¡Vera pizza!

La comida italiana es reconocible e internacional como ninguna otra. Aparentemente sencilla, se basa en productos naturales y muy mediterráneos cocinados con técnicas básicas, una fórmula de éxito. Sin embargo, hacer una buena pasta o una pizza al gusto italiano no es tan fácil como parece. Hay que ceñirse a unas claves infalibles: producto fresco, cocina artesana y al momento y el calor preciso. Y cariño, un ingrediente básico de toda buena cocina. Todo ello se puede encontrar en el nuevo espacio recién abierto en Soria, 330º. En la calle Santa María, junto a la plaza del Salvador, un veterano de la hostelería soriana, Wilkins Beltre, ha abierto esta pequeña tratoría con vocación de convertirse en un lugar de referencia de la auténtica pizza, no solo en Soria.

pizza-330-4756

Curtido en barras sorianas con mucho éxito, como el Mesón Castellano o el Templo, Wilkins se lanza en solitario a probar una fórmula que, según su criterio, hacía falta en esta ciudad; un lugar donde comer pizza artesana, al modo italiano. El local es pequeño como para servir de restaurante al uso, aunque resulta agradable sentarse en una de sus mesas y ver en directo cómo se cocinan las pizzas de 330º. También se puede encargar y recoger o pedir a domicilio. La carta, repleta de referencias a las clásicas pizzas trasalpinas, se completa con varias ensaladas, entrantes y un par de platos de vera cucina: lasaña de carne y berenjenas a la parmesana. Reciten de memoria todas las pizzas italianas que conocen y aparecerán en la carta de 330º: Margarita, Peperoni, Tonno, Frutti di mare, Marinara, 4 formaggi, Prosciutto… a las que acompañan otras más atrevidas, como la Noruega (con salmón y eneldo), la Ripp Lima (con curry, yogurt y carne tipo kebab) o la Dahiana (con mahonesa, patatas fritas y bacon). La carta podría ampliarse con nuevos ingredientes, incluso sorianizados.

La pizza de 330º se sirve en dos tamaños: 30 y 40 centímetros y los precios se sitúan en torno a los 8,90 y los 14, 50 euros. El servicio se completa con refrescos, cervezas y vinos, pocos pero escogidos. La oferta se centra en buenas pizzas y poco más. Nada menos. Wilkins asegura que la utilización de productos naturales y todo el proceso artesano hacen que este plato no resulte pesado ni poco saludable, sino todo lo contrario. Merece la pena acercarse al local en el que reina un horno de piedra que cuece a 330 grados las masas artesanas, confiriéndoles ese sabor tan característico. El local ha contado con un invitado de lujo para su estreno, Antonio Martos, maestro pizzero y responsable de una de las pizzerías más famosas de Andalucía, la malagueña L’Albero.

pizza-330-4779

Wilins Beltre llega a este negocio propio avalado por los premios Impulso Emprende, donde su proyecto fue reconocido como el mejor en fase de lanzamiento. Ahora es ya una realidad, recién echada a rodar, pero a la que es fácil augurar un exitoso futuro.

Tags from the story
, , ,
More from silvia

Esos (tremendos) detalles de boda

La gente se sigue casando, es una realidad. Ni la crisis ni...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación para publicar el comentario *