Mito actualizado

París duda a quién de ellas entregar la conocida como Manzana de la Discordia. Considera igual de atrayentes los distintos obsequios que a cambio le ofrecen cada una de las tres. La competencia es feroz entre estas empresas de construcción. Y es que la manzana en cuestión se encuentra en pleno centro de la capital francesa.

Retirada

Cuentan que en la visita del embajador inglés al Buen Retiro quedó tan fascinado por la belleza de sus jardines y estanques, teatros y aves exóticas como por la hermosura de las damas de la Corte española. Así el noble extranjero, no dudó en poner en práctica sus habilidades en el arte del cortejo. Algo que irritó sobremanera al monarca castellano, Felipe Cuarto. Pero aquel demostró no temer a la ira regia. Hasta que llegaron a sus oídos unas coplillas que corrían por las plazas y tabernas de la villa de Madrid. Entonces, demudado el rostro y sin explicación alguna, decidió adelantar su partida.

He aquí los versos:

Ya que osas pavonearte

delante del soberano

con tus plumas de colores

oh, gallardo cortesano

sabed bien que “El Gallinero”

de agrandarlo orden ha dado

ya que no hay en el Palacio

espacio para dos gallos

Accidente natural

– Padre, estudiando la obra Naturalis historia he descubierto un error de traducción. Según Plinio el Viejo no fue un terremoto el causante del derrumbe del célebre Coloso de Rodas si no que fue la caída de éste lo que provocó tan fuerte temblor en la isla.

– ¿Y se puede saber cual fue el motivo que llevó al suelo a tan imponente presencia, hermano?

– Los escritos mencionan la llegada al puerto rodiota de una enorme embarcación de grandes velas. Al cruzar bajo las piernas del altivo Helios, quiso el infortunio que golpeara con su elevado mástil las partes pudendas del dios Sol griego.

– ¡Por Nuestro Señor Todopoderoso! ¿Cómo osas mencionar los atributos sexuales en tan sagrado lugar? Abandone inmediatamente su labor en el scriptorium y rece dos Padrenuestros y tres Avemarías.

Ilustración tomada de la página www.guiadegrecia.com