Estación Gourmet

image
La Pulpería, en Estación Gourmet

Valladolid, como otras muchas ciudades, se apunta al carro de la gastronomía como tirón turístico y también como una buena manera de incentivar el consumo interno, ese que se nos ha quedado tan flojito con la crisis. Acaba de inaugurarse Estación Gourmet, un espacio gastronómico permanente ubicado en una nave ferroviaria junto a la estación de tren Campo Grande. Se trata de una serie de puestos donde el visitante puede optar por degustaciones de todo tipo, pagándolas in situ o bien a través de un cheque de consumiciones que se puede adquirir a la entrada. Abierto desde las doce de la mañana hasta las 00.30 de la noche (incluso más si es festivo), Estación Gourmet pretende convocar a los viajeros y también a los vallisoletanos que, atraídos por la gastronomía, pueden pasar un rato de ocio a resguardo de las inclemencias del tiempo castellano.

El espacio acoge a más de 30 empresas en sus 1.700 bien calefactados metros cuadrados. Cuenta en su parte central con un gran bar, con vinoteca y cervecería, donde tomar una copa o llevársela puesta a la vez que se recorren y degustan platos de los puestos que se suceden en los laterales de la nave. Al fondo se ha instalado una acristalada sala multifuncional que sirve como escuela de cocina donde desarrollar diferentes talleres, como iniciación a la cata de vinos, cocina infantil, el increíble mundo de los quesos, el corte de jamón y un largo etcétera, además de show-cooking con cocineros nacionales e internacionales.

Todavía queda algún puesto por ocupar, pero la mayoría ya están instalados. Al igual que en otros espacios de este tipo no falta una hamburguesería de nivel, una zona de degustación de quesos, croquetería, marisquería, chacinería, pulpería, encurtidos y ensaladas, dulces, helados y repostería, tortillería, crepería, un espacio de cócteles y la más famosa chocolatería de Madrid, San Ginés. También hay lugar para Tierra de Sabor y para el lechazo castellano, como no podía ser de otra forma. La cuota internacional la cubre un puesto de comida italiana y otro con toques de comida callejera indú.

Me parecen un acierto este tipo de lugares, donde pasar un buen rato y comer cosas ricas sin necesidad de mezclarlo con tiendas de ropa y demás de los insufribles centros comerciales. No suelen ser sitios baratos, pero también hay mucha variedad y es posible encontrar calidad. Lo malo es que se estandarizan demasiado y se corre el peligro de que sean siempre igual, independientemente de la ciudad donde estén. Estación Gourmet todavía está muy nuevo y le falta rodaje, pero seguro que tiene éxito. Lo que menos me gustó del lugar fueron las grandes pantallas de televisión repartidas por toda la nave, de las que no se podía escapar de ninguna forma. Por lo demás, me resultó un sitio agradable para recorrer y tomar algo, sin demasiado ruido, bien diseñado. Sólo probamos un helado, así que poco os puedo contar de las propuestas, pero como en todo, las había mucho más apetitosas que otras. Me cuentan que las hamburguesas merecen la pena.

image
Vista de Estación Gourmet Valladolid
image
La gamba de oro

image

More from silvia

Caballa rellena, económica y rica #RecetaSolidaria

El pescado tiene múltiples valores nutricionales, aún más el azul. La caballa...
Read More

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación para publicar el comentario *