Cervezas artesanas

image

España vive un boom de la cerveza artesana. Se calcula que se comercializan en la actualidad más de 400 marcas, aunque es difícil saberlo. El sector vive los mismos problemas, derivados básicamente de que han de acarrear con las mismas cargas impositivas que las grandes marcas, aunque su producción, por lo general reducida y cuidada, encarece mucho el producto. El resultado, por supuesto, es completamente distinto al de la cerveza masiva. De hecho, hay tantas cervezas diferentes como artesanos que las fabrican, ya que cada uno de ellos le aporta su toque especial. De cebada, de trigo, con mezcla de maltas, con sabor a café, a caramelo, a regaliz, picantes, con cardamomo o chocolate, con menos o más graduación… la variedad es infinita.

Caelia trigo

IMG_3448 (2)

cerveza PK

sinagoga

Soria no se queda atrás en este auge de elaboración de cerveza artesana. Marcos fue el que tomó la delantera con su Caelia y después siguió Alfonso con su Arévaka en El Burgo de Osma. Un grupo de amigos ha creado una serie de cervezas en Ágreda, denominada Sinagoga. Caelia es una cerveza de alta fermentación tostada, elaborada con tres maltas y lúpulos selectos. A la tostada le siguió la Caelia Trigo, elaborada con malta nacional de cebada, malta de trigo, trigo de Soria y dos lúpulos selectos. Ambas tienen cinco grados. La tercera de la familia es El Santero, una cerveza con mezcla de tres maltas inspirada en las cervezas belgas de abadía y elaborada por encargo para La Crepería L’ilot du Blé Noir en Soria. Es de color rojizo y tiene nada menos que 8 grados, aunque su sabor es equilibrado y peligrosamente suave. Se presentó en sociedad el pasado 19 de junio, a la vez que tres nuevas crêpes, con una degustación-fiesta en la que no faltó el humor. El Santero se sirve en botellas de medio litro y con una cuidada y original presentación. Arévaka se presenta en tres modalidades distintas, Uxama Oro, Corazón de Enebro y Negra Miel, con distintas graduaciones y notas que van desde los cítricos y refrescantes a los más complejos y dulces.

image
Presentación de El Santero en la crepería L’ilot du blé noir, en Soria

En el difícil mundo de rentabilizar la cerveza artesana, y más a los niveles a los que lo hacen Caelia y Arévaka (200 litros a la semana), una posible salida es elaborar cervezas de encargo. De esta forma, el bar o el restaurante que las encarga se distingue con un producto único y los artesanos pueden encontrar una nueva vía de negocio. Caelia elabora El Santero en exclusiva para la crepería y Arévaka ha creado PK 1895 para un bar de Madrid, además de otra cerveza especial que marida con uno de los platos de El Virrey, en El Burgo de Osma.

Quizá sea ese el camino, la alianza entre bares y restaurantes y artesanos ceveceros. Por el momento, en Soria podemos disfrutar de buenos zumos de cebada, originales y de gran calidad, como lo atestiguan los numerosos premios que acaparan (Caelia y Arévaka) a todo concurso al que acuden. Si aún no lo habéis hecho, probadlas. Merece la pena.

 

 

More from silvia

Delhi en casa

Cada vez que Lidl saca una oferta de sabores asiáticos, todos los...
Read More

1 Comment

  • Informo CERVEZA SINAGOGA no se fabrica en Agreda ni con ingredientes locales, por muy grande que lo ponga en la etiqueta la hacen en Toledo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación para publicar el comentario *