‘Patty, una profe diferente': una experiencia de Educación Asistida con Animales

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre. Pero hay ocasiones en las que estos animales se convierten en algo más que meras mascotas. Es el caso de los perros de asistencia, que cubren un variado número de necesidades, entre las que se encuentran las de: guía (para personas con discapacidad visual), perros señal (para personas sordas), perros de servicio (para personas con alguna discapacidad física, a las que ayudan en las actividades de su vida diaria); perros de respuesta médica (para personas con enfermedades como diabetes o epilepsia, a las que el animal avisa en caso de ataque inminente); perros de asistencia en autismo (que cuidan de la integridad física de personas con TEA) o perros incluidos en proyectos de terapia asistida con animales de compañía.

A nivel educativo, también realizan una importante labor. Surge así la Educación Asistida con Animales, que la organización Humanymal describe como “una vertiente de intervención en la que un profesional o equipo educativo coopera con un animal previamente seleccionado y entrenado para favorecer el proceso de enseñanza –aprendizaje en un alumno o grupo de alumnos determinado. La incorporación de animales en entornos educativos puede abordar objetivos de aprendizaje a nivel conceptual, procedimental y/o actitudinal”.

Tomás Santamaría es profesor de Educación Infantil en el colegio Santa Magdalena Sofía de Zaragoza y desde hace tiempo está implicado en este tipo de iniciativas protagonizadas por canes adiestrados. Como experto en el área, ha accedido a compartir con este blog todo su conocimiento y su experiencia en esta área:

1.- ¿Cuál es tu experiencia con los perros de asistencia?

Hace como unos cuatro años perdí prácticamente toda la audición, hubo bastantes cambios en mi vida y me puse en contacto con Paco el director de Canem terapia, le pedí ayuda para poderme enfrentar a situaciones de la vida diaria que en ese momento me eran bastante complicado. Una de ellas y para mí la más importante era escuchar a mis hijos por las noches cuando yo me quitaba los audífonos…. al poquito tiempo llego a mi vida Patty, un labrador Retriever que en ese momento tenía dos meses, desde entonces ha habido un vínculo muy especial con ella nos adaptamos perfectamente el uno al otro, comenzamos a trabajar en Canem terapia y a los pocos meses empezó a ayudarme en aquellos momentos o aquellas situaciones que mayor dificultad me suponían.

Ahora Patty me avisa en distintos momentos: por la noche cuando estoy durmiendo y me llaman mis hijos, cuando llaman a la puerta de casa, llaman al teléfono, se me cae algún objeto que llevo en las manos o bolsillo, cuando sale el café…. Siempre actúa de la misma forma, me avisa tocándome con su hocico y cuando le pregunto “¿qué pasa, Patty?”, me acompaña donde se ha producido el sonido.

Para completar mi formación no sólo a nivel de usuario, sino también para poder entender un poco mejor a Patty o poder trabajar con ella en otros momentos, realicé, también en el centro Canem Terapia, los cursos de Técnico en intervenciones asistidas con animales y Experto en intervenciones asistidas con animales.

2.- ¿Cómo es el día a día de un perro que realiza Educación Asistida?

Trabajo como profesor en el colegio Santa Magdalena Sofía. Patty me acompaña casi las 24 horas del día, aunque tiene por supuesto sus momentos de descanso cuando ella los necesita. Esto tanto para él como para mí es muy enriquecedor, nos compenetramos y conocemos perfectamente. Patty está en el colegio durante toda la jornada lectiva, aunque no es así desde comienzo de curso, ya que necesita un periodo de adaptación a comienzo de curso que poco a poco se va aumentando según va indicando Patty (se tiene muy en cuenta las señales de cansancio del animal, ya que es la protagonista principal de este proyecto y tiene que estar cómoda).

En un día normal Patty llega al cole conmigo a las 9 de la mañana y va pasando por todas las aulas para acompañarme en cada sesión de apoyo que realizó en los tres cursos de infantil.

Hay sesiones en las que sólo entra en el aula y está descansando en su alfombra, de esta forma los niños y las niñas se acostumbran a la presencia de Patty y se les pide que estén tranquilos y con un tono de voz más bajo para que Patty pueda estar con ellos en clase.

Patty tiene una zona en una sala fuera del aula, con sus juguetes, su manta, etc., donde la llevo a descansar cuando da cualquier señal de cansancio, donde desconecta, descansa y se relaja.

fotoTomás1

Imagen extraída del programa Objetivo de Aragón TV

3.- En el centro educativo en el que trabajas, ¿habéis desarrollado alguna experiencia en concreto? ¿nos la puedes detallar?

Nuestro proyecto se llama ” Patty una Profe diferente”

El principal objetivo es transformar la metodología de enseñanza en nuestro centro introduciendo elementos cercanos a los alumnos que le ayuden a estar motivados por aprender y que lo hagan de un modo eficaz y significativa.

Ya que hoy en día somos conscientes de que debemos formar a nuestros alumnos para integrarse en un entorno en constante evolución, en el que los alumnos aprenden de forma diferente y que son cada día menos receptivos a pedagogías basadas en un aprendizaje pasivo.

El perro es el elemento motivador y dinamizador de las actividades que se incorpora    con cada sesión de trabajo, en el aula. Capta la atención de los alumnos y nos ayuda a focalizarla en los estímulos relevantes. Por otro lado, es un potente canalizador de emociones que facilita enormemente la interacción con los estudiantes, y promueve su deseo de participación activa.

En líneas generales podemos decir que para empezar a familiarizar a los niños y niñas con Patty, utilizamos su presentación y las normas básicas de relación con ella, y lo que sucede en caso de no respetarlas. Una vez explicado, comenzaremos con la presencia del animal en el aula, creando tiempos y lugares de calma (este es uno de los objetivos primordiales en las primeras sesiones).

Una vez asentado esta cohabitación, comenzamos la realización de actividades.Con Patty trabajamos o reforzamos todos los conceptos del currículum de infantil, con la ayuda de pictogramas, fotos, dibujos u objetos que se pueden colocar en su arnés.

Dentro de nuestro programa de educación emocional tenemos el proyecto “Patty una profe diferente”, donde Patty forma parte del rincón de la calma para proporcionar bienestar emocional. La justificación teórica de esta actividad es que está comprobado que los niños, ante el contacto con animales domésticos se muestran más abiertos, afectivos y sobre todo motivados.

fotoTomás2

Imagen extraída del programa Objetivo de Aragón TV

4.- ¿Desde cuándo se trabaja con animales con fines asistenciales o educativos? ¿y cuál ha sido la evolución de este uso?

Los perros se empezaron a utilizar con fines asistenciales a partir de la I Guerra Mundial. Se comenzó a trabajar con perros guías hasta evolucionar a los 6 tipos que hay presentes en la actualidad. Los perros de educación son más novedosos.

5.- ¿Puedes enumerar pros y contras de la Educación Asistida con Animales?

La Educación asistida con animales tiene muchísimos pros:

La interacción de niños con animales tiene influencia directa en su concentración y estimulación, fomentando el desarrollo cognitivo y emocional.

Muchos profesionales aseguran que utilizar animales en el interior de las aulas puede ser muy enriquecedor para los alumnos, así como un método eficaz para poder captar toda su atención (de hecho, cada vez son más los colegios que tienen mascotas en clase, empleándose normalmente animales de pequeño tamaño como conejos y roedores). Pueden convertirse en una herramienta muy útil para que los profesores enseñen a sus alumnos valores básicos de comportamiento de una forma divertida.

La presencia de una mascota enriquece la experiencia en el aula y hace que los niños vayan a clase con mayor entusiasmo e interés. Los alumnos sin exposición directa con la naturaleza en su entorno familiar pueden ver, sentir y crear nuevas conexiones. La observación y el cuidado de los animales desarrollan el sentido de la responsabilidad, además infunden y aumentan el respeto por la vida. Los niños son capaces de ver que todos los seres vivos necesitan más cuidados que simplemente proporcionarles agua y comida o juguetes que compramos en una tienda de animales.

La presencia de las mascotas tiende a disminuir la tensión en el aula. Mediante su cuidado se puede mejorar la asistencia escolar y enseñar a los alumnos más cosas acerca de la responsabilidad. Numerosos estudios demuestran que los niños de familias con mascotas están mejor equipados para combatir infecciones, mostrando niveles significativamente más altos en el rendimiento del sistema inmunológico. Muchos jóvenes encuentran en las mascotas una balanza para expresar su bienestar emocional. Es frecuente que los alumnos acudan hasta los animales cuando se sienten frustrados, cansados o con malestar. Estar cerca de ellos les apacigua y les ayuda a evitar problemas de mal comportamiento. Son buenos para la moral y enseñan la importancia de las relaciones con otros seres vivos. A nadie le gusta ser tratado con rudeza. Los niños aprenden pronto que si quieren ser queridos por su mascota tienen que tratarla bien y pronto trasladan esos valores a la vida diaria.

Ayudar a cuidar a un animal de compañía les da un sentido de orgullo y de logro, especialmente cuando las mascotas son capaces de devolver ese afecto. Es decir, los animales son capaces de subir los niveles de autoestima de los niños.

Recientemente, un experimento realizado por psicólogos de la Universidad de Goldsmiths de Londres parece demostrar que los perros responden a las emociones humanas de modo absolutamente empático, ya que esta reacción no sólo se produce cuando se trata de sus dueños sino que los animales con los que se ha trabajado responden al llanto de personas a las que no conocen acercándose y buscando el contacto físico a modo de consuelo.

Podemos trabajar todos los contenidos curriculares pero además de una forma nueva.

Hay que diseñar un programa de cuidados donde los alumnos participen directamente para repartirse todas las tareas. Las mascotas ayudan a fomentar el desarrollo físico porque estimulan a los niños a relacionarse con los animales y a moverse, pero todavía es mayor el desarrollo social, ya que gracias a ellos son más propensos a acercarse e interactuar con otros niños de su clase. Conforme los alumnos van haciéndose mayores y van tomando conciencia pueden empezar a preguntar sobre el origen de la mascota y sobre sus costumbres, por lo que esa iniciativa puede fomentar el desarrollo cognitivo.

También existen algunas dificultades…. Una de las principales es que para introducir un animal en el entorno educativo hay que tener una serie de precauciones. Lo primero, es necesario averiguar si algún niño de la clase tiene algún tipo de alergia. Si es así, como nos sucedió el curso pasado, el trabajo con Patty se realizó fuera del aula donde estaban estos alumnos y sin que ellos tuvieran un contacto directo. Hay que crear protocolos de actuación para estos tipos de casos o casos de miedos o fobias con animales (en estos últimos casos se puede trabajar en forma de terapia y los resultados son muy exitosos).

Y otro de las dificultades es que estamos hablando de un ser vivo, no de una maquina a la que puedes resetear, pasar un antivirus o hacer un pequeño mantenimiento semanal y listo. Conlleva muchos cuidados y mucha atención en todo momento, tanto dentro como fuera del aula ya que esto es fundamental para el buen comportamiento y salud tanto física como mental de Patty. Por ello, es fundamental tener en cuenta que los tutores de aula deben estar asesorados por los especialistas.

6.- ¿Cuál es el futuro de esta modalidad educativa?

El futuro de esta modalidad educativa camina de la mano de la profesionalidad y el rigor con que estos perros sean utilizados. Estamos hablando de un recurso educativo que poco a poco se está convirtiendo en uno de los pocos vínculos con la naturaleza, ya que los niños cada vez viven más separados de ella.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: Facebook y Twitter.

Responder

  

  

  


5 × = quince

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>