Cima 30 de 45. Albacete. La Atalaya. 2.083 metros. 27-12-2016

Sigue, prosigue, avanza y continúa este reto que nos marcamos en agosto de 2013, y que hoy ha alcanzado en Albacete sus dos terceras partes. De 45, llevamos 30, cuando todavía nos falta algo más de año y medio para intentar completarlo. Hemos pisado los 2.083 metros de La Atalaya Cristina, Félix, José Luis, José Vicente, Nacho, Óscar, Ramiro, Sergio 1 y Sergio 2.

En general, nos ha sorprendido muy gratamente esta ascensión a la cima más elevada de la provincia manchega. La Sierra de Las Cabras se encuentra al sudeste de Albacete, en un terreno muy cercano a Almería, Granada y Murcia. De hecho, nosotros nos alojamos en una población de esta última provincia, en Cañada de la Cruz. Estamos en un territorio bastante aislado de grandes poblaciones, muy montuno, muy bonito.

Poco antes de las nueve de la mañana estábamos montados en la furgoneta. Y unos minutos después llegábamos con ella al caserío de la Fuente de la Carrasca, ya en la provincia albaceteña. Ese es el punto de salida.

En la cima de la Atalaya
En la cima de La Atalaya

Teníamos grabada una ruta circular que pasa por cuatro montañas por encima de los 2.000 metros. Nos ha parecido oportuno seguirla, pero en el sentido contrario. Eso significa que, justo a la entrada de Fuente de la Carrasca según se viene de Cañada de la Cruz, hay que subir en línea recta por un barranco bastante empinado. Hay hitos que van marcando el camino.

En esta subida no hemos pisado mucha nieve, aunque sí se veían algunos corros donde no da el sol en todo el día. En esta zona de España llovió muchísimo hace unos días, y por encima de ciertas altitudes se supone que esa agua sería nieve. En el territorio limítrofe entre Murcia y Albacete hay varios pueblos entre los 1.300 y los 1.500 metros, algo que no sucede en muchos lugares de España, ni siquiera en los más montañosos.

Caminando hacia la cima dejando la Sagra al fondo
Caminando hacia la cima dejando la Sagra al fondo

Poco antes de cumplir la hora de subida hemos llegado a la gran loma desde la cual, a la derecha, se veía nuestro primer objetivo de hoy: el pico Calderón. Aquí ya había nieve, pero todavía una pequeña capa apenas suficiente para cubrir el suelo. Conviene subir este pico y ya, desde su cima, se divisa la auténtica meta de la marcha, La Atalaya. En un día como hoy, muy soleado y con no mucho viento, es un paseo. Creo que hemos alcanzado el pico más alto de Albacete hora y media después de haber empezado a andar.

Siguiendo esta especie de carrera de béisbol, hemos girado a la izquierda para subir a Las Cabras, donde se encuentra el vértice geodésico. Otro paseo sencillo lleva a esta cima, apenas un par de metros o tres más baja que La Atalaya.

Creíamos que todo iba a ser así de fácil, pero el panorama ha cambiado de repente de modo radical, se supone que por la orientación. Desde Las Cabras ya había muchísima más nieve, y a los diez minutos nos ha tocado afrontar una bajada corta pero muy pronunciada, de una relativa dificultad, sobre todo por el riesgo de hundirse hasta más arriba de las rodillas.

Desde ahí, durante más de una hora y media, esa ha sido la constante: nieve blanda y abundante, piedras, cuidado al avanzar… Hemos seguido una valla a cuyo final se encontraba el cuarto pico de hoy, el Cagasero. Desde ahí, mirando al norte, todas las tierras estaban cubiertas de nieve, lo que no sucede en la vertiente sur.

Empezamos a bajar

El Cagasero ha sido el comienzo de la bajada. Primero, por la cresta, bastante inclinada y todavía con mucha nieve. Segundo, y por seguir la ruta que teníamos marcada, por un terreno de piedra suelta que no parece el camino más idóneo para alcanzar el punto de partida. Pero tampoco es para tanto.

Los últimos dos kilómetros han sido ya muy suaves, casi llanos. Hemos llegado al camino asfaltado 500 metros antes de Fuente de la Carrasca. Se ha agradecido andar ligeros después de tanto terreno quebrado.

Ruta muy curiosa y muy recomendable, especialmente si se tiene la suerte que hemos tenido hoy, con nieve y con un día muy soleado. Nuestra intención es alcanzar muy pronto la cima 31.

Punto de salida: Fuente de la Carrasca.

Distancia: Nos han salido algo menos de nueve kilómetros.

Desnivel: Fuente de la Carrasca está a poco más de 1.500 metros y La Atalaya, a 2.083. En total, con los subes y bajas, han salido 1.440 de desnivel acumulado.

Cuánto se tarda: Hoy hemos estado cuatro horas y cincuenta minutos. La profundidad de la nieve en toda la cara norte de la ruta nos ha demorado bastante en el avance.

Explícame cómo se sube sin literatura: Se sale de la Fuente de la Carrasca, del comienzo de este caserío si se viene de Cañada de la Cruz. Se sube un barranco empinado sin mucha pérdida, se corona el Calderón y ya desde ahí, en alrededor de un cuarto de hora y después de girar a la derecha, se alcanza La Atalaya.

La canción de Fernando:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *