Vera cucina italiana

la fotoLa gastronomía puede ser un tema muy complejo, o muy simple, según se mire. Menús muy elaborados, variedad ingente, creación culinaria, ingredientes exóticos… todo eso puedo combinarse bien con otras ofertas mucho más sencillas e igualmente excelentes. Esa es la grandeza de la cocina. En Soria hay un establecimiento que responde claramente a la fórmula más simple del éxito culinario: oferta reducida, ingredientes frescos y de calidad, oficio y precios ajustados. Luciano y familia regentan en el centro comercial Camaretas Garibaldi, un pequeño restaurante italiano de calidad a tener en cuenta. No es el nombre que ellos hubieran escogido, pero lo han adoptado por la coincidencia de su origen italiano. Sin embargo, poco o nada tiene que ver con otras fórmulas franquiciadas anteriores.

¿Cómo recala un italiano maestro pizzero en Soria? Por amor, en este caso, a María Nieves, una soriana de Vadillo que acompaña las aventuras gastronómicas de Luciano, primero en Italia y luego en Barcelona, para terminar en la capital soriana después de experimentar las dificultades del medio rural. El saber de Luciano ha pasado a su hijo, quien maneja con soltura el arte de la pizza tradicional cocina al horno.

image

Volvemos a la fórmula. Entre semana, un menú compuesto por un entremés, un plato de buena pasta y un postre, todos ellos con ingredientes y recetas típicamente italianas al módico precio de 6´50 euros. Los fines de semana la oferta se completa con una carta de pizzas cuya masa se prepara cada mañana y se cuece en un horno especial que le confiere ese típico sabor difícil de imitar. Nuevamente, ingredientes de primera calidad, con harinas y quesos traídos desde Italia y con la ayuda del agua soriana, «muy buena para elaborar las masas», tal y como comenta Luciano. Y oficio, años de experiencia que se notan en cada uno de los platos de Garibaldi.

«Cucina senza E», señala Luciano para destacar que sólo manejan ingredientes frescos. Otros curiosos carteles adornan el lugar, como el que advierte a los alérgicos o los que padecen intolerancias alimentarias de que deben hablar con el dueño antes de sentarse. Otra particularidad es que el plato del día es el que es y cuando se termina no hay más. Así es Luciano y así es su cocina. Pero lo cierto es que de las ofertas de cocina italiana que hay en Soria (menos mal que hay al fin) para mí es la mejor. Incomparable el sabor de las pizzas, la lasaña, el tiramisú o la panacotta, tan difíciles de encontrar en sus recetas tradicionales.

«Una paella ‘de sobre’ o congelada frente a una paella hecha con buenos ingredientes, al momento, con mimo y por alguien que sepa cómo cocinarla al punto». Así de gráfica explica Luciano la diferencia entre su oferta y otras que no quiere nombrar, y que tampoco hace falta. La ‘verità’ se impone. El ‘pero’ al restaurante es el lugar donde está ubicado. Me imagino esa misma cocina en un establecimiento cálido y coqueto que invitara a alargar la sobremesa con un licor casero. Como dijo aquel, nada es perfecto.

image 1

 

 

 

 

Tags from the story
, , ,
More from silvia

El mejor chorizo del mundo

¿Cuál es el mejor chorizo del mundo? El que hace uno en...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación para publicar el comentario *