Embrujo Sanjuanero

Fiestas de San Juan 2018

MIRANDO AL CIELO. SÁBADO AGÉS 2018

El tiempo se puso en contra pero pudimos sortearlo. La Agencia Estatal de Meteorología anunció una probabilidad de tormentas y lluvia intensa del 100% entre el mediodía y las 6 de las tarde…

El sábado es un día de una actividad frenética en una cuadrilla. Comienza a primera hora de la mañana recogiendo las tajadas de las cámaras frigoríficas. Más tarde, a las 8 de la mañana llega la música y la alegría a la cuadrilla. Comienza una diana muy especial, es la diana de las mujeres. Marco Arlegui, mi primo y “Sacamozas”, y una multitud de mujeres (más de 50) portando botas, pastas, moscatel y unos riquísimos roscos de mi abuela Daría, inundamos las calles del barrio de música, bullicio y muuucha alegría. Es un momento precioso. Son muchos los vecinos que nos saludaron por las ventanas y a pie de calle.

           

Mientras tanto, los hombres de la cuadrilla, reparten la tajada en crudo a los vecinos de San Esteban. Estaba todo dispuesto: unas largas mesas con sus manteles y encima cada tajada con su número, otra mesa con cajas de cartón con la doble numeración, y otra más para recibir a los vecinos con el moscatel, el anís, las botas con vino fresco, las pastas y la deliciosa asadurilla de toro que los cocineros Miguel y Mari Carmen nos prepararon. Gracias chicos. ¡Cuánto trabajo! ¡Qué bien organizado estaba todo y qué fluido fue el reparto de tajadas!

      

Desde bien pequeña me ha gustado ir con mis padres a la cuadrilla a recoger la tajada. Todavía recuerdo cuando por tradición, íbamos con el plato y la servilleta. Tal vez por eso, pensamos en dar la bienvenida a los peques de la cuadrilla que acompañaran a sus padres a recoger sus tajadas. Mi madre compró un precioso carrito a la altura de los peques y lo llenó de chuches. Lo preparamos con mucho cariño para ellos. Qué bonitas las caritas de sorpresa, qué cautos preguntando si podían coger y cuánto… y qué divertido cuando decían a sus padres que eran gratis… Los niños son importantísimos en una cuadrilla, son el futuro de nuestras fiestas, quienes deberán tutelarlas para conservar toda su esencia.

             

A la una del mediodía, como cada año, la Asociación de Jurados de Cuadrilla organizó un emotivo homenaje a los autores de las Sanjuaneras, don Francisco García y don Jesús Hernández. Dulzaineros, miembros de la asociación Jurados, representantes de las peñas y numerosos sanjuaneros, nos reunimos en la dehesa con el propósito de rendir tan merecido reconocimiento. Este año además, se ha querido reconocer la extraordinaria labor que con tanto mimo y orgullo realiza José Manuel Aceña como director de la Banda. 25 años manteniendo vivo el maravilloso legado musical de don Paco y don Jesús. También fue homenajeada la Peña El Cuadro en su 50 aniversario.

La mañana pasaba sin contratiempos y la tarde amenazaba lluvia. Los Agés podían estar pasados por agua y… a punto estuvo. Hacia las 5 de la tarde comenzó a llover con intensidad. Lejos de caer en desánimo, empezamos a valorar la celebración de los agés bajo el techo de la cuadrilla. Lo que fuera, pero en la cuadrilla de San Esteban en 2018 si o si iba a haber subasta de toro, del nuestro o del que fuera. La megafonía preparada. Quiero aprovechar estas líneas para dar las gracias a Gustavo por dejarnos su equipo de megafonía, así como a Maribel y a Rafa, que la pusieron a punto para que todo estuviera perfecto.

El sonido preparado, las botas llenas, el libro de cuadrilla, las hojas de apuntes, los cambios en su caja, la mesa decorada con un precioso centro de flores y, los más importante, todos los colaboradores realizando su tarea, mis tíos Pablo y Almudena con toda la carne preparada y organizada y cada pieza con su nombre propio. Trabajo hecho con cariño y profesionalidad. El subastador deseando salir a escena y… el sol apareciendo como un regalo deseado e inesperado. Ahora sí, todo dispuesto para pasar una preciosa tarde de Agés en la Cuadrilla de San Esteban.

A las 6 en punto como manda la tradición comenzó el Agés con la lectura del acta de catapan. La corrida de toros se suspendió lo que hizo que desde primera hora estuviera la calle llena. Fueron unos Agés extraordinarios, buen ambiente, alegría y mucha diversión. Fue muchísima la gente que nos acompañó, muchísimos los amigos que se acercaron a subastar en  la cuadrilla. Los cuatros y colaboradores no paraban de vaciar y llenar las botas, la música sonó sin cesar, las bandejas de carne perfectamente organizadas salían llenas y volvían vacías, la gente deseando llevarse carne de toro, despojos o botas, incluso nos pidieron subastar los garrafones pintados que decoraban la cuadrilla.

Quiero destacar la figura del subastador en general y la de Enrique Calvo en particular. Subastador de larga tradición y merecido prestigio. El subastador es el ALMA del Agés. Es organizador y director, ocurrente y divertido, implicado y partícipe, observador e intuitivo, provocador e incitante, ingenioso y perspicaz… pero Enrique además es generoso, educado, respetuoso, inteligente y brillante. Muchas gracias. Llevaste la subasta con maestría. Hiciste un Agés espléndido en fondo y forma como mandan usos y costumbres.

También queremos daros las gracias a los que en cara subasta, os llevasteis las botas de la cuadrilla de San Esteban 2018, con el convencimiento de que las vais a guardar como preciado recuerdo de estas fiestas. A vosotros y a los que pintasteis estas pequeñas obras de arte, GRACIAS.

El 30 de junio Sábado Agés de 2018 también fue el cumpleaños de Fernando el jurado y de Marta su melliza. Hacia mitad de la subasta y al son de la charanga, les cantamos el cumpleaños feliz y se fundieron en un emotivo abrazo. Quisimos celebrarlo invitando a la muchísima gente que nos acompañaba bolsas de patatas Anizvi, lomos y costillas adobadas, tortillas de patata y, para terminar, tarta. Fue un cumpleaños muy difícil de olvidar. Muchas gracias. Entre todos hicisteis unos agés maravillosos, entrañables, inolvidables.

Llegó el final y el broche de oro lo puso Fernando el jurado, haciendo lo que más le gusta, tocar el saxofón en este caso acompañado por nuestra maravillosa charanga “El Cachondeo”.  ¡Otro momento inolvidable!

Terminada la subasta el grupo de colaboradores encargado, barrió y regó  la calle así como las entradas a los portales vecinos. Quiero mencionar la repuesta de gratitud de los vecinos más próximos al local de cuadrilla. Gracias a vosotros. Era nuestro deseo y nuestro deber mantener limpia la cuadrilla y sus aledaños.

Y, como es tradición, después de cenar  disfrutamos de una verbena de barrio a cargo de los músicos de la charanga. Mientras un grupo de colaboradores preparaba el reparto de las tajadas del domingo y otro ultimaba la decoración de la caldera.

Así terminó uno de los días más duros en una cuadrilla. Gracias familiares y amigos por trabajar tanto y con tanta alegría. Después de todo nos fuimos a descansar, nos esperaba una mañana preciosa y sin lluvia.

                                 

FOTOGRAFÍAS CARLOS ARLEGUI

VIERNES DE TOROS, MIEDO MUCHO MIEDO… AL AGUA

El Viernes de Toros comenzó con la primera diana por el barrio.

A las 7:30 de la mañana la cuadrilla ya estaba llena gente empezando a trabajar. Son muchas las tareas y poco el tiempo, pero sobran las ganas: desayuno de los músicos, diana con el moscatel fresquito, las galletas y las pastas de la panadería Pinares (¡qué lujo de pastas!!!! estaban buenísimas!!), preparar todo lo necesario para la plaza de toros: bidones, hielo, botas y vino, bebidas, bocadillos… y que no se nos olvide la cinta adhesiva, bridas, cúter, corchos para las banderillas… Además había que adornar las cestas de los bocadillos (qué bonitas!!! con hojas verdes y margaritas como sabían que me gustaba), guardar el palco y trasladar todo, adornar el cartel, colgar las banderillas y el cachirulo… Sin olvidar preparar el cambio de monedas para los Agés, que el sábado no abren los bancos.

Y, así, llegó la diana. Mientras unos preparaban todo, otros llenábamos de alegría y color las calles del barrio. Me encanta cuando desde la ventana nos saludaban pequeños y grandes recién amanecidos. Las dianas y las rondas son divertidísimas y muyyy bonitas. Hay mucha gente que saluda desde la ventana pero también hay muchos que bajan a la puerta a charlar un minuto y a comerse una rica pastita o un traguito de moscatel fresquito. En todos hay tanto cariño… ¡Gracias vecinos de la cuadrilla de San Esteban!

Amaneció con un sol esplendido. Nadie podía imaginar lo que ocurriría en la tarde de toros. Con todo preparado para disfrutar de una bonita e intensa mañana de toros, bajamos a la Plaza Mayor. Encabezando el desfile iba el cartel de la cuadrilla perfectamente engalanado, con rosas y con el cachirulo y las banderillas que con tantísimo cariño habíamos preparado, para que lo luciera el toro Dominguero y así disfrutarlo por los vecinos de la cuadrilla.

Después de reunirnos todas las Cuadrillas, subimos en un animadísimo desfile hasta llegar a la arena de la plaza de toros. Allí, perfectamente organizado, fuimos pasando de una en una, todas las cuadrillas hasta dar una vuelta completa al ruedo. Es un momento muy bonito pero quizás el único en el que falta un poquito de calor humano. Se ve más cemento que personas. Una hora después… todo es bullicio y algarabía, los jóvenes ya se han despertado y acuden al festejo, unos dentro de la plaza y otros en los aledaños.

Pasamos una preciosa y animadísima mañana, con la alegría de haber conseguido un logro en el que los jurados de 2018 habíamos puesto mucho interés. Las corridas de toros del viernes son muy controvertidas por muchas razones. Siempre he pensado que hay tantas formas de diversión como personas y, por disparatadas que parezcan, tan validas unas como otras. El problema empieza cuando la diversión de unos entorpece la de otros. Los Jurados de cuadrilla de 2018, pusimos todo nuestro empeño en que se respetara la diversión de la gente a la que le gusta ver los toros de las 12 Cuadrillas, intentando evitar la invasión del ruedo después de la muerte de cada novillo y así evitar que el festejo se alargue excesivamente, lo que impide disfrutar del tradicional desfile de la bajada de los toros hasta la Plaza Mayor.

El Viernes de Toros de 2018, sin ninguna duda, ha supuesto un pequeño avance reduciendo la excesiva duración de la lidia. La puerta del “arrastre” se abrió cada dos toros como habíamos propuesto. Gracias a todos los que entendisteis que esto nos beneficia a todos. En la Plaza Mayor nos unimos los 24 jurados y celebramos la colaboración de los sanjuaneros. Vosotros hicisteis que este día todavía fuera más bonito. En nuestro nombre y en el del resto de los jurados… GRACIAS!!!!. No lo olvidaremos.

Y con la tarde, llegó el diluvio. De nuevo todo preparado y subida a la plaza de toros para lidiar los toros de las 6 Cuadrillas:  San Juan, Santo Tomé, San Clemente y San Martín, San Esteban, El Salvador, Santa Bárbara y La Blanca. Una fuerte tormenta impidió la tradición, la alegría y la diversión. La corrida se suspendió después de la muerte del segundo toro de la tarde perteneciente a la cuadrilla de Santo Tomé, San Clemente y San Martín. Sin terminar la lidia, jurados, secretarios y algunos colaboradores pasamos a la zona de toriles para que yo como jurada, le clavara el cachirulo a Dominguero. Esto no pudo ser. Banderillas y cachirulo volverían a casa despuntados pero sin lucimiento. Queremos dar las gracias a Eugenia por hacer tan magistralmente el cachirulo y las banderillas de la cuadrilla, al tío Abel y a la tía Merce por regalárnoslas, fue una bonita y emotiva sorpresa. También queremos dar las gracias a mis cuñados Marta y Cesar porque desde el principio tuvieron la misma intención y mucha ilusión.

No solo no dejaba de llover, sino que cada vez lo hacía con más intensidad. Presagiando tan dolorosa decisión, el alcalde y parte de la Comisión de Festejos nos reunió en el lugar para tomar una decisión. Decisión que no podía ser otra que la suspensión de la novillada ante la imposibilidad de realizar las faenas con la seguridad necesaria. Suspendida la corrida nos reunimos con los jovencísimos novilleros para comunicarles la decisión. Cristóbal Ramos ‘Parrita’ y Daniel Barbero agradecieron la comprensión mostrada. Nos hicieron participes de lo que lo que suponía para ellos torear y mucho más en Soria donde se sienten queridos y respetados como en pocas plazas. Les entregamos un pequeño detalle y un ramo de flores de agradecimiento a su voluntad. ¡¡¡¡Suerte maestros!!!!

Desde aquí queremos agradecer a todos: Corporación Municipal, vecinos, amigos, sanjuaneros… pero especialmente a nuestros compañeros y amigos jurados, Mariano y Ana María, Carlos Javier y María Cristina, Jorge y Marta, Manolo y Cristina, David y Raquel,  Miguel Ángel y María Elena, David y María, Julio y Nerea vuestra comprensión, vuestra empatía y vuestro cariño. Nos consta que sufristeis con nosotros. ¡¡¡Gracias amigos!!!

La verdad, fue una tarde triste, muy triste. Teníamos tanta ilusión…

Más tristes de lo que hubiéramos querido, regresamos al barrio y la cena nos estaba esperando. Comida, risas e ilusión renovada. El día no había terminado. Mientras un numeroso grupo hacía la ronda por el barrio, otros limpiaban la cuadrilla y preparaban las mesas para el sábado, muy prontito, tendríamos que colocar las tajadas con sus números y recibir con mucha alegría a los vecinos del barrio.

  
                                                            

FOTOS CARLOS ARLEGUI

¡Y FUIMOS A LA SACA!

Si para la mayoría de los sorianos el Jueves La Saca es EL DÍA, para unos sorianos que además son jurados…

Después del diluvio del Miércoles, la lluvia respetó y lució un sol radiante. 10 de los 12 novillos entraron en los corrales de la plaza de toros.

El día comenzó muy pronto. Como todos los días de fiestas, quisimos madrugar para disfrutar más minutos de la magia de estos días. A primera hora llevaron a la cuadrilla el autobús para decorarlo con unos preciosos ramitos de rosas. Una vez adornado, el autobús se llenó de alegría con todos los colaboradores rumbo a la calle Sagunto desde donde partiría la comitiva camino a Valonsadero.

Los jurados de cuadrilla, peñas y autoridades desfilamos desde la Plaza Mayor hasta la Calle Sagunto donde nos esperaban otros autobuses para trasladarnos al monte. Al llegar, la primera parada fue en la Casa del Guarda donde disfrutamos de un copioso almuerzo.

Con las pilas bien cargadas, bajamos a Cañada Honda. Nos colocamos en un remolque preparado para ver la salida de los corrales. A pesar de ser un lugar privilegiado, hay tantísima gente que es difícil verlo con claridad. Aun así es tanta la emoción, los nervios, la alegría, la esperanza… Fernando sentía cierta nostalgia porque su sitio está en la puerta de los corrales, pero otro año será…

A las doce en punto, tras el eco del tercer cohete salieron los novillos abriéndose paso entre una multitud de gente que los jaleaba. La salida fue muy limpia y, en apenas 12 minutos, 10 de los novillos estaban en la Vega de San Millán. Los otros 2 fueron conducidos en un camión hasta la Venta del Aire.

Casi corriendo fuimos al Merendero de Autoridades a comer y poco después fuimos en autobús a ver la salida de la Vega.

A las 14:45 aproximadamente comenzó la salida de la Vega de San Millán. Es increíble la cantidad de caballos y gente que allí se reúnen para ver la salida y al paso acompañar a los toros en el recorrido hasta la plaza. Yo creo que cada año son más los sorianos que van andando con los toros. Fernando junto con Ángelo y David, jurados de El Salvador y Santiago fueron 3 de esos sanjuaneros que hicieron La Saca andando.

En la tercera etapa de La Saca, salieron del descansadero de la Venta del Aire los 12 novillos de los cuales llegaron 10 a los corrales de la plaza de San Benito. Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias a todas las personas que hacen posible la diversión y la seguridad de miles de sanjuaneros en un día tan complicado como éste. Así como a los periodistas y reporteros gráficos que hacen que las fiestas perduren en el tiempo a través de sus palabras y sus imágenes. Recuerdo el regreso de cada día de La Saca, en el coche con mis padres y con la radio a tope escuchando a Chema de la cadena Ser. Él y su equipo nos contaban lo que ocurría en el monte. Si a nosotros nos emocionaba oírlo, no digo nada a la cantidad de gente que, por distintas razones, no pueden acudir al monte. Gracias a todos.

Así terminaba la fiesta campera, pero quedaba una parte no menos importante y bonita que era recoger a nuestros músicos y recorrer todo el barrio en la primera ronda. Así fue, a las 17:00 horas Doro y mi padre, el secretario, recogieron a los músicos y a las 18:00 horas aproximadamente sonaron los primeros acordes de La Saca interpretados por la Charanga “El Cachondeo” en la cuadrilla de San Esteban. Así comenzó la primera ronda por el barrio. Nos juntamos todos, yo creo que no se la perdió nadie, qué alegría ver a tanta gente… mayores, jóvenes, adolescentes, niños y Araceli con su bebé, que antes de nacer ya ha vivido sus primeras fiestas de San Juan con muchísima intensidad. La cuadrilla de San Esteban tiene pocas cuestas pero es muyyyy extensa. A pesar del cansancio de la mañana tuvimos fuerzas para continuar el día. La ronda además de larga  fue preciosa, emotiva y muy divertida. Era la primera vez que hacíamos el recorrido por el barrio como jurados de Cuadrilla. Cantamos, bailamos, saltamos, reímos y bebimos, con tanto trote… Cuando llegamos a la cuadrilla ya estaba la cena preparada. Cenamos, otra breve ronda por el barrio y a dormir, que el viernes prometía ser un día muy duro.

YA SUENA EL PREGÓN DE FIESTAS…

El festivo día comenzó con el tradicional homenaje a los Jurados de las doce cuadrillas de San Juan, que se celebró el salón de actos conocido por todos como Aula Magna Tirso de Molina. La lluvia se coló en las fiestas, ya desde el inicio del acto, y nos acompañó hasta el Sábado Agés respetando la tradicional subasta.

El Presidente de la Diputación de Soria Luis Rey y los miembros de la Corporación Provincial, recibieron a los Jurados, representantes de las peñas sanjuaneras, presidenta de la asociación de Jurados de Cuadrilla y autoridades presentes en el acto. Tras unas bonitas y afectuosas palabras de Luis Rey, nos hicieron entrega de unos bonitos regalos.

Ya desde la  mañana del miércoles, en Soria se siente algo extraño que no sé si voy a poder explicar, es una sensación de calma, de sosiego, tranquilidad… y a la vez de bullicio, prisas, alboroto… en un día en el que las casas y hoteles empiezan a llenarse de sorianos venidos de otras ciudades e incluso otros países y forasteros que con agrado acogemos. Fernando y yo volvimos a casa con mucha alegría sabiendo lo que nos esperaba. Y no era poco lo que este año nos esperaba!!!! Nos reunirnos con la familia, con l@s amig@s que la mayoría están fuera… Son días de risas, alegría, juerga, diversión y también de olvido, en los que dejamos atrás problemas y preocupaciones para disfrutar de la alegría que inunda Soria en San Juan.

Volvamos al día que nos ocupa. Después de comer en la cuadrilla con familia y amigos, nos fuimos a descansar un poquito a casa y luego ya podéis imaginar, peluquería, maquillaje… Esther Valer y Beatriz Santa María me peinaron y me maquillaron, gracias por vuestro interés y el cariño con el que me tratasteis para que estuviera lo más guapa posible.

Nos vestimos y bajamos a la cuadrilla con nuestra gente. Empezaban bien las fiestas… cielo oscuro y lluvia sin parar. Hacia las 8 de la tarde dejó de llover pero para entonces ya había cundido el pánico entre conductores de los coches de época, jurados y autoridades municipales. Hubo que redistribuir los coches porque no se podía contar con los descapotables. Después de un poco de lío nos vinieron a buscar a la cuadrilla con un precioso coche . Queremos daos las gracias por el esfuerzo que hicisteis para que los 24 jurados luciéramos en vuestros maravillosos coches tan bien conservados.

La primera parada fue en la Plaza Mariano Granados donde nos reunimos todos los compañeros de cargo. Pasados unos minutos bajamos a la Plaza Mayor vestidos para ocasión. Es increíble el cariño y el respeto que los sorianos muestran a los Jurados de Cuadrilla. Es un día “de piel” y de corazón desde casi el amanecer hasta bien pasada la media noche.

En El Collado estrecho a la altura de El Mesón Castellano, paran todos los coches y van bajando uno a uno precedidos del cartel de la cuadrilla que normalmente es llevado por uno o varios niños. El de la Cuadrilla de San Esteban lo llevó mi preciosa prima Irene. ¡Qué guapísima y que orgullosa iba con el cartel! Irene es una niña trabajadora y casi tan responsable como un adulto. Todavía me acuerdo de lo riquísima que estaba la tortilla de patata que hiciste para La Compra…

Una vez en la Plaza Mayor, el Alcalde recibe a los jurados y la Corporación Municipal les da la bienvenida con un ramo de flores. Nosotros tuvimos un extra de emotividad, Jose Manuel, el director de la Banda, nos esperaba en el alto de la escalinata para entregarnos el ramo de flores. Es algo que siempre recordaremos por lo bonito, lo emotivo y lo inesperado del gesto.

Una vez reunidos en el patio de columna jurados, representantes de las peñas sanjuaneras y autoridades municipales, disfrutamos de una bonita cena de gala en muy grata compañía. A pesar de todo, creo que todos teníamos la cabeza y el corazón en nuestros compañeros y amigos Julio Santamaría y Nerea Larred Jurados de Santo Tomé, San Clemente y San Martín, pregoneros de San Juan 2018. Antes hablaba de piel, pues si, son sensaciones que salen de dentro y traspasan la piel.

A las 11 en punto como es tradición comenzó el pregón. ¡Qué bonito!, ¡cuánta emoción!!!!!  ¡Qué bien lo hicisteis amigos!!!!!

El desfile hasta el Árbol de la Música fue algo parecido. Toda Soria estaba en la calle, es una sensación tan bonita… y luego dicen que los sorianos somos fríos…

Subimos hasta el árbol de la música donde cantamos y bailamos al ritmo de la Banda de Música con nuestros familiares y amigos y bien entrada la noche, nos fuimos a dormir una horitas porque el jueves estaba a punto de llegar.

Con permiso de los jurados de SANTO TOMÉ, SAN CLEMENTE Y SAN MARTÍN Julio Alberto Santamaría y Nerea Larred, disfrutad de nuevo del pregón:

PREGÓN 2018

¡Sorianos!

¡Forasteros!

¡Gentes llanas del Común!

¡Sanjuaneros todos!

¡Ya suena el pregón de fiestas!

Un clamor hay en la plaza

A punto está de terminar

Una espera muy, muy larga

Con la botas y las gaitas

Con las peñas y la banda

Cinco días nos esperan

De ilusiones y jarana

¡Es jueves y son las doce!

Suena ya el tercer cohete

Pasillo humano en la puerta

¡Y toros entre la gente!

Entre romero y tomillo

Sustos, revolcones y carreras

Llenarán seguro una Saca

¡Que ya espera Soria entera!

¡Airón que al viento flamea!

¡A lomos de brava fiera!

El cachirulo es testigo

¡De la mayor de las fiestas!

¡Es viernes de torería,

de alegría y de reunión!

Valentía en el albero

¡Y vino en el callejón!

¡Sábado por la mañana!

Hay que coger la tajada

De despertarnos a todos

¡Se encarga nuestra jurada!

¡Tarde de música y vino!

De pujas y de subasta

Cuernos, orejas y patas

Y las botas, ¡que no paran!

¡Rosas, piñorras y sol!

Colorido y emoción

La hermosura de las mozas

¡Nos arranca el corazón!

Desde la plaza Mayor,

Desfile hasta la alameda,

Es el día de esplendor,

¡Es domingo de Calderas!

Lunes de emociones varias

Mañana de procesión

Por casa pasará el santo

¡A cumplir la tradición!

Por la tarde con las peñas

A merendar bajaremos

Y nos haremos promesas

En San Polo junto al Duero

Después faltará una cosa

Que no vamos ni a nombrar

Pues de pensar sólo en ella

¡Nos echamos a llorar!

¡¡SORIANOS!!

¡¡SORIANAS!!

¡¡Se acabó la cuenta atrás!!

¡¡Cojamos pañuelo y bota!!

¡¡Que el embrujo empieza ya!!

¡¡¡¡¡VIVA SORIA!!!!!

¡¡¡¡¡VIVAN LAS FIESTAS DE SAN JUAN!!!!!

           

LA COMPRA. MERIENDA SIN FIN

Poco después del amanecer en la Cañada Honda de nuestro querido monte Valonsadero, empezó el festejo de la Comprilla. Los Jurados acompañados de Secretarios, Cuatros y demás colaboradores, nos reunimos en la cuadrilla para recoger el moscatel bien fresquito, las pastas y un riquísimo almuerzo.

Llegamos al monte sobre las 8:00 de la mañana y ya habían encerrado en los corrales 6 de los 12 novillos. No nos lo podíamos creer!!! Cuando el encierro terminó, tomamos unas cañas en los chiringuitos y nos reunimos todos para almorzar. Comimos tortillas, gazpacho, chorizo, un extraordinario lomo de mis tíos Pablo y Almudena y unos cangrejos de mi madre que quitaban el sentido.

Con las pilas cargadas, un grupo de amigos fueron a la pradera del merendero de autoridades a montar las mesas para la merienda de nuestra cuadrilla. El tío Abel llevaba los bolsillos llenos de cuñas para calzar las mesas. Cuando vimos las fotos que nos mandaron… las mesas estaban delineadas, perfectas. Tras un breve descanso para comer nos fuimos a la Plaza Mayor, punto de encuentro con el resto de Jurados. Parte de la cuadrilla se quedó adornando el autobús y preparando la merienda para el traslado al monte. Alrededor de las 5:00 de la tarde Jurados y autoridades municipales iniciamos un alegre desfile, coreando todos, la preciosa canción de La Compra magistralmente interpretada por la Banda de Música. Gracias chic@s!!!!

El paseo terminó en la calle Sagunto donde nos esperaban los autobuses que nos llevaron a Valonsadero. El autobús de la Cuadrilla de San Esteban estaba precioso!!! decorado con unos manojitos de rosas atados con unas preciosas cintas. Blas, tus  rosas son divinas, gracias por tus preciosos ramos. Me contaron que hasta nuestros sobrinos: Adriana, Emma, Hugo y Candela y los demás peques de la cuadrilla que por allí estaban ayudaron en la decoración. Se ve tanto cariño en todo lo que hacéis…

Otro momento que recordaré fue el encuentro con nuestra gente de la cuadrilla. Al llegar a la puerta de la Dehesa, allí estaban todos esperándonos para mostrarnos su cariño. He de confesar… que se me escapó una lagrimita.

El trayecto al monte muy tranquilo, apenas un par de coches en la carretera, ya estaban todos los sorianos allí. Qué lejos quedan las largas caravanas de coches para llegar al monte… Llegamos a Valonsadero y paramos en la meseta del cruce de arriba, Jurados y Secretarios nos fuimos a los corrales para disfrutar de la suelta de los novillos, uno a uno para disfrute de todos. Algunos colaboradores se cobijaron en alguna roca, otros en los chiringuitos y el resto, a la pradera del merendero a poner las mesas.

Terminada la suelta de los novillos nos dirigimos a la pradera del merendero de autoridades. Todas las cuadrillas tenían las mesas preparadas para iniciar una merienda sin fin. La mesa de la cuadrilla de San Esteban estaba preciosa, vestida con un mantel color vino y un camino de mesa negro, colores de nuestro logo. La vajilla, aunque de plástico, era preciosa. El centro de flores naturales que nos hizo Elisa era muy bonito, a juego con los manteles, además las macetitas de Pili por toda la mesa llenándola de color, los centritos de cebolla y cherrys que hizo Paca… que os voy a decir, una maravilla. Qué bonito estaba todo… Además, Merce Lobera, Paca, Pili, Alfredo, Belén, Marta, Cristina, Laura, Mamen, Ana, María, Puri, Almudena, Irene… poniendo la merienda pendientes de que todo estuviera a punto y de que no faltara de nada. Efectivamente… preparamos merienda sin fin. Estaba todo riquísimo. Gracias a todos por vuestro trabajo pero sobre todo por el cariño y la ilusión que ponéis en todo.

Terminada la merienda, nos reunimos todas las cuadrillas frente a la escalinata del merendero y bailamos al son de las sanjuaneras interpretadas por la Banda. El sol cayó y regresamos a Soria.

Este año y a petición de los Jurados, desfilamos  con nuestras Cuadrillas y no con las autoridades como años anteriores. Tras el desfile de las 12 cuadrillas, de nuevo bailamos nuestras sanjuaneras en la Plaza Mayor en compañía la Banda.

El baile terminó y con él, La Compra 2018.

VECINOS Y AMIGOS DE LA CUADRILLA DE SAN ESTEBAN, ESTA ES VUESTRA CASA

Teníamos muchas cosas, tantas como para decorar dos locales. Muchas ideas pero nos faltaba la idea de conjunto. Algo que conjugara pasado y presente. Queríamos que esa combinación resultara atractiva, interesante, bonita y con personalidad. Enseguida pensamos en Lola Gómez Redondo, amiga de mi familia y tía de Fran, nuestro cuñado. A pesar del poco tiempo libre que tiene, en cuanto le pedimos su colaboración, aceptó con agrado. Gracias Lola.

Hemos formado un grupo muy bueno. Contamos con muchos artistas entre los colaboradores. Hasta los “ñapas” son artistas, más adelante os diré por qué. Tenemos la suerte de tener entre nosotros dos excelentes fotógrafos: mi tío Carlos Arlegui y Luís Ángel Tejedor (Luiyi). La primera foto de la pared de la izquierda es de Luís Ángel de 2013, con ella, hemos querido hacer un pequeño homenaje a nuestras queridas peñas. Es una bajada a las bailas de todas las peñas. Aquí no hay separación por colores, van todos los chalecos mezclados y todas las charangas tocando al unísono la canción de las Bailas. Encima de la fotografía hemos colocado los banderines que nos regalaron las peñas un día que nos hicieron el honor de visitarnos.

A continuación un recuerdo a un novillero soriano: Vicente Ruiz Saínz “el Chinche”. Nació en diciembre de 1913 y murió el 29 de junio de 1935. El 28 de junio de 1935, Viernes de Toros, durante la lidia del segundo novillo de su lote, el toro de San Miguel le propinó un tremendo golpe hiriéndole de muerte. El joven novillero, de 21 años de edad, falleció en Soria en la madrugada del Sábado Agés. Hemos expuesto material inédito de la novillada del Domingo de Calderas del 1932. El organizador de la corrida fue Constancio Jiménez “El manchego” abuelo de mi madre.

Tres años antes de aquel fatídico día, Vicente Ruiz Saínz “el Chinche” fue contratado para lidiar dos toros en la novillada del Domingo de Calderas del 3 de julio de 1932, corrida a la que pertenecen las fotografías expuestas. Completaban la terna los novilleros Paco Cester y Ángel Rey Conde. Junto con las fotografías está el cartel de la novillada del Domingo de Calderas con una entrada del día y una pequeña reseña del torero. También una breve crítica taurina  escrita por Paco Soria en el Avisador Numantino que dice así: Vicente Ruíz necesita mucho más entrenamiento. Seguimos creyendo que puede ser una figura. Su primera actuación fue colosal aunque la segunda estuviera desconcertado. Coronando este nostálgico recuerdo, un pesado estoque de hierro roído por el oxido y el paso del tiempo.

Seguido, hemos aprovechado un burladero que había de años anteriores para hacer un “photocall” que no es más que un lugar donde hacer divertidas fotos. Como os contaba lo hemos quitado de la pared sacándolo unos cm y lo hemos instalado dejando un hueco donde meterse para hacerse una foto incluso con montera y capote o con un sombrero cordobés.  Todo un acierto. ¡¡¡¡El juego que está dando!!!!

El siguiente decorado es una enorme fotografía en blanco y negro de la Saca de 2013 titulada “El salto” de mi tío Carlos Arlegui. Parece que el toro va a salir de la foto. Siempre que veo esta foto me imagino a mi tío en el suelo esperando a disparar el “gatillo”. ¡Qué miedo! Continúa una genial fotografía de Luís Ángel: el albero y parte de la grada visto desde la nuca de un torero. Aunque fue elegida por su genialidad, se ve el palco de la cuadrilla de San Esteban. Termina esa pared con una preciosa foto en blanco y negro de mi tío con los 24 toros en los corrales de Valonsadero en 1996. Es una rareza porque como ya sabéis, desde hace unos años, los toros que se lidian el Viernes de Toros se llevan directamente a la plaza. Uno de esos toros que se ven ahí es “Cantor” el toro de la cuadrilla de Santiago.

Al otro lado de la doble puerta, otra preciosa foto de mi tío Carlos que además de bonita es muy emotiva. En uno de los lugares más importantes del local, hemos querido hacer un pequeño homenaje a la Banda Municipal de Soria. Es una institución, seguramente la más querida por todos los sorianos y no solo en las Fiestas de San Juan. No hay nada más que ver la cantidad de sorianos que van a todos y cada uno de los conciertos, ya sean en el Palacio de La Audiencia o en el parque de Santa Clara. Como dice Fernando: “la Banda es una gran familia”.

Termina la pared con un recuerdo a las fiestas de San Juan 1996, año en el que fueron jurados de Santiago mis padres. Hemos querido tener este pequeño detalle no solo con ellos, si no con todos con los que trabajaron a su lado para que resultaran unas fiestas maravillosas. Hoy algunos de ellos están también con nosotros. Mis padres esperaron a que yo tuviera edad suficiente para que las recordara y ¡vaya si las recuerdo!

En mi familia somos los novenos jurados: en 1945 fueron jurados de Santa Catalina los abuelos de mi madre, Constancio Jiménez “El Manchego” y Pascuala San Juan; después tres de sus hijos varones junto con sus mujeres: en 1953 Eduardo Jiménez y Francisca Monge jurados de La Mayor; En el año 1963 en la cuadrilla de La Blanca fueron jurados Constancio Jiménez y Milagros Gómez; en 1968, en la cuadrilla de San Juan  Adolfo Jiménez y Carmen Gómez; en 1996 compartieron año mi madre y su prima Cristina. Tomás Pérez Frías y Mª Jesús Arlegui Jiménez jurados de Santiago y Eduardo Rubio Garcés y Cristina Jiménez Gómez jurados en la cuadrilla de El Salvador. Doce años después en 2008 fueron jurados de la cuadrilla de Santiago Javier Jiménez y Victoria Rubio; en 2013, en la cuadrilla de La Blanca, Miguel Ángel Berná y Lucía Jiménez en el 50 aniversario del cargo de jurados de sus padres.

En la familia de Fernando también ha habido varios jurados: Carmen Calonge en 1976, Carmelo Calonge y Mercedes Barrio en 1982 en la cuadrilla de San Miguel, Fernando y Mª Ángeles Calonge en 1984 en la cuadrilla de El Rosel y San Blas, Elisa Calonge en 2008 en la cuadrilla de El Rosel y San Blas, y Carmelo Calonge y Josefina Muñoz en 2016 en la cuadrilla de El Rosel y San Blas. Mucho más reciente en 2016 fue jurado de la Cuadrilla de San Miguel, Jorge Crespo, primo de Fernando. Fueron unas fiestas maravillosas. A pesar de empezar un poco tarde… ¡qué bien se hicieron las cosas!

Siguiendo el mismo orden, hay un lugar reservado a las botas de vino. Hemos querido mostrar nuestro agradecimiento a las personas que desinteresadamente nos han pintado las botas para este año, pero además queremos hacerlo extensivo a los que año tras año decoran más de 300 botas para las fiestas. En cada una de las botas hay arte, belleza, tiempo, esfuerzo… pero todas están llenas de cariño. Consiste en un tablero fotográfico en el que figuran las botas (falta alguna que se añadirá porque no llegaron a tiempo) cada una con su anverso, reverso y el nombre del autor. Desde aquí gracias a TODOS los que año tras año nos hacéis tan maravilloso regalo.

Continuamos a la derecha con un gran toldo blanco con el logotipo de la cuadrilla. Cuanto más lo miro más me gusta.

Bueno, antes os hablaba de los “ñapas”… pues al lío. El siguiente ornamento es una pared forrada con arpillera, en la que hay anclados 6 soportes de hierro para sujetar 6 damajuanas, cada una pintada con un motivo de cada uno de los días de San Juan. La idea fue de mi madre pero aquí han trabajado muchas personas para hacer este maravilloso rincón que tanto está gustando. Mi padre encontró y compró las garrafas. Por la amistad que tiene con Luís Alberto Romero consiguió que las pintara. Luís Alberto, lo hemos hecho personalmente pero queremos hacerlo también públicamente, mil gracias, son una maravilla y nos consta la cantidad de horas que has empleado para pintarlas. El esfuerzo ha merecido la pena. Carlos, un alumno de mi madre y profesor del Instituto de Formación Profesional Pico Frentes, hizo los soportes de hierro empleando parte de su tiempo libre. Y por último, no podéis imaginar el tiempo, el mimo, el cuidado, la precisión y la perfección con la han trabajado los “ñapas” Fernando y Abel, padre y tío del jurado, bueno los que los conocéis no tenéis que imaginar, lo sabéis. Solo os pido que si podéis verlo “in situ”, miréis con detenimiento cómo está puesta la cuerda alrededor del cuello de las garrafas. No es que no se pueda mejorar, sino que dudo que se pueda igualar. Nos sentimos muy orgullosos de todos vosotros. Tanto trabajo ha  hecho que este, sea un rincón espectacular.

A continuación hay una pared negra llena de imágenes en blanco y negro inéditas de las fiestas de San Juan de los años 20 a los 70. Sé que no os extraña, todos sabéis que mi padre es coleccionista de postales y fotografías de Soria.

Entre esta pared y la anterior, en la parte superior, destaca un caballito de Soria de hierro que con tanto cariño nos hizo Pepe, un primo de Fernando. Precioso.

A los dos lados de la puerta hemos puesto fotos de los colaboradores en fiestas de San Juan. Estáis todos guapísimos.

Otro espacio bonito son las columnas que hay en el centro del local. Están decoradas con unos programas de fiestas que año tras año editaba Graficas Sorianas. En dichos carteles hay ilustraciones de sorianos tan reconocidos artísticamente como Ezequiel Villanueva, Faustino Manchado, Lafuente Caloto, Mariano Lenguas… ¡Qué columnas tan bonitas y cuánto arte hay en ellas!

Por último, entre columnas y pared, hemos puesto una especie de “tenderete” con pinzas iluminadas en las que vamos poniendo distintas fotos de este año y de estas fiestas.

Ya son varias las personas se han pasado por el local para conocerlo y se han llevado una muy grata impresión.

Todo comenzó limpiando y pintando… ¿os acordáis?

A todos los que habéis hecho del local de cuadrilla un espacio acogedor, bonito, con encanto, emotivo por el ayer y el hoy… GRACIAS.

Y a vosotros, vecinos, amigos y todos los que nos leéis, os invitamos a que vengáis, como os decía antes, lo hemos hecho por vosotros y para vosotros. Os esperamos.

   

¡Hasta la próxima entrada!

Y LA CUADRILLA DE SAN ESTEBAN SE LLENO DE ALEGRÍA

El pasado martes 15 de mayo unos 50 alumnos del Colegio de Educación Especial Santa Isabel, acompañados por la directora del Centro y varios educadores,  visitaron el local de cuadrilla. Cuando nos pusimos en contacto con uno de los educadores, le pedimos que, si era posible, nos visitaran el día 15. El centro accedió por lo que les estoy muy agradecida ya que así pude estar presente. El lunes por la tarde vine de Madrid ya que el martes era festivo en la capital, para regresar ese mismo día. Pero este trajín de viajes mereció la pena.

Su llegada al local fue una explosión de alegría. Tantos niños con tantas ganas de cantar y bailar al son de las sanjuaneras… Les preparamos un pequeño almuerzo y les obsequiamos con un pañuelo de la cuadrilla de San Esteban 2018 que, según me contaron, lucieron con gusto como mínimo, hasta después de la comida.

En la cuadrilla les recibimos el secretario, varios colabores: Fernando, mi tía Mamen, Doro y mi tío Carlos que se hinchó de hacer fotos; y yo. Como os he dicho antes, comimos, bailamos, cantamos y además algunos mostraron sus artes taurinas, cubriendo su cabeza con una montera  y realizando varios lances capote en mano. Otra zona que dio mucho juego fue el photocall. Como os conté en otra entrada hemos puesto un burladero a modo de photocall. Allí se hicieron montones de fotografías. Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras… Aquí os dejo un montón de fotos para que veáis lo bien que lo pasamos.

¡Cuánto disfrutamos con vuestra visita!

Gracias por compartir con nosotros un ratito de vuestro tiempo.

Fotografías: Carlos Arlegui

LOS VECINOS DIJERON SÍ

A la pregunta de los jurados ¿queréis fiestas de San Juan para 2018? Los vecinos reunidos en el local de cuadrilla dieron una respuesta unánime, SI. Pues habrá fiestas también este año.

El día empezó muy pronto en el local de la cuadrilla de San Esteban. Antes de las 10 de la mañana ya había gente con ganas de empezar a trabajar. Eran muchas las tareas que había que realizar: limpiar la cuadrilla, todavía más y mejor, si es que es posible claro, preparar las cestas; el grifo del vino; la megafonía, (gracias Gustavo) cortar  el queso y el pan (el bacalao ya estaba cortado); la mesa… ¡Qué bonita quedó la mesa! Quiero aprovechar este momento para agradecer a Mª Carmen y Dori que nos hicieron el camino de mesa para el Catapán y el mantel de la peana del santo. Muchas gracias por hacerlo tan bonito y tan rápido. Para los que no pudisteis verla, pusimos un bajo mantel rojo de la tía Merce, encima y a lo largo una camino de mesa de arpillera con estampación de flores rojas, recogido a los lados con dos grandes lazos que hizo mi cuñada Ana Belén (perfectos). El queso, el pan y el bacalao lo pusimos sobre unas pizarras con el logotipo de la cuadrilla grabado con laser. Gracias Ángel. Un precioso atril de madera para el libro de cuadrilla. Una jarra con 5 vasitos de cerámica negra vitrificada, un precioso y artístico toro de cerámica que nos regaló Antonio Soria y por último una “damajuana” con un toque floral.

No quiero olvidarme de deciros que preparamos bandejas sin gluten haciendo posible, que los celiacos pudieran “catar” el queso y el bacalao con normalidad.

Muchas cosas que preparar, algún que otro nervio pero todo con un ambiente inmejorable, con mucha complicidad entre todos, y mucha alegría. ¡Qué risa! ¡Qué divertido es trabajar así!!!! Quedó todo precioso. Hay tanta ilusión puesta en todo lo que hacemos… pensamos en agradar a los vecinos, ya que por ellos y para ellos preparamos las fiestas.

Una semana antes del 6 de mayo tuvimos una reunión, expusimos las tareas y enseguida rellenamos el cuadrante de trabajo con todos los colaboradores. Nunca os agradeceremos lo suficiente todo lo que nos estáis dando: cariño, trabajo, ilusión, esfuerzo, alegría, buen rollo, vuestro tiempo libre… ¡Qué grandes sois!!!!

Todo transcurrió según lo previsto. A las 18:00 horas como manda la tradición, llegaron los jurados Manuel y Nieves con algunos de sus colaboradores y los cuatros portando el santo al ritmo de la música del Catapán. Tras leer y aprobar las cuentas del pasado año, preguntamos a los vecinos si querían fiestas para este año, para después nombrar los cargos de cuadrilla. Después de gritar  “¡VIVA SORIA! y “VIVAN LAS FIESTAS DE SAN JUAN”, y “QUE CORRA LA BOTA empezó el reparto del pan, el vino, el queso y el bacalao al son de la música de la charanga “El ruedas”. Grupo de excelentes músicos al que pertenece desde los 14 años Fernando, el jurado. En esta ocasión el grupo estaba formado por cuatro trompetas: Rodri, Soto, Julio y Marcos, dos Trombones: Alejandro y Victor, dos saxofones: Marta y Adrian, una tuba: Pascu, percusión: Galo y Patri. Queremos de corazón, daros las gracias. Gracias por vuestro trabajo, vuestra alegría, pero sobre todo gracias por vuestro cariño. Sabéis que os queremos mucho.

En el día del Catapán aparte del acto protocolario hay mucho más. Son muchas las visitas de vecinos y amigos que se acercan a saludarnos y a desearnos el tradicional “salud para cumplir”. También hay muchas personas que vienen a ver la decoración de la cuadrilla  que con tanto cariño hemos preparado. Hay quien viene además, a ver la mesa, el libro de cuadrilla… A todos os damos las gracias, estáis en vuestra casa.

En San Juan cabemos todos, jóvenes, mayores, medio jóvenes y medio mayores y en el Catapán hubo de todo cada uno viviendo la fiesta como quiere y a veces… cómo puede.

Fue muchísima la gente que vino hasta la cuadrilla. Quiero decir que el ambiente fue extraordinario, no hubo ningún problema, solo alegría y diversión. Juntos cantamos, bailamos, reímos, comimos y bebimos, eso sí, unos con más mesura que otros. Nos hicisteis pasar una tarde maravillosa.

Casi al final de la tarde hubo un momento muy bonito, Fernando saxofón en mano, subió al tablado e interpretó alguna sanjuanera y no sanjuanera junto con sus compañeros pero sobretodo amigos. Fue precioso.

Sobre las 10:30 dimos por concluido el Catapán. Rápidamente salió la gente encargada de barrer la calle así como fregar las entradas de los portales más próximos al local de cuadrilla. Quedó la calle limpísima como no podría ser de otra manera. Mucha de nuestra gente, la que vive fuera de Soria, se marchó al final de la tarde, otros cenamos en local y Fernando y yo a las 12:30 aproximadamente nos fuimos a Madrid, el lunes era día de escuela.

Al día siguiente el comentario general entre los colaboradores era: qué día tan bonito, que emocionante, qué bien ha salido todo, qué cantidad de gente ha venido, que tiempo más bueno hizo, qué divertido, la charanga ha sido genial, qué bien lo hemos pasado… pero también: que cansancio, no me podía dormir… jajaja!!!

Desde aquí gracias a TODOS. A los colaboradores, a los vecinos, a toda la gente que nos ha ayudado, a los amigos y cómo no a Manuel y Nieves, jurados de 2017 y a sus colaboradores por la ayuda que nos han prestado así como su buena disposición para todo lo que pudiéramos necesitar. Os agradecemos vuestro trabajo y vuestro buen hacer en las fiestas pasadas.

ESTAMOS EN CAPILLA

Pues si amigos, solo nos faltaba el bastón y lo más importante, la voluntad de los vecinos.

El día 28, último sábado de abril, como mandan las ordenanzas municipales, tuvo lugar el Nombramiento de los Jurados para las próximas Fiestas de San Juan de 2018. Acto muy emotivo para todos pero viendo a los jurados de 2017… me temo que al próximo lo va a ser todavía más para nosotros.

Durante toda la semana incluso esa misma tarde amenazaba lluvia, pero contra todo pronóstico no llovió. Pudimos pasear por el Collado al ritmo sanjuanero tras nuestra queridísima Banda Municipal. Fernando, el jurado, me decía que se sentía un poco extraño, tantos años en el otro lado con su saxofón y su uniforme que con tanto orgullo luce siempre. Este año  es jurado de la cuadrilla de San Esteban y a mucha honra, pero aunque sin su saxofón también se va a sentir un poquito “bandido”.

Volvamos al día de autos. Como os iba contando fue un día de emociones para los 24 jurados pero qué distintos sentimientos entre los que se van y los que llegamos. Empezó el acto con un Palacio de la Audiencia lleno a rebosar.

Los primeros en recibir el respeto y el aplauso del público fueron los representantes de las peñas sanjuaneras. Una vez colocados en el sitio reservado, salieron los jurados del año 2017, de nuevo todo el mundo aplaudió. Yo creo que detrás de ese aplauso hay muchas cosas; hay respeto, gratitud, agradecimiento… al menos así lo sentimos nosotros hacia los jurados salientes de nuestra cuadrilla de San Esteban, María Nieves Diago y Manuel José Diago y por extensión hacia los jurados del resto de las cuadrillas.

Ay!! Jurada que mal lo pasaste… Aprovechamos para decíos que la cuadrilla de San Esteban sigue siendo vuestra casa y que estaremos encantados de recibiros siempre que queráis.

   

   

   

¡VAIS A HACER EL CUADRO!

¡Vais a hacer el cuadro! Frase premonitoria la de aquel comerciante soriano que vendió la tela a cuadros blancos y negros a los jóvenes fundadores de la peña. Estos cuadros formaron parte de uno de los primeros atuendos que uniformaban la peña en sus inicios.

El pasado 27 de abril, los Jurados de cuadrilla, tuvimos el honor y el placer de ser invitados a la presentación de los actos conmemorativos a celebrar con motivo del 50 aniversario de la fundación de la “Peña El Cuadro”. Sentimos mucho no haber podido asistir. En nuestro lugar fueron los secretarios de la cuadrilla y esto es lo que escribieron para que hoy lo compartamos con vosotros:

La celebración comenzó a lo grande. El Salón Gaya Nuño del Casino Amistad Numancia, fue el lugar elegido para la presentación del libro 1968 – 2018, 50 Años haciendo “El cuadro”. Se trata de una recopilación de vivencias y anécdotas escritas en primera persona por integrantes de La Peña desde sus inicios. Testimonio también plasmado en un gran y emotivo reportaje fotográfico. También hemos conocido el bonito logotipo creado con motivo de dicha efeméride. Formado por tres símbolos: el número 50, el escudo de La Peña, y una bonita representación de una paloma que a todos nos recuerda la suelta de palomas en la Plaza Mayor en honor a la Virgen de La Blanca.

Si bien es cierto que Las Peñas sanjuaneras nacieron con no pocas dificultades incluso de aceptación por parte de la ciudadanía, hoy es el día que todos os reconocemos vuestro buen hacer, y a los que os criticaron les decimos que día a día con vuestro trabajo os habéis ganado vuestro espacio con todo derecho. Sería impensable la celebración de unas fiestas sin la participación de nuestras queridas PEÑAS.

Queremos aprovechar este momento para felicitar especialmente a La Peña El Cuadro en su 50 aniversario y con su permiso, hacerlo extensivo al resto de peñas sanjuaneras. Gracias a la peña Poca Pena, El Desbarajuste, El Bullicio, Los Que Faltaban, Ilusión y El Cuadro. Sin vosotros las fiestas no sería tal fiesta.

Y a la peña El Cuadro que habéis hecho el cuadro 50 años, os deseamos que sigáis haciendo el cuadro 50 años más y otros 50, y otros 50… y muchos más.

Enhorabuena y como ha dicho alguien esta tarde: ¡Salud para cumplir amigos!

¡Hasta la próxima entrada!

« Siguientes entradas