¡Vivan las novias!

Imagen tomada de la página www.impulsivos.es

Lo tenían todo preparado: el restaurante, los vestidos, las invitaciones, el fotógrafo… solo faltaban los simpáticos muñequitos que colocar en lo alto de la tarta. Y es que por más que buscaran no daban  con una pareja de novias. Todas eran las consabidas de él y ella tomados del brazo.

– Si quieren puedo separar dos figuras femeninas – propuso el vendedor. Pero la idea de romper aquellas parejas les provocaba un enorme rechazo. ¡Se veían tan felices! Hasta que repararon en la triste mirada de una de aquellas novias silentes.

– ¿Tiene otra como ésta? – inquirieron las dos mujeres – Si es así, hágalo.

Y tal vez fuera por la felicidad del momento que lo impregnaba todo o por alguna copa de más pero el día de la boda, las recién casadas creyeron percibir en los ojos de aquellas novias de plástico que coronaban la torre de nata y chocolate, un brillo cómplice.

Un pensamiento sobre “¡Vivan las novias!”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete + tres =