Se cumplen hoy 25 años de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92, aquel evento del que todos los españoles que lo vivimos guardamos varios recuerdos.

Uno de ellos, el más importante quizás de todos, fue la canción compuesta por Freddie Mercury para ser interpretada junto a Montserrat Caballé. El mero hecho de tener esa idea ya corresponde a un genio.

La canción se conoció en 1987. La idea era que ambos la interpretaran cinco años después, en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos. Mercury falleció meses antes, en noviembre de 1991, y nadie le sustituyó para acompañar a Caballé. José Carreras y Sarah Brightman cantaron una versión de ‘Amigos para siempre’ que quedó relegada al olvido por la que cantaron en la clausura Los Manolos.

Daba igual. Todos asociamos la canción de ‘Barcelona’ a los únicos Juegos que de momento se han celebrado en España.

En mayo de 1987, en un evento con muchos grupos invitados y en el que todos ellos cantaron en playback, Mercury y Caballé interpretaron por primera vez juntos en público ‘su’ canción. Fue en la discoteca Ku, en Ibiza, llamada ahora Privilege y mundialmente conocida.

Merece la pena ver el vídeo.

He puesto San Vicente de la Barquera porque ayer estuvimos en un pueblo muy cerca, en Prellezo, pero podía haber escrito alguno de los cientos o quizás miles de sitios que aparecen en la página web que hoy quiero dar a conocer.

Explicaba en la entrada de ayer que me gustaría conocer la playa de Berellín en Prellezo con marea alta, después de haberla conocido con marea baja. Leer la entrada. Por eso mismo, me he puesto a buscar alguna web en la que se pueda conocer el estado de las mareas.

Supongo que habrá decenas, pero la mejor posicionada, y eso no suele ser casual, es www.tablademareas.com. En ella se puede consultar el horario de bajamares y pleamares en todos los continentes y en numerosos países, pero no en todos. Habrá webs más completas en inglés.

Pero como a nosotros nos interesa saber lo que sucede en San Vicente de la Barquera, de momento me quedo con esta.

Básicamente, entre una pleamar y la siguiente, o entre una bajar y la siguiente, hay algo menos de 12 horas y media. Es decir, hay dos al día. Entre un día y su siguiente no hay grandes cambios de hora, pero a nada que pasen algunas semanas, los cambios empiezan a ser notables.

Ver las mareas en San Vicente de la Barquera

Ayer sábado subimos al punto culminante de Cantabria, el Torre Blanca, o la Torre Blanca, con sus 2.619, o sus 2.617, metros sobre el nivel del mar. Leer crónica de la ascensión

Según nos íbamos acercando a la Cabaña Verónica (de la que haré una entrada un día), veíamos siempre en frente un pico bastante piramidal. Es el Tesorero, otro de los picos más conocidos y más ascendidos de los Picos de Europa.

¿Por qué es uno de los más ascendidos? Pues por las tres razones por las que eso suele suceder: importancia de la montaña, aproximación no muy larga y ascensión F.

¿F? Otro día haré otra entrada del significado de las letras en montañismo. F significa Fácil, pero Fácil en montañismo. Quien se crea que subir una montaña catalogada como Fácil es como hacer una visita al Monasterio de Piedra, puede llevarse una sorpresa. Por eso existe una corriente favorable a que cambie esta gradación de las montañas.

El Tesorero, a la izquierda. topwalks.net

El Tesorero, a la izquierda. topwalks.net

El Tesorero mide 2.570 metros y no dejamos de verlo durante casi toda la ascensión, también después de la Cabaña Verónica.

Este pico añade una cuarta razón para ser tan visitado. En él se juntan tres provincias, las tres provincias por excelencia de Picos de Europa, Asturias, Cantabria y León.

Es, por tanto, un punto trifinio, de los que en España lógicamente hay muchos. La tercera entrada que me compromete a hacer esta entrada de hoy es esa, una que se titulará: ¿Cuántos puntos trifinios hay en España? Si alguien quiere, que los vaya contando y me lo pase.

Andamos estos días por los Picos de Europa. Muchas veces no sabemos si estamos en Asturias, en León, en Cantabria…

Tres de los nuestros partieron ayer viernes de Fuente Dé, de la estación inferior del teleférico. Lo hicieron ya avanzada la tarde, dudosos entre dormir al raso o intentar meterse en el leonés Collado Jermoso, uno de los refugios más espectaculares que existen y que en algunos mapas no encontraréis con esa denominación sino con la ‘oficial’ que pocos conocen: Refugio Diego Mella.

Algún día contaremos quién fue Diego Mella. Hoy, el protagonista no es Diego, ni siquiera los tres compañeros nuestros que partieron un día antes a Pico (Andrés, Jairo y Nacho, acompañados por la infatigable Huni), sino las imágenes que estos grabaron en sus móviles.

Son tres fotografías y un vídeo de un espectacular ocaso cuando ya se estaban acercando a Collado Jermoso, donde finalmente decidieron dormir: los rojos, los azules, las nubes, las cumbres picudas, la temperatura ideal que también se percibe a través de las imágenes… Son cosas que solo pasan allá arriba.

Dentro de los actos de la Semana Verde que se está celebrando en Soria, y de la que por circunstancias que desconocía cuando dije sí también formo parte (ver programa), ayer por la tarde me acerqué a conocer y a escuchar a Javier Talegón, zamorano de Toro, biólogo y uno de los referentes del lobo en España. Su charla se titulaba ‘El lobo vivo como motor de desarrollo en la Sierra de la Culebra (Zamora). Luces y sombras de una actividad creciente’.

El adjetivo ‘vivo’ no está puesto al azar. En la Sierra de la Culebra, el lobo también es una especie cinegética. Talegón considera que ello es un error y que va en contra, hablando en términos económicos, del desarrollo de la zona. Ofreció numerosos datos según los estudios que ha realizado y que demuestran que deja mucho más dinero la gente que va a ver lobos que la que va a matarlos.

Tiene una empresa, Llobu, apellidada Ecoturismo y Medioambiente, especializada fundamentalmente en el estudio y en la observación del lobo, sin descuidar el resto de recursos naturales sobre todo de la Sierra de la Culebra, aunque también del resto de la provincia de Zamora.

Una de sus actividades más demandadas es la de la observación en libertad del lobo, uno de los tres grandes mamíferos de la península que todo amante de la naturaleza sueña con ver, junto al oso pardo y al lince. Para no engañar, Talegón explicó en su presentación que el porcentaje de avistamientos de lobo en las actividades que organiza ronda el 35%. A mí me hace más ilusión eso que el hecho de que me lo garanticen al 100%, aunque estoy casi seguro de que me quedaría sin verlos. Solo hay que recordar mi experiencia ugandesa con los leones

El biólogo habló de su ética a la hora de estas actividades para observar lobos. Nunca se acerca a las zonas de reproducción y ha pedido a la Junta que elimine algunos puntos que sí se utilizan y que en algunos casos están a 400 metros e incluso menos de 50 de un pinar donde se reproducen. Habló de un vídeo que no pudo mostrar en el que se ve a un lobo habituado a la especie humana, lo que le deja indefenso en la lucha diaria por la supervivencia.

También habló de la legalidad en otros países o parques nacionales, en Estados Unidos, donde la distancia mínima es de 1,6 kilómetros, y que él casi la ve justa, según dijo.

En la Sierra de la Culebra hay extensos valles cubiertos de matorrales en los que un ojo experto, ayudado también por las ‘indicaciones’ de los ciervos, puede ver los desplazamientos grisáceos de los lobos. Para ello están los telescopios que se llevan en todas estas actividades. En cualquier caso, la jornada o las jornadas se completan con visitas a otros lugares de cultura lobera o a explotaciones de ganadería que allí conviven en armonía con el lobo a base de mastines, cancillas, corrales..

Y, el que quiera ver lobos de cerca allí mismo en esa zona, puede ir al Centro de Interpretación del Lobo Ibérico en Robledo de Sanabria, donde hay ejemplares en cautividad.

Del 22 al 30 de julio, es posible que Covaleda sea el pueblo más grande de Soria. No sé cuánto crecerán las poblaciones en verano de Almazán y El Burgo de Osma pero me temo que no lo suficiente como para adelantar a Covaleda durante esta semana y pico.

En esos nueve días se va a celebrar en el campamento de la localidad pinariega el primer Jamboree Nacional Scout, con la presencia de 5.000 jóvenes entre 6 y 20 años tanto españoles como de fuera de España. A esas 5.000 personas hay que sumar los habitantes que de normal tiene Covaleda y aquellos que están también en el pueblo durante esta temporada estival.

Supongo que montar un campamento de 5.000 personas exige una gran infraestructura en todos los sentidos, pero hoy nos ha informado la empresa AUSOLAN de todo lo que mueven ellos en lo que a comidas se refiere. Cada día tienen que ofrecer 20.000 servicios (desayuno, comida, merienda y cena).

El Campamento de Covaleda

El Campamento de Covaleda

Se trata de menús adaptados para una población de jóvenes activos, que resulten de fácil aceptación y que les proporcione la energía necesaria para las actividades físicas que van a realizar. Más de un 10% de los menús que se servirán serán dietas especiales destinadas a usuarios con algún tipo de intolerancia, alergia o incluso adaptación cultural o religiosa (vegetarianos y halal).

AUSOLAN ha contratado a casi un centenar de personas de la zona de Covaleda que se distribuirán entre el campamento y la cocina central en la que se elaborarán los alimentos.

Además, como un compromiso con el medioambiente, se utilizan platos y vasos biodegradables, además de realizar allí mismo la selección y separación de los residuos en los contenedores específicos para su posterior reciclaje .

AUSOLAN, que elabora 320.000 comidas diarias en España con sus 11.500 empleados, tiene 15 centrales para dar servicio a hospitales, colegios, residencias de mayores y empresas. En Soria da servicio a todos los colegios públicos. Las familias la han valorado con 7,9, la mejor de las concesionarias que prestan el servicio en Castilla y León según asegura la propia empresa.

Igual que pasaba el otro día con Alemania (ver), hay más de una Venecia francesa. Ya se sabe, cualquier lugar con un par de canales es susceptible de ser conocido como ‘La Venecia…”.

Pero hoy voy a escribir unos pocos párrafos sobre Annecy, una ciudad situada cerca de la frontera con Suiza, muy cerca de Ginebra y, por tanto, al lado de los Alpes, las grandes montañas del centro de Europa. Está a una hora de Chamonix, el lugar más conocido de los Alpes en Francia.

Annecy es visitada cada año por miles y miles de personas atraídos por su sobria y homogénea arquitectura, características que brillan más especialmente por la gran cantidad de canales de la ciudad. Esos canales son ramas del río Thiou, en el que desagua el gran lago Annecy, el segundo más grande de Francia y uno de los más limpios que en el mundo existen.

Annecy

Annecy

Si después de leer estas líneas te entran ganas de visitar la hermosísima ciudad de Annecy (algo más de 100.000 habitantes) y su espectacular y colindante lago, quizás una buena idea sería hacerlo en breve, el próximo sábado 5 de agosto.

Ese día, como cada primer sábado de agosto desde hace siglo y medio (supongo que la fecha habrá ido cambiando), se celebra la gran Fiesta del Lago. Es un espectáculo pirotécnico de 70 minutos de duración acompañado de música y vendido como el más impresionante de Europa. Hay tribunas para verlo, con un precio entre los 6 y los 38 euros para los adultos, pero he leído por ahí que debe de haber sitios desde los que es posible ver los fuegos artificiales gratis, palabra que tanto gusta.

Crónica de lo sucedido el 16 de julio domingo dentro del proyecto del adnamantino Ángel Aguirre, acompañado de nuevo en este día por su amigo Diego Sanz.

Después de la ‘palicilla’ de las crestas del jueves y el viernes, la idea era descansar el sábado por la mañana y por la tarde hacer la aproximación a la cresta (objetivo del domingo) hasta el ibón de Literola para que la etapa del domingo fuese más suave.

Finalmente, Ángel y Diego cambiaron el plan porque el domingo daba muy buen tiempo y consideraron que era mejor descansar el sábado todo el día para ahorrarse subir tienda, sacos, cena, desayuno…

Así, se levantaron a las 5.00 de antes de ayer domingo para desayunar bien y tranquilos y con un equipo ligero completaron la concurrida cresta de Literola en 8 horas y 50 minutos, tiempo en el que enlazaron siete tresmiles con una graduación F+ ( Fácil superior), una actividad muy bonita y sencilla, de las que hacen afición, en la que no hace falta cuerda ni nada.

Con estos siete tresmiles, ya van 49. Ayer lunes, Ángel se levantó temprano para intentar hacer el Molieres, pero cuando llevaba un par de horas decidió darse la vuelta porque ya caían algunas gotas y no pintaba bien el día. En vista de que toda la semana dan tiempo inestable, ha decidido regresar unos días a casa.

Esta fue la actividad realizada el viernes 14 de julio por Ángel Aguirre y Diego Sanz, dentro del proyecto del primero de ascender los tresmiles pirenaicos. En total, salieron siete tresmiles.

Después del intenso jueves en las crestas de Cregüeña y del Medio, hoy era el turno de la cresta que queda al lado derecho del ibón de Coronas. Tras haber descansado ocho horas en “nuestro hotel de 10.000.000.000 estrellas” pero con las piernas algo cargadas, iniciaron la marcha en busca de la Brecha de Llosás que les pondría a lomos de la cresta.

Es una cresta muy técnica y exigente, con algún rápel comprometido y ‘pasitos’ sin desperdicio.

Aunque les costó arrancar por el cansancio, pronto lograron ponerse a tope y manos a la obra como si sus piernas y brazos no hubieran hecho nada el día anterior. Esta cresta también es catalogada como AD (algo difícil).

Tras la actividad de la Cresta de Bardamina con José Luis, Ángel Aguirre contaría con la ayuda de Diego Sanz para los siguientes cuatro días. Además, había previsiones de buen tiempo.

El miércoles 12 de julio por la tarde hicieron la aproximación al ibón de Coronas, desde donde tendrían a mano los objetivos de los siguientes dos días, las crestas de Cregüeña, El Medio y Llosás.

Esa tarde del miércoles montaron la tienda y fueron a descansar pronto para afrontar la dura jornada del jueves 13, en la que encadenaron 11 tresmiles en 11 horas y media de actividad catalogada con dificultad AD. Con compañía y buen tiempo da gusto.