Castigo

color-rojoEl tercer ángel derramó su copa sobre los ríos y sobre las fuentes de las aguas y se convirtieron en sangre.” Apocalipsis 16:4

Las aguas del río bajaban teñidas de un tono carmesí. Ante tal fenómeno las gentes piadosas se entregaban a la oración. Los científicos, por su parte, hablaban de la proliferación del alga roja (Euglena Sanguinea) como consecuencia de la elevada contaminación. Y mientras ponían su mirada en el Altísimo los unos, los otros lo hacían en las factorías industriales, templos del dinero, para muchos el nuevo dios.

4 pensamientos sobre “Castigo”

  1. Nos estamos cargando el planeta. Los viajes espaciales a otros planetas habitables dejarán de ser ciencia-ficción para convertirse en una necesidad.

  2. Perfecta definición y comentario muy acertado Raúl. Nos estamos cargando el planeta a marchas agigantadas…y aún hay gente que no se da cuenta o no quiere darse cuenta porque sólo les beneficia a ellos por dinero,sin pensar en la naturaleza,en la contaminación de los mares,etc y que cada año las temperaturas son menos normales. ¡Increíble relato,un placer leerte…cómo siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis + ocho =