Sáenz Ridruejo, recibiendo el título de Colegiado de Honor

19-1-2019. ¿Son airosos o sorianos?

Publicábamos ayer la noticia de que el soriano Fernando Sáenz Ridruejo acaba de ser nombrado Colegiado de Honor por parte del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Leyendo la noticia completa, hay partes de su vida que se corresponden con su titulación académica, sobre todo en lo que se refiere a labor divulgativa con numerosas colaboraciones en obras sobre Ingeniería, trabajos en diferentes empresas y ministerios, lugares en los que se formó y desempeñó su labor profesional…

Sin embargo, hay otra parte de su vida que, quizás sí quizás no, en teoría no tiene nada que ver con la de un ingeniero. Sáenz Ridruejo publicó en septiembre de 2017 (con 78 años, pues nació en 1939) una obra titulada ‘Historia Palindrómica Universal’.

Sucedió durante el Congreso del Club Palindromista  Internacional celebrado en la localidad ilerdense de Montfalcó Murallat, una preciosa población de la que ya escribí en este blog.

¿Qué son los palíndromos? Son aquellas palabras o frases capicúas, simétricas, especulares… Es decir, que se pueden leer indistintamente en un sentido o en otro.

En ese libro, Sáenz Ridruejo recoge centenares de ejemplos de palíndromos. He leído que solo hay 100 ejemplares de la obra, así que no sé si será muy fácil encontrarla. Está publicada por la editorial ‘Doce calles’.

Cuando éramos pequeños, el palíndromo que creo que a la mayoría nos enseñaron era el de ‘Dábale arroz a la zorra el abad’. Para la formación de estas frases en general es necesario utilizar expresiones algo extrañas o significados absurdos, algunos de ellos muy graciosos. De los que me sé de memoria, uno de los más naturales es el de ‘Amo retratarte, Roma’.

Cuando los palíndromos empiezan a coger longitud, es casi imposible que parezcan frases normales. Hay miles, pero voy a poner solo uno: “Ojo a la ruta natural, safari, jirafas, la ruta natural a ojo”.

Sáenz Ridruejo no desaprovecha la ocasión de homenajear a su ciudad de Soria con algunos palíndromos. A la espera de ojear su libro a ver si hay más, en la noticia de ayer se citaban dos: “Amad a Soria, airosa dama” y “¿Son airosos o sorianos?” (los signos de interrogación los he añadido).

Tengo un par de cuestiones sobre los palídromos:

  1. ¿En cuántos idiomas son posibles?
  2. ¿Hasta qué punto está relacionada la Ingeniería con la construcción de palíndromos?

Un comentario sobre “19-1-2019. ¿Son airosos o sorianos?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.