Tras la actividad de la Cresta de Bardamina con José Luis, Ángel Aguirre contaría con la ayuda de Diego Sanz para los siguientes cuatro días. Además, había previsiones de buen tiempo.

El miércoles 12 de julio por la tarde hicieron la aproximación al ibón de Coronas, desde donde tendrían a mano los objetivos de los siguientes dos días, las crestas de Cregüeña, El Medio y Llosás.

Esa tarde del miércoles montaron la tienda y fueron a descansar pronto para afrontar la dura jornada del jueves 13, en la que encadenaron 11 tresmiles en 11 horas y media de actividad catalogada con dificultad AD. Con compañía y buen tiempo da gusto.

Escribir comentario

Síguenos en las redes
Facebook
Twitter
Comentarios recientesArchivos