Comer como en casa en casa de un extraño

cocido cookflat
Cocido madrileño ofertado por Cookflat

¿Eres un cocinillas? ¿Tus amigos alaban tus dotes de anfitrión? ¿Te gusta preparar tus menús como si tuvieras un restaurante? ¿Te gusta conocer gente nueva? Lo tuyo es la gastronomía social y el ‘mealsurfing‘ está llamando a tu puerta. Se trata de una vuelta de tuerca a las páginas que ofertan servicios caseros a la vez que se posibilita ampliar los círculos sociales. La pista me la dio mi cuñado y me he puesto a investigar en Cookflat, que es una de las páginas que conecta a gente en España que busca comer en casas particulares. Existen otras, como Eatwith, con carácter más internacional.

El tema tiene su gracia. A saber:aperitivo_rabanitos109_87819

-El anfitrión crea un perfil, con fotos de él mismo y de su casa

-Crea y detalla un menú

-Pone un precio por comensal

-Se fija una fecha y las reglas de la casa (horarios, si pueden ir niños, etc.)

Los comensales, por su parte, tienen que hacer la reserva, y pagar por adelantado a Cookflat. La página cobra una comisión por gestionar el servicio (el 10% del precio fijado por al anfitrión). Una vez celebrada la comida, o cena, el anfitrión recibe su dinero. Existe una política de cancelaciones y una serie de recomendaciones, como la de no cobrar demasiado por invitado hasta que no se tienen opiniones favorables, por ejemplo.

Cookflat permite que personas que no se conocen compartan una comida o cena en casa por poco dinero. El sistema ya existe, y con éxito, en otras actividades, como la de compartir coche y trayecto o la de acoger a viajeros. En este caso, creo que el fin social es más importante que el económico, aunque dependerá de la oferta del anfitrión. En la página se publican menús de todo tipo: cocina mediterránea, regional, de países exóticos, vegetariana… y los precios varían, aunque la mayoría se sitúa en los 12-15 euros por comensal, con todo incluido. La aplicación permite, además, que el anfitrión elija el idioma o idiomas a utilizar en el encuentro, lo que también puede favorecer el intercambio lingüístico de manera informal.eatwith

Cocinillas y personas de mente abierta verán en el ‘mealsurfing‘ las ventajas de la gastronomía social. ¿Alguien se anima en Soria? Estaremos atentos.

cookflat

More from silvia

Kabuki en casa

Tener un blog en el que se cuentan cosas de gastronomía tiene,...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación para publicar el comentario *