Esperanza

ESPERANZA

Todavía la recuerda, montada en el desaparecido tranvía de la línea 5, regresando a Delicias con el cabello recogido en un moño y aquella mirada perdida tras la ventanilla. Nunca supo su nombre. Jamás se atrevió a decirle nada. Quién sabe – piensa ahora mientras lee en el periódico de la residencia el recorrido de la futura línea 2 del actual tranvía – Quizá tenga una nueva oportunidad.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

 

 

Libertad de expresión

31Libertad

No podemos hablar. En cambio ellos no paran de hacerlo. Hablan, hablan y hablan malgastando las palabras. Como cada noche, nos acercaremos hasta sus contenedores y buscaremos alguna palabra que llevarnos a la boca.

Ilustración: Lola Gómez Redondo