocemos de la provincia de Soria: Urbión. Desde la misma ciudad se veía que apenas íbamos a encontrarnos nieve pero, como suele pasar, hasta que no se llega al terreno no sabes realmente cómo va a recibirte.

Hemos hecho la subida clásica desde la Laguna Negra, aparcando donde dejan, casi dos kilómetros antes. La Laguna estaba helada en un 75% aproximadamente. No la hemos pisado ninguno de los diez que hemos subido.

El hielo de verdad ha empezado en el Portillo, el tramo más empinado de las dos horas de subida que hay en esta ruta. En varios sitios es necesario salirse de la senda para andar sobre los salientes de las piedras y evitar el afiladísimo hielo.

La cascada de la Laguna Negra, esta mañana

La cascada de la Laguna Negra, esta mañana

Pasado el Portillo, y para llegar a la Laguna Larga, también es conveniente separarse de la senda que va paralela a la ladera (completamente helada y con buena caída a la derecha) y seguir la línea recta, subiendo una pequeña pendiente para bajar después a la Laguna Larga. La nieve está un poco dura pero no existe peligro.

Desde ahí hasta Urbión, algo parecido: es preferible no acercarse mucho a la ruta habitual y sí subir más de frente, hasta llegar al camino apto para los coches.

Para bajar, como suele sucedernos, hemos seguido el arroyo que termina formando la Cascada de la Laguna Negra. Recomiendo vivamente a todo el mundo que se acerque a verla en estos días, con un hielo virgen de increíble belleza. También estará bonita cuando empiece por fin a nevar en cantidad, así que entonces volveremos.

Dentro de las diferentes listas temporales que manejo, ninguna recoge los meses del año en los que he llegado a ver endrinas aparentemente maduras en la provincia de Soria. Probablemente, ello solo hubiera sucedido, antes de hoy, en octubre, noviembre y, quizás, en septiembre y diciembre.

Por eso me ha sorprendido ver estos frutos, esta misma mañana, en las orillas del río Chico, uno de los afluentes del río Ucero, dentro del Cañón del Río Lobos.

Esta ruta, la del Cañón del Río Chico, es la número 13 de las que vienen marcadas dentro de este Parque Natural. No la he hecho entera porque la senda no está muy clara, hay que salirse de ella varias veces. En alguna de esas veces me ha tocado atravesar pequeñas barreras de espinos.

Si algo no falta en la ruta es eso, espinos. En un par de ellos he podido ver las endrinas de las imágenes.