La Revolución silenciosa: la tarea de ayudar a los más pequeños a ser inteligentes y bondadosos

Uno de los estandartes culturales de la localidad de Medinaceli, y de la provincia entera, es el Centro de Arte Contemporáneo que acoge esta localidad soriana, ligado a la Fundación DEARTE. Ubicado en el Palacio Ducal, su actividad principal se centra en la gestión de eventos culturales, desde exposiciones hasta conciertos o cursos. Sin embargo, su labor va más allá, hasta adentrarse en el ámbito educativo: cuentan con un programa de desarrollo precoz de la inteligencia, destinado a niños de 0 a 6 años. Hablamos con Miguel Tugores, presidente de la sede soriana de la Fundación, para conocer más en profundidad este proyecto.

1.- ¿En qué consiste este programa de desarrollo precoz de la inteligencia?

Si la Ciencia y la experiencia popular indican que los primeros 36 meses de vida son muy importantes para sentar las bases de la inteligencia humana, creemos que hay que brindar a los recién nacidos la oportunidad de generar las conexiones neuronales que les permitirán gozar de una inteligencia privilegiada. Son esponjas que lo absorben todo, decían las abuelas. Lo mismo afirman los científicos en otras palabras al hablar de neuronas y sus posibles conexiones o sinapsis según los estímulos que recibe el cerebro a través de los  cinco sentidos.

2.- ¿Cómo surgió? ¿Cuánto tiempo lleva en funcionamiento?

Descubrí las teorías de Glenn Doman, un médico estadounidense, hace unos 30 años al leer su libro  Como enseñar a leer a su bebé. Sabía que quien lee a edad temprana ensancha su universo íntimo de modo extraordinario, pero no sabía que un niño puede conocer la CARA de mamá y la palabra MAMÁ si las ve juntas durante los primeros meses. Y así, hasta el infinito. ¡Por algo son esponjas! Doman dice: Todos los niños nacen con una capacidad de inteligencia superior a Leonardo Da Vinci. Pero hay que darles la oportunidad de aprender felizmente, siempre jugando. A los niñ@s les encanta aprender, les da seguridad. ¡Por eso preguntan tanto!

3.- ¿Cómo se materializa? ¿Qué tipo de actividades lo integran?

Los padres, abuelos y las escuelas infantiles son quienes pueden dar esa oportunidad a los pequeños. La vida se percibe por los cinco sentidos. Todos son susceptibles de desarrollarse de un modo extraordinario. Cultivemos pues los cinco sentidos en la edad en que más fácil le resulta al cerebro, de cero a seis años. Me gusta la idea de que al cerebro le cuesta más aprender a la medida que la persona se aleja del nacimiento. Usted acaba de ser madre, pues si nos vamos a vivir a Japón, dentro de tres años su hija hablará japonés, usted comenzará a entender y comunicarse un poco y yo andaré desesperado y perdido en el laberinto de un idioma que me resultará siempre extraño. Y así con todas las capacidades humanas. Hay que dar oportunidades de conocimiento a edad temprana.

Podemos ejercitar el cuerpo y los sentidos de los bebés. Siempre jugando y deleitándolos. Las emociones placenteras fijan muy bien los datos/experiencias en el cerebro. El bebé se alimenta de papilla y de información, afirma José Antonio Marina. Hay que hablar a los niños correctamente; si pregunta: “¿esto qué es?” jamás responder: “Un Gua Gua”, sino explicarle que es un perro. Mejor aún, un perro dálmata. Mucho mejor: mostrar unas imágenes de diversa razas de perros. Así jamás volverá a preguntar por ello.

El país que apostara por la educación temprana de 0 a 3 años, en pocos lustros sería un país de vanguardia en todos los campos.

4- ¿Tiene algún tipo de enlace con la educación formal? ¿Se han realizado actividades en centros escolares?

Cada vez hay más escuelas infantiles que educan en esta línea. Somos seres integrales. No conviene saber muchas matemáticas y ser unos inútiles en las relaciones personales… Hay 8 tipos de inteligencia y conviene fomentarlas todas a temprana edad, luego, según preferencias personales algunas destacarán sobre las demás.

El escritor catalán, Luis Racionero, en su libro El Arte de Vivir dice: “conviene tener una mente despierta en un cuerpo afinado”. En este sentido, la infancia es la mejor de las patrias posibles para conseguirlo.

5.- ¿Cómo se plantea el futuro del proyecto?

Sin prisas y sin pausas. Desde DEARTE tratamos de difundir estas teorías que, por obvias que parezcan, son desconocidas por la mayoría de padres.

Nuestra experiencia confirma que requiere poco tiempo, bastan algunos minutos al día de dedicación sistematizada. Mostrando Bits (fichas pro inteligencia), teniendo a los bebés boca abajo el mayor tiempo posible, enviando información al cerebro por los cinco sentidos, cultivando el oído con música y buenos sonidos, el paladar distinguiendo sabores, el olfato oliendo diversos aromas y fragancias, etc.

Las capacidades del ser humano son extraordinarias y se forjan en la más temprana edad. Doman, a la tarea de ayudar a ser inteligentes y bondadosos le llama La Revolución silenciosa.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *