thumb image

17-11-2019. Matasejún también planta bellotas, un par de centenares

El colectivo Reforest-Acción se ha puesto un objetivo: plantar 25 millones de bellotas en España antes del 1 de marzo de 2020. La campaña, la Gran Bellotada Ibérica, comenzó el 1 de octubre y hay al menos cuatro pueblos de Soria que se han sumado a ella: Los Rábanos, Fuentelfresno, Cuéllar y, ahora, Matasejún.

Esta localidad de Tierras Altas tiene un blog en el que van explicando todo lo que allí sucede. La última entrada es esta, y el texto que en ella puede leerse es el siguiente (en el blog hay más fotos):

«Matasejún participa en la Gran Bellotada Ibérica en su lucha contra el cambio climático.

Matasejún, en coherencia con su propia naturaleza, lleva años siendo un pueblo consciente y comprometido con la realidad de la problemática que está afectando al medio ambiente. Desde nuestra asociación trabajamos por un desarrollo rural sostenible en la zona. En esta línea, ya son varias las acciones desarrolladas a lo largo de años que demuestran nuestro “corazón verde”. 

En nuestro pueblo cuidamos mucho el entorno natural, y lo ponemos en valor con diversas actividades como las marchas senderistas, con las cuales además de disfrutar y divulgar conocimientos sobre la fauna y flora de las Tierras Altas, compartimos información histórica de la zona y facilitamos la cohesión de las relaciones vecinales.

También contamos con la suerte de poseer un gran telescopio que nos permite introducirnos en la astronomía contemplando el hermoso cielo desde un lugar tan privilegiado y con una inexistente contaminación lumínica como es Matasejún. Uno de los grandes atractivos de viajar al pueblo en verano siempre fue observar el cielo estival en busca de estrellas fugaces para poder pedir un deseo. Ahora podemos hacerlo con conocimiento de las estrellas y constelaciones, y llamando la atención tanto a mayores como a niños y niñas. 

Históricamente, también Matasejún ha contado con un Día del Árbol, tradición que hemos visto necesario recuperar, y que se ha convertido en un día señalado para los vecinos y vecinas del pueblo. Durante este día, nos dedicamos a plantar árboles autóctonos de la zona para conseguir aumentar la biodiversidad de nuestro pueblo y luchar contra la desertización y la erosión de los suelos. La zona que estamos repoblando se encuentra concretamente detrás de la ermita del pueblo. 

En este marco de compromiso y concienciación ciudadana nace a nivel nacional el proyecto “La Gran Bellotada Ibérica”, en el que a propuesta de la socia Marisa Martínez, consideramos en la Junta de la Asociación muy oportuno participar. Ahora, a través de nuestra cédula, somos parte de un gran proyecto que nos da la opción de luchar contra el cambio climático de manera global, (no sólo con nuestros pequeños actos locales). Este comprometido reto en el que nos inscribimos consiste en recoger bellotas de las áreas de encinares y robledales del pueblo y replantarlas en zonas despobladas de árboles para sumarlas a las que se plantan en otras localidades de España y así poder llegar a los 25 millones de bellotas plantadas en todo el territorio nacional. 

El martes 12 de noviembre, un pequeño grupo nos pusimos manos a la obra. La mañana estaba fresquita tras unos días de nieves y bajas temperaturas. Nosotras, orgullosas del compromiso que adquirimos, acudimos a recoger las bellotas a dos zonas distintas: primero, al Camino del Molino, donde se encuentran algunos robles y varias encinas centenarias bastante notables que nos proveyeron de unas 200 bellotas. Posteriormente, recogimos otras más en la Dehesa, contando así con unas 350 bellotas en total. 

Tras la recolecta llegó la replantación. La zona que elegimos para ello fue en un claro del camino hacia la Fuente del Haya. Las condiciones de pendiente de este claro, junto con las características del suelo y la poca cobertura vegetal del mismo, hacen que exista riesgo de erosión. Por este motivo decidimos aumentar la masa arbórea de la zona. Además, al ser un área mayoritariamente herbácea, nos asegurará que no le falte el sol a nuestras pequeñas plántulas. 

Ese día conseguimos replantar 200 bellotas siguiendo los pasos para la plantación al pie de la letra. ¡Por nosotras que no quede! 200 bellotas, que tienen toda la esperanza del pueblo de Matasejún para que broten, crezcan y se sumen a nuestro compromiso ya adquirido con el medio ambiente y contra el cambio climático. Confiamos por tanto en que nuestros animales las respeten y en que el invierno sea lo más benévolo posible. 

¿Y qué pasó con el resto de bellotas que recogimos y no plantamos? Pues las guardamos en un lugar fresco y seco para seguir replantando durante el mes de marzo y potenciar aún más nuestro Día del Árbol. Desafortunadamente, a posteriori contrastamos información en la web de “La Gran Bellotada Ibérica” donde se aconsejaba plantar las bellotas días después de su recogida. En cualquier caso, probaremos a plantarlas igualmente pasado un tiempo, porque quién sabe… si unas huellas de dinosaurio resistieron, ¡tal vez unas bellotas también! 😉

Así pues, una vez más las vecinas y vecinos de Matasejún hemos puesto nuestro granito de arena para el deseado desarrollo sostenible. Hemos apostado por mantener y mejorar nuestro legado natural de una manera global, pero aún así seguiremos actuando a nivel local como hemos venido haciendo hasta ahora: con nuestros pequeños actos, nuestras pequeñas iniciativas, y ¡cómo no! Replantando bellotas (¡ahora que sabemos!). 

Cristina Aguilera y Raquel Valencia. Componentes de la Junta de la Asociación de Matasejún. 2019″.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.