Unzu se dispone a lanzar acompañada por Barranco
thumb image

16-6-2019. El atletismo es a veces un deporte individual

El atletismo es un deporte en esencia individual, sobre todo en los sentidos de que no se necesita a nadie más para practicarlo y de que en la gran mayoría de las pruebas se compite en solitario.

Hay excepciones. En primer lugar, las pruebas de relevos. En segundo lugar, aquellas pruebas en las que compite todo el mundo a la vez y se generan clasificaciones por conjuntos (muy habitual en cross). Y en tercer lugar, aquellas competiciones en las que se celebran muchas pruebas diferentes y por separado, y en las que cada atleta (o relevo) suma ciertos puntos para conseguir una clasificación por equipos.

En relevos, míticos son los equipos estadounidenses de 4×400, los jamaicanos de 4×100 o aquel bahameño femenino de 4×100. En cross, preguntadle a un aficionado keniano o etíope si prefiere ganar el Mundial individual o el de selecciones. En este segundo tipo de clasificaciones por equipos es fácil recordar también aquella poderosa escuadra de maratón que tenía España en los 90.

Y por último, en las competiciones por equipos y con muchas pruebas, la Copa de Europa, actual Superliga Europea, ha proporcionado batallas míticas entre Rusia, Alemania, Francia, Gran Bretaña, a veces Polonia… También era muy atractiva la Copa del Mundo, cuando competían los continentes entre sí (y los mejores países por separado) y que desapareció en 2006.

A este tipo de competición pertenece también la Liga de Clubes de la Federación Española de Atletismo. Hay División de Honor, Primera y Segunda.

Hoy se ha celebrado en Soria la Final A de la Segunda División femenina. Los dos primeros equipos competirán el año que viene en Primera. Por Soria competía la nueva escuadra local, Las Celtíberas.

En la competición de jabalina, en su primer intento, la celtíbera Amaia Unzu se ha hecho daño en la rodilla justo antes de soltar el artefacto (se ve bien en el vídeo anexo) y ha caído por delante de la línea delimitadora. Por tanto, lanzamiento nulo y, lo que es peor, lesión.

Unzu ha sido asistida por los equipos médicos presentes en el estadio de Los Pajaritos y, casualmente, por su compañera de equipo Miriam Barranco, fisioterapeuta y que en ese momento estaba compitiendo en lanzamiento de peso, a escasos metros de la jabalina.

Cuando todos en el estadio (casi todos) nos habíamos olvidado de Unzu, ha aparecido por la puerta de maratón, ha cruzado el tartán vendada, en chancletas y a la pata coja, ayudada por Barranco, mientras se corría el 3.000 obstáculos, y se ha plantado en la línea de lanzamiento. Ha cogido una jabalina y la ha lanzado unos cuantos metros, 10,61. Ha llegado por poco a tiempo para lanzar en el sexto intento, el último.

Con esa marca, lógicamente, ha sido octava y última. Sin embargo, gracias a ello, ha sumado un punto. Si hubiera terminado con nulo porque la rodilla no le hubiera permitido ni siquiera hacer ese esfuerzo, habría sumado cero puntos. Las Celtíberas han terminado finalmente sextas

Algo muy similar sucedió hace dos años, en 2017, cuando en el relevo 4×400, el primer relevista del Atletismo Numantino, Javier Rodríguez, se lesionó aproximadamente a mitad de carrera. Entre cojeando y arrastrando la pierna, llegó a la línea de meta para que Daniel Arancón, Carlos Jiménez y David Pineda completaran la prueba.

Un comentario sobre “16-6-2019. El atletismo es a veces un deporte individual”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.