Novedades literarias

14NovedadesLiterariasPeq

No era la primera vez que lo descubría, a través de las cámaras de seguridad, ocultando con cierto disimulo, debajo del abrigo, el libro elegido. Pero había decidido no intervenir. Para este vigilante, acostumbrado al hurto de consolas y licores, el hecho de que aquel hombre se apropiara exclusivamente de libros le provocaba una alegría difícilmente explicable. Por fin alguien interesado en la cultura – se decía mientras lo veía abandonar el establecimiento con un marcado bulto asomando del gabán.
Cierto día, quiso la casualidad que tomara un camino distinto para ir al trabajo descubriendo así una pequeña librería que presumía de ofrecer novedades literarias a precios económicos. No supo el tiempo que estuvo allí, ante el escaparate, con la mirada fija en aquel hombre tantas veces visto en los monitores mientras colocaba satisfecho uno a uno los libros en la estantería.
 
Ilustración: Lola Gómez Redondo

La Puerta del Carmen

LA PUERTA DEL CARMENSolía sentarse en una de las mesas del Café y contemplarla a través del cristal durante horas. La recorría una y otra vez con la mirada deteniéndose en aquellas cicatrices causadas por la artillería enemiga siglos atrás. Los vehículos circulaban sin cesar en torno suyo sin ver en ella más que otra glorieta de la ciudad. Una puerta por la que nadie entra –pensó. Y movido por esta idea, abandonó el establecimiento, sorteó no sin fortuna el aluvión de coches y una vez ante el monumento, avanzó decidido. El ir y venir de gente era constante al otro lado. Sin dudarlo se sumó a las tareas de defensa de la ciudad. El Francés no tardaría en atacar de nuevo.