Castilla y León no es una comunidad autónoma muy propicia para los movimientos sísmicos. De Valladolid, por ejemplo, no se tiene constancia de ninguno de ellos en todo el siglo XX, y solo de uno en el siglo XXI, en 2007, de una magnitud muy escasa de 1.4.

Por ello, que Palencia haya registrado esta mañana un terremoto por encima de 4 (4.1 con epicentro en Triollo o 4.0 con epicentro en Polentinos, según fuentes) es algo sorprendente. La provincia de Palencia no había vivido tampoco ningún temblor así desde que hay constancia de datos. Esa magnitud ya es más que considerable, aunque por suerte todavía incapaz de causar daños personales o daños materiales importantes. Pero se ha notado en muchos kilómetros a la redonda.

Según los datos del Instituto Geográfico Nacional, Ávila, Salamanca, Segovia y las citadas Valladolid y Palencia no ha habían experimentado movimientos así desde que hay registros.

Por lo que se refiere a las demás provincias de Castilla y León, para encontrar terremotos de mayor magnitud hay que retroceder hasta 1951 en Soria (4.4 en Santa María de Huerta), hasta 1939 en Burgos (4.3 en Villarcayo), hasta 2003 en Videmala (4.4 en Videmala) y hasta 2006 en León (4.1 en Molinaseca).

El IGN pide a las personas que hayan podido sentir el terremoto entre Triollo y Polentinos que rellenen este formulario.

Aprovechando las lluvias de las últimas fechas y la buena tarde que hacía, hemos estado hoy en Abejar y Cabrejas, disfrutando de tres saltos de agua que hay en la Sierra de Cabrejas. El primero, el de hoy, está en Abejar, mientras que los dos siguientes están en Cabrejas del Pinar, muy cerca del pueblo.

La ruta se puede hacer en un par de horas o poco más, yendo tranquilos. Nosotros la hemos hecho con todoterreno, yendo por la parte alta del pueblo. Había muchísima agua. Con un vehículo normal, habría que ir por la carretera o por la pista que va casi paralela a ella entre ambas localidades pinariegas.

Estos tres saltos tienen características comunes. Dado lo calizo de los materiales de la Sierra, el terreno es muy permeable, lo que se aprecia especialmente en el de mañana. Para disfrutarlos, es necesario acudir en época de fuertes lluvias o deshielo. Es decir, ahora, sin dejarlo mucho, porque en esta zona ya no hay más deshielo ya que se encuentra a poco más de 1.300 metros.

Este de Abejar se conoce como los Escalones, denominación cuyo origen es fácil de descifrar una vez visitado el paraje. Se trata de dos pequeños riachuelos (el arroyo del Horcajo y uno de sus ‘afluentes’) que se unen, en forma de ‘Y’, para formar algún salto que rondará los dos metros. Esta tarde (y en los días que se avecinan) estaba bonito, y todavía lo está más en un invierno lluvioso, cuando estos Escalones quedan congelados.

El vídeo no es de esta tarde, sino de hace unas semanas, del 4 de marzo.

Las altas temperaturas de estos días van a convertir en agua todas las toneladas de nieve que todavía se acumulan en los tres grandes sistemas montañosos de Soria que están por encima de los 2.000 metros: Urbión, Cebollera y Moncayo. Este último, que es el más espectacular cuando tiene nieve pero también el más sensible a la hora de perderla, ya exhibía mucha mayor desnudez ayer martes respecto al fin de semana.

Esta mañana, cuatro de mis amigos han aprovechado que la montaña también existe fuera de los fines de semana para darse un largo paseo hasta Urbión. “¿Habéis visto a alguien?”, les he preguntado. “Un corzo”, me han respondido. El coche lo han tenido que dejar todavía bien abajo, más o menos a la altura del refugio del Becedo, ya que han subido por la pista de Covaleda.

Este fin de semana todavía se podrá disfrutar de la nieve, pero estas cantidades de ahora ya no podrán verse, como mínimo, hasta el invierno que viene.

Gracias a E, G, M y S.

 

Justo después de Semana Santa salieron a la venta alrededor de 9.000 botellas de un nuevo vino soriano, La Quinta Vendimia. Todo nuevo vino tiene una larga e interesante historia, y los creadores de La Quinta Vendimia la han ido contando desde hace algo más de dos años a través de su página de Facebook.

La Quinta Vendimia es una empresa creada por un grupo de amigos. Uno de ellos, Chicho (Narciso Ossa Albarracín), es enólogo desde el año 2007. En estos años se ha ido formando en el mundo del vino tanto en España (Granada), como en diferentes países: Francia (el valle del Ródano en La Provenza), Alemania (Baden-Wurtemberg, zona de Friburgo de Brisgovia y Stuttgart), Estados Unidos (el californiano Valle de Napa) y Australia (Coonawarra, en Australia Meridional, entre Melbourne y Adelaida).

Con el paso del tiempo, asentado en Soria con familia soriana, en época de crisis, decidió trabajar en lo que le gusta y en la ciudad que le gusta. Ese fue el germen de La Quinta Vendimia.

Chicho, entre viñas

Junto al grupo de amigos al que embarcó en el proyecto, buscaron terrenos para comprar en el triángulo que forman La Rasa, Alcubilla del Marqués y Pedraja de San Esteban, en la margen derecha del río Duero. Chicho asegura que, dentro de la Ribera del Duero, Soria es la gran desconocida, pero que después de generaciones realizando vino a granel, “también se pueden hacer grandes cosas, como ya se ha demostrado”.

El enólogo reconoce que tanto la tierra como el clima de la zona son singulares y extremos, pero que ello no impide que, con un buen trabajo viticultor, cariño y muchas horas de esfuerzo, se pueda conseguir un gran producto.

De hecho, su intención es que en el vino que ya se comercializa se aprecien los olores y los sabores de la tierra, de la uva con las que trabajan, más allá de los gustos actuales de sobremaderizar los vinos.

Las cepas adquiridas por La Quinta Vendimia tienen desde los 15-20 años hasta más de 100. Algunas ya han fallecido de puro antiguas. Al ser terrenos adquiridos a viejos elaboradores, que trabajaban la tierra con caballos, las cepas se encuentran muy juntas para optimizar. Calcula que puede haber unas 3.000 cepas por hectárea, y que en total estarán trabajando con 12.000 o 15.000. Son cepas de uva tempranillo o tinta del país, como se le suele denominar en la DO Ribera del Duero.

Una de las botellas

Otra de las premisas fundamentales de este nuevo vino soriano es primar la calidad a la cantidad. Por ello, la primera elaboración ha sido todavía pequeña, las 9.000 botellas citadas, antes de empezar a plantearse nuevas ampliaciones. Esa cantidad de botellas son todas del mismo tipo de vino, algo que en el futuro también podría extenderse.

El origen del nombre

A la hora de elegir el nombre de la empresa y de su primer vino, Chicho explica que el grupo de amigos se puso un reto: conseguir tener una bodega propia a partir de la quinta vendimia. Y, de repente, ese reto se convirtió en nombre. Sin darse cuenta, ya han pasado tres vendimias, las de 2016, 2017 y 2018, con lo que la respuesta de los clientes y su propio trabajo servirán para que ese reto se cumpla o no. De momento, trabajan con barricas de las Bodegas Castillejo de Robledo, en el pueblo también soriano de este mismo nombre.

Vino blanco

Esta primera hornada de botellas es de vino tinto. Sin embargo, en las fotos puede verse que también hay vino blanco. En las cepas adquiridas hay uva albillo, “una uva de la que me he estado documentando, leyendo mucha bibliografía. El primer año nos gustó y yo creo que el segundo nos va a gustar más. La idea, con el paso del tiempo, es hacer también un vino blanco, pero siempre que sea un vino que lo merezca y respetando la misma filosofía: que sea un vino de la tierra”.

¿Dónde se puede comprar el vino?

La Bodega de Pepe es la encargada de comercializar estas botellas inaugurales de La Quinta Vendimia, con lo que se pueden comprar en su sede en el Polígono. También se sirve ya en bares de Soria como el Kiosco de la Dehesa o la Vinoteca Libro DiVino en el Tubo Ancho (calle Manuel Vicente Tutor), donde ya ha sido protagonista de varios brindis, apenas unos pocos al lado de las toneladas que le esperan.

Fotos de su Facebook:

Si alguien quiere un pasatiempo tranquilo para hoy, sin necesidad de salir de casa y a través de la pantalla de su ordenador, de su móvil o de su tablet, le propongo seguir las evoluciones de los cinco atletas sorianos, del CA Puente del Canto, que participan hoy en el mítico Maratón de Boston. Alguno anda algo lesionado, pero a ver si finalmente corren.

Los cinco del grupo son Enrique Jiménez Pineda (dorsal 1690), Jesús Alonso Ferreira (1381), Rafael Martínez López (9235), Félix Hernández Nájara (9056) y Óscar Javier Tamerón López (2088).

La carrera da comienzo a las 10.00 hora local, 16.00 horas en España. Los sorianos están encuadrados en las oleadas 1 (16.00) y 2 (16.25), ya que en estas pruebas con millares de inscritos se divide a estos en varios horarios distintos de salida.

Seguirlos en directo

Resultados finales: Enrique Jiménez Pineda (3h04:24), Jesús Alonso Ferreira (Retirado), Rafael Martínez López (4h11:35), Félix Hernández Nájara (4h19:06) y Óscar Javier Tamerón López (3h01:13).

Faltan siete jornadas para que termine la temporada regular de Segunda división, y los seguidores numantinos se dividen en dos: los que no descartan ganarlo todo y recortarle los siete puntos de desventaja a Rayo o Sporting para subir directos; y los que firman ahora mismo jugar la promoción de ascenso aprovechando que el equipo está en ella. De esos siete partidos, tres son fuera de casa ante rivales de la zona baja y cuatro son en Soria ante equipos más bien de arriba.

Recordando un reportaje que hice hace años en el ‘Heraldo’, cuando el Numancia estaba en una situación muy similar a la de ahora, a pesar de la gran distancia con la zona baja, el equipo no está todavía matemáticamente salvado… aunque lo estará en breve.

No se consideran los equipos que ahora están por encima del Numancia ni los tres últimos clasificados.

Cuando hice aquel reportaje, recuerdo que en la primera jornada ficcionada se dieron todos los resultados posibles. Esta vez tampoco va a suceder eso porque hay demasiados partidos implicados.

Así termina la jornada 35

Numancia 57
Cádiz 57
Oviedo 56
Zaragoza 55
Granada 54
Tenerife 52
Osasuna 52
Valladolid 51
Lugo 48
Albacete 46
Reus 44
Alcorcón 42
Nástic 42
Barcelona B 40 (Si le gana mañana al Huesca)
Almería 39
Cultura Leonesa 39

Jornada 36

Oviedo-Valladolid (1-0)
Zaragoza-Almería (0-1)
Nástic-Numancia (1-0)
Albacete-Reus (0-1)
Tenerife-Huesca (1-0)
Alcorcón-Osasuna (1-0)
Barcelona B-Rayo (1-0)
Cádiz-Sporting (1-0)
Lugo-Lorca (1-0)
Granada-Cultural Leonesa (0-1)

Así terminaría la jornada 36

Numancia 57
Cádiz 60 (nos adelanta)
Zaragoza 55
Granada 54
Oviedo 59 (nos adelanta)
Tenerife 55
Osasuna 52
Valladolid 51
Lugo 51
Albacete 46
Reus 47
Alcorcón 45
Nástic 45
Barcelona B 43
Almería 42
Cultural Leonesa 42

Jornada 37

Reus-Zaragoza (1-0)
Valladolid-Cádiz (1-0)
Almería-Barcelona B (1-0)
Sevilla B-Alcorcón (0-1)
Osasuna-Lugo (0-1)
Huesca-Granada (0-1)
Numancia-Oviedo (0-1)
Sporting-Albacete (0-1)
Rayo-Tenerife (0-1)
Cultural Leonesa-Córdoba (1-0)
Lorca-Nástic (0-1)

Así terminaría la jornada 37

Numancia 57
Zaragoza 55
Granada 57
Tenerife 58 (nos adelanta)
Osasuna 52
Valladolid 54
Lugo 54
Albacete 49
Reus 50
Alcorcón 48
Nástic 48
Barcelona B 43
Almería 45
Cultural Leonesa 45

Jornada 38

Albacete-Cádiz (1-0)
Zaragoza-Sporting (1-0)
Barcelona B-Reus (1-0)
Tenerife-Almería (0-1)
Granada-Rayo (1-0)
Alcorcón-Cultural Leonesa (0-1)
Lugo-Sevilla Atlético (1-0)
Nástic-Osasuna (1-0)
Numancia-Valladolid (0-1)

Así terminaría la jornada 38

Numancia 57
Zaragoza 58 (nos adelanta)
Granada 60 (nos adelanta)
Osasuna 52
Valladolid 57
Lugo 57
Albacete 52
Reus 50
Alcorcón 48
Nástic 51
Barcelona B 46
Almería 48
Cultural Leonesa 48

Jornada 39

Valladolid-Albacete (0-1)
Sporting-Barcelona B (0-1)
Reus-Tenerife (1-0)
Almería-Granada (1-0)
Huesca-Alcorcón (0-1)
Cultural Leonesa-Lugo (1-0)
Sevilla Atlético-Nástic (0-1)
Osasuna-Oviedo (1-0)
Lorca-Numancia (1-0)

Así terminaría la jornada 39

Numancia 57
Osasuna 55
Valladolid 57
Lugo 57
Albacete 55
Reus 53
Alcorcón 51
Nástic 54
Barcelona B 49
Almería 54
Cultural Leonesa 51

Jornada 40

Zaragoza-Albacete (0-1)
Barcelona B-Cádiz (1-0)
Granada-Reus (0-1)
Córdoba-Almería (0-1)
Alcorcón-Rayo Vallecano (1-0)
Lugo-Huesca (1-0)
Nástic-Cultural Leonesa (0-1)
Numancia-Osasuna (0-1)
Lorca-Valladolid (0-1)

Así terminaría la jornada 40

Numancia 57
Osasuna 58 (nos adelanta)
Valladolid 60 (nos adelanta)
Lugo 60 (otro que nos adelanta)
Albacete 58 (nos adelanta)
Reus 56
Alcorcón 54
Nástic 54
Barcelona B 52
Almería 54
Cultural Leonesa 54

Jornada 41

Albacete-Barcelona B (0-1)
Reus-Córdoba (1-0)
Almería-Alcorcón (1-1)
Huesca-Nástic (0-1)
Cultural Leonesa-Oviedo (1-0)
Sevilla Atlético-Numancia (1-0)

Así terminaría la jornada 41

Numancia 57
Reus 59 (nos adelanta)
Alcorcón 55
Nástic 57
Barcelona B 55
Almería 55
Cultural Leonesa 57

Jornada 42 y última

Barcelona B-Zaragoza (1-0)
Alcorcón-Reus (1-0)
Lugo-Almería (0-1)
Nástic-Rayo Vallecano (1-0)
Numancia-Cultural Leonesa (0-1)

Así terminaría la Liga

Numancia 57
Alcorcón 58 (nos adelanta)
Nástic 60 (nos adelanta)
Barcelona B 58 (nos adelanta)
Almería 58 (nos adelanta)
Cultural Leonesa 60 (nos adelanta)

Dos anécdotas rápidas y recientes para enmarcar el motivo central de esta entrada.

Anécdota 1. Vinieron mis primos en Semana Santa de Vitoria a Valdeavellano de Tera (Soria), pasando por la carretera de Logroño a Piqueras, esa sucesión infinita de curvas (un día las voy a contar) con un estrecho arcén. Como era festivo y hacía buen tiempo, dicen que había decenas de ciclistas, muchos de ellos en grandes grupos y circulando en paralelo.

Anécdota 2. Hace dos jueves crucé de la Nacional 1 a la Nacional 6 en la provincia de Madrid, pasando por Soto del Real, Manzanares, Cerceda, Moralzarzal, Collado Villalba… Era por la tarde, alrededor de las seis o las siete, y también hacía bueno. Como les pasó a mis primos, vi decenas de ciclistas en los dos sentidos de la marcha.

Las carreteras, en resumen, no son vías para que circulen coches, camiones, motos y furgonetas en exclusiva. Son vías para que circulen también bicicletas y peatones, salvo en los casos concretos como algunas autovías o las autopistas.

Tanto en el caso de La Rioja como el de Madrid, los ciclistas compartían el asfalto con cientos de vehículos. Así será hasta que dentro de mil años todas las poblaciones de España estén unidas por carril-bici.

Mientras tanto, quienes gusten del ciclismo de carretera y de la tranquilidad de las vías tienen su particular paraíso en Soria.

Por ese motivo, el Anillo Celtibérico ha ampliado su oferta. Si antes se limitaba a una gran ruta por el norte de la provincia, a través de sendas y caminos, ahora es posible también hacer una ruta por la provincia, utilizando solo sus carreteras.

Las posibilidades son muchas, pero esta empresa soriana ha elegido una circular con salida y llegada en Soria. Son 341 kilómetros que (siguiendo las agujas del reloj pero al revés) van hacia el este para subir a Tierras Altas, pasar por El Valle para entrar en Pinares y regresar a la capital. Se puede hacer en dos etapas (demasiado para mi gusto), en tres o en cuatro (yo creo que lo ideal para ir tranquilitos).

Ojalá esta idea funcione y en el futuro planifiquen una por los páramos y las cuestas del sur.

Ver toda la información en su web

Hoy me limito a compartir estas fotos que me ha enviado L. Después de los meses de sequía que tanto preocupaban en España, la preocupación de ahora es justo por lo contrario, por el exceso de agua.

Las cuatro imágenes son de la ciudad de Zaragoza. El Ebro se está acercando a su máximo caudal tanto en Aragón como en La Rioja y Navarra. En Zaragoza, de hecho, se espera que el Ebro esté todavía más alto tanto mañana sábado como el domingo.

La Confederación Hidrográfica del Ebro, en su página web, ofrece la posibilidad de conocer el nivel de riesgo de todos los municipios en ella englobadas. Casi todo el oriente de la provincia de Soria pertenece a esta Confederación, así que es suficiente con poner el nombre del pueblo que se busque para ver ese riesgo. Ahora, por ejemplo, aparecen en color rojo (peligrosidad alta) Ólvega, Castilruiz, Dévanos, Ágreda, Cigudosa, Valdeprado, Santa María de Huerta…

Chequear el riesgo

El todavía reciente sábado de la Semana Santa, en la verbena de Sotillo, hablábamos tres amigos del pueblo de un tema que se podría titular así: ¿Cuánta gente cabe en el mundo?

Los tres amigos defendíamos dos corrientes. 1. Que el mundo, el planeta Tierra, ya está casi completo, que sus recursos actuales y los inmediatamente futuros dan para los 7,6 miles de millones de personas actuales y para no muchas más (en lo que va de año la población se ha incrementado en unos 23 millones de personas). Esta corriente no era especialmente apocalíptica, sino refiriéndose a unas cuantas decenas de años. 2. Que en el mundo caben muchísimas personas más todavía. Quizás el cuádruple o el quíntuple, o diez veces más.

Los tres amigos nos pedimos otra consumición y cambiamos de tema sin ningún problema.

¿Cuál de las dos corrientes llevaba razón?

No me preocupa lo más mínimo, pero sí me causó curiosidad, una vez más, conocer el crecimiento vegetativo del planeta, las personas que nacen cada día y las personas que mueren.

Hay varias webs en las que es posible comprobarlo. Solo voy a dar a conocer una, por lo interesante que me ha parecido. Se llama Worldometers. Entre los numerosísimos datos sobre la población que en ella pueden consultarse, hay uno sorprendente: los nacimientos y las muertes en tiempo real cada día y, por tanto, el crecimiento vegetativo al instante.

Consulta la web 

A las 14.00 horas, en todo el planeta, se han registrado un total de 230.000 alumbramientos. Es de imaginar que, al cabo del día, habrá aproximadamente 400.000. A pesar de ser un número tan elevadísimo, yo solo conozco a uno, pero me resulta más que suficiente.

Dedicada a M.

De esta historia me he enterado hoy mismo y me ha parecido lo suficientemente curiosa y divertida como para no demorarla más.

El primer entrenador de la historia del Numancia en Segunda división fue el zaragozano Antonio Molinos, en la temporada 1949-1950. El equipo consiguió la permanencia y su sustituto fue Enrique Soladrero.

Viviendo en Soria Antonio Molinos, nació su hijo Fernando (aquí hay algo que no me cuadra mucho, porque nació el 1 de agosto de 1950, cuando la temporada había finalizado algunos meses antes. Trataré de investigar a través de algún amigo periodista deportivo zaragozano por qué ese alumbramiento se produjo aquí). A los pocos meses, Fernando ya vivía en Zaragoza, en un caso similar al de Luis del Sol en Arcos de Jalón.

Pero, como es lógico, en todas las biografías aparece que Fernando Molinos nació en Soria, y todo el mundo que nace en Soria (aparte de muchos que nacen en cualquier otro lugar del mundo) es soriano.

Fernando Molinos hizo una carrera futbolística interesantísima: cuatro temporadas en ‘su’ Zaragoza (del 70 al 74, tres en Primera y una Segunda) y diez más en el Espanyol (1974-1984, siempre en Primera).

En 343 partidos anotó dos goles, uno en su única temporada en Segunda (71-72) y otro, el único en Primera, el 11 de febrero de 1979 al Atlético de Madrid.

Muy goleador, por tanto, no era el soriagozano, que se desempeñaba en el centro del campo. Su función, por tanto, era diferente, dar equilibrio al equipo y, sobre todo, intentar que el jugador más determinante del rival jugara lo peor posible. Tuvo el privilegio de marcar a Cruyff, Pelé, Netzer… y Maradona.

De hecho, la primera vez que se cruzó con el Pelusa no fue en España. El 20 de mayo de 1981 (la Liga española había terminado el 26 de abril), el Espanyol andaba de gira por Argentina. Entre los partidos programados, había uno contra Boca Juniors. El entrenador, José María Maguregui, dijo a Molinos lo esperable (conversación inventada): “Encárgate tú de Maradona”. “De acuerdo, míster, ¿qué número lleva?”. “¡¿Como que qué número lleva?! ¡Maradona!”.

Dice Molinos que, efectivamente, él no conocía por aquel entonces a Maradona, a pesar de su fulgurante aparición en Argentinos Juniors y de su histórica única temporada en su primera época en Boca. Del mismo modo que hay futbolistas que dedican su tiempo libre a ver fútbol, para otros se trata de su privilegiada profesión y, más allá de eso, no tienen gran interés por seguirlo.

Lo importante, cuentan las hemerotecas, es que Molinos se encargó del marcaje de Maradona. A pesar del carácter amistoso del duelo, en un momento del mismo le hace una entrada dura que termina con el genio del fútbol mundial de todos los tiempos dolorido en el suelo. Sus diez compañeros acudieron a recriminar a Molinos la dura entrada.

Adelantamos tres años.

En la temporada 1983-84, la segunda y última de Maradona en el Barcelona, el capitán del Espanyol (entonces todavía se escribía Español) era Molinos, que también vivía su última temporada como profesional.

El entrenador Xabier Azkargorta, el jefe de prensa Juan Segura y el propio capitán Molinos tuvieron en Navidad la idea de que toda la plantilla representase una obra de teatro con fines benéficos. Se desdoblaron papeles con un doble objetivo: que participaran todos y que nadie tuviera necesidad de aprender nada muy largo. El entretenimiento en las concentraciones del equipo era, por tanto, estudiar los papeles.

La obra representada la eligió el padre de Fernando, el exentrenador numantino Antonio Molinos, después de que su hijo le pidiera consejo. Fue la conocidísima ‘La Venganza de Don Mendo’, de Pedro Muñoz Seca.

Después de meses de estudios y ensayos, la obra fue estrenada en una única representación el 15 de junio de 1984, en el teatro Paco Martínez Soria, ubicado en el Paralelo de Barcelona.

El director de la obra fue el propio capitán, Fernando Molinos. Sobre las tablas, además de todos sus compañeros del Espanyol, actuó… Diego Armando Maradona, a quien se lo pidió Azkargorta. El argentino aceptó la invitación de meterse durante un par de minutos en el papel del malvado moro Alí-Fafez. Fue el único futbolista del Barcelona en participar.

Cuenta Molinos en entrevistas posteriores que, desde que comenzó la obra, la concurrencia no dejó de reírse mientras veía en el escenario a sus ídolos futbolísticos recitando los versos de Muñoz Seca.

El éxito, por tanto, fue doble. Por un lado, el público se lo pasó en grande. Por otro, el atractivo del nombre de los actores consiguió llenar el teatro, recaudándose tres millones de pesetas (18.000 euros) para el hospital infantil San Juan de Dios (en otras fuentes he leído un millón de pesetas).

El entrenador, Azkargorta, recordaba algunos años después que era divertido escribir, en las mismas hojas de los entrenamientos, las horas de los ensayos. También recuerda que, en los viajes, los jugadores se sentaban juntos según el papel que tuvieran en la obra, para poder ir ensayando.

El culpable de todo aquello, reconoce Azkargorta en esa misma entrevista, fue el capitán, el soriano de Zaragoza Fernando Molinos, el mismo que un día hizo una fortísima entrada al inigualado Diego Armando Maradona, tres años antes de dirigirle en una obra de teatro.

Epílogo: Aquella aparición en público de Maradona el 15 de junio de 1984 fue la última suya como jugador del Barcelona. Para entonces ya había comenzado el largo culebrón que se resolvió días después y que dio con el argentino en el Nápoles. Eso es otra larga y hermosa historia