Esta fue la actividad realizada el viernes 14 de julio por Ángel Aguirre y Diego Sanz, dentro del proyecto del primero de ascender los tresmiles pirenaicos. En total, salieron siete tresmiles.

Después del intenso jueves en las crestas de Cregüeña y del Medio, hoy era el turno de la cresta que queda al lado derecho del ibón de Coronas. Tras haber descansado ocho horas en “nuestro hotel de 10.000.000.000 estrellas” pero con las piernas algo cargadas, iniciaron la marcha en busca de la Brecha de Llosás que les pondría a lomos de la cresta.

Es una cresta muy técnica y exigente, con algún rápel comprometido y ‘pasitos’ sin desperdicio.

Aunque les costó arrancar por el cansancio, pronto lograron ponerse a tope y manos a la obra como si sus piernas y brazos no hubieran hecho nada el día anterior. Esta cresta también es catalogada como AD (algo difícil).

Escribir comentario

Síguenos en las redes
Facebook
Twitter
Comentarios recientesArchivos