Nihil novum sub sole (Nada nuevo bajo el sol)

discipline-scroll-1.lTras la pared de una antigua vivienda se hallaron unos legajos medievales escritos en hebreo. Su mal estado impidió una traducción completa:

Cayó la noche sobre la ciudad y las puertas se cerraron separando los barrios cristiano, musulmán y judío. […] Gritos de pánico anunciaron un creciente resplandor anaranjado en la judería. […] Pese a las súplicas, las puertas no se abrieron. Lo que no impidió que el fuego avanzara arrasando todo a su paso. Y así, toda la ciudad entera sucumbió.”

Surgió entonces una disputa por la propiedad del hallazgo entre el Consistorio, el Centro de Estudios Hebraicos y la Comunidad musulmana a la que pertenecía la familia inquilina de la casa dejando claro que después de tantos años no hemos aprendido nada.