Vista aérea de Makoko. mydnigeria.com

15-2-2018. Makoko, la impresionante Venecia nigeriana

Nuevo salto de continente en esta serie de Venecias. De Argentina, nos vamos a África para encontrar la número 14. Sí, ya sabemos que esta no es la primera vez que visitamos el gran continente negro en estos capítulos, pero no habíamos estado todavía en su país más poblado (el séptimo del mundo), en Nigeria.

Y esta decimocuarta Venecia es realmente espectacular. Puede que todavía no se haya celebrado en sus intrincados canales ninguna luna de miel, ningún Carnaval de máscaras, ningún viaje de fin de curso… Pero ver cómo viven allí unas 30.000 personas (he leído cifras muy superiores incluso), cómo han conseguido hacer habitable un territorio tan sorprendente, cómo han tenido que ir superando las adversidades cambiantes, etcétera, convierten a Makoko en uno de los lugares más apetecibles de conocer por las fotografías que he visto.

La vida en Makoko
La vida en Makoko

Pero no conviene engañarse. Makoko es uno de los suburbios de la antigua capital nigeriana de Lagos, donde viven entre 15 y 20 millones de personas. La mayoría de ellas no han pisado Makoko.

Este barrio se encuentra a orillas de la gran laguna llamado igual que la ciudad, Lagos. No todo el barrio de Makoko vive ‘dentro’ de la laguna. Los que sí viven en ella lo hacen en construcciones edificadas sobre pilotes de maderas y techos de metal, sin electricidad corriente ni agua potable (se va repartiendo en canoas para que la gente la compre) ni sistema de alcantarillado.

Originalmente (siglo XIX) era un barrio de pescadores, hasta que el progreso y el hacinamiento lo convirtieron en lo que es ahora. Siguen pescando, pero tienen que alejarse hacia el Este, al interior de la gran laguna Lagos.

He leído que a Makoko apenas entran policías o cualquier representación de la gobernanza municipal de Lagos o estatal de Nigeria. Ello no significa que no lo tomen en consideración. La intención de las autoridades es el desalojo total del actual Makoko para darle una imagen más positiva, vendible y turística a la zona. Ojalá suceda algún día.

Recientemente, en 2013, se puso en marcha un proyecto para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de Makoko. Ante los problemas educativos de los niños del suburbio, la empresa holadesa-nigeriana NLE construyó una escuela flotante sobre bidones de plásticos, para evitar su anegación en caso de inundaciones, como a veces sucede. En ella cursas sus estudios un centenar de jóvenes de Makoko, a la espera de que su barrio sea algún día, de verdad, la Venecia de Nigeri.

La escuela flotante. inhabitat.com
La escuela flotante. inhabitat.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.