thumb image

11-2-2020. El pueblo que cobra por entrar… y al que cada vez va más gente

Cobrar por entrar a un pueblo no parece fácil en el sentido físico de la palabra, porque colarse no tendría mucha complicación.

Eso sucede en el 99,98% de los pueblos. Entre las poquísimas excepciones se encuentra Civita di Bagnoregio, una pequeña población italiana en la que apenas reside una decena de personas y cuyo único acceso normal es a través de una pasarela para peatones.

Todo el pueblo se encuentra sobre un montículo de toba volcánica, sin apenas espacio entre las paredes de las casas y el vacío. Por ello, hace unos años, fue incluido en la lista de los 100 lugares históricos más amenazadas del mundo, por el peligro de la erosión que dentro de algunos años quizás impida el asentamiento humano.

En 2013, no sé si con polémica o sin ella, alguien decidió que se podía cobrar 1,5 euros por utilizar dicha pasarela y conocer Civita di Bagnoregio.

Antes de esa medida, visitaban el pueblo unos 40.000 turistas cada año. Ahora, esa cifra se acerca al millón. De hecho, gracias a la existencia de esa pasarela (que ahora cuesta 5 euros) los vecinos de la localidad y del municipio al que pertenece, Bagnoregio, están libres de ciertos impuestos.

Civita de Bagnoregio se encuentra en el Lazio, a unos 120 kilómetros de Roma, y es el lugar de nacimiento de San Buenaventura. Todo el pueblo se encuentra muy bien conservado, más allá de su estampa más famosa que es la que preside esta entrada.

2 comentarios sobre “11-2-2020. El pueblo que cobra por entrar… y al que cada vez va más gente”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.