Literatura infantil de la mano de Antonio de Benito

Antonio de Benito es uno de los más prolíficos escritores sorianos de literatura infantil. Actualmente afincado en Logroño, compagina su labor literaria con su carrera como docente. Hoy descubrimos algo más de este autor.

– ¿Cómo comenzaste a escribir cuentos para niños?

– Nada surge de la noche a la mañana, ni por arte de magia. Cuando comencé a dar clases, ya me gustaba inventar finales, variar personajes o cuentos para explicar algún tema. En aquel primer momento no tuve la necesidad de publicar nada; me encontraba ocupado en jugar al fútbol, amigos y vivir alejado de esa motivación. Fue al nacer mi hija Nuria cuando comencé a dedicar más tiempo a escribir y acercarme a la literatura infantil. Otro detonante fue el tener que impartir el área de música en mi cole. Para mí supuso un reto al no tener la formación específica y cada clase contaba un cuento relacionado con las familias de instrumentos, etc. Ahí nació Musicuentos, mi primer libro, y hasta hoy…

– Un gran número de tus publicaciones tienen un carácter didáctico, ¿qué iniciativas, de todas en las que has colaborado, crees que merecen una especial mención?

– Complicado elegir entre tus buenos amigos ya que todos han aportado mucho. Alguno ha tenido una especial repercusión por sus grandes tiradas y han llegado a más de cien mil lectores, como Educando al Ogromóvil; otros, porque siguen usándose incluso en la Universidad para explicar el autismo, Ney, el guardián del corazón… No sé, los libros sobre celiaquía han sido reeditados varias veces y tenido largo recorrido. El libro titulado Soy y Darío, que presente con los entonces Príncipes… Los de la A a la Z con Everest…Y, sobre todo, los que he escrito sobre enfermedades raras para lograr fondos y mejorar la calidad de vida de estos chavales y sus familiares.

foto Antonio cascadar

– ¿Empleas tus textos a la hora de ejercer como docente? ¿Cómo reaccionan tus alumnos? ¿Usas además libros de otros autores?

– No los empleo como lectura ya que jamás he recomendado ni he hecho comprar mis libros a ninguna clase. Siempre los reciben de forma gratuita, he regalado miles de libros en mi cole durante estos años.

Cuando presento o regalo libros en el cole siempre son muy bien acogidos, quieren que les eches una firmita; tengo muy buena relación con los lectores, sobre todo si son mis alumnos, se crea un vínculo especial que pienso que a muchos de ellos les puede agradar en el futuro cuando piensen en su profescritor.

Tenemos un plan de lectura establecido en el cole y yo soy un profesor más. Nos marcamos en el horario media hora de lectura diaria y cada uno usa su “librillo”. Deberíamos dar más espacio a las lecturas libres. Es penoso que los niños lectores tengan que preguntar: ¿profe, puedo leer? ¿Acaso alguien preguntaría si puedes ayudar a otro o si puedes respirar? Usamos libros de cualquier colección de editoriales convencionales, autores variados… aunque me gusta mucho Roald Dahl o la simpleza con la que Avelino Hernández describía personajes y situaciones rurales.

Además intentamos dinamizar la biblioteca del centro que, siendo reducida de espacio, es muy chula y acogedora y realizamos presentaciones de libros y actividades.

– Y ¿cuál crees que es la principal virtud de usar la literatura infantil como recurso metodológico?

– La respuesta la dan los propios alumnos: te diviertes, te evades, conoces palabras nuevas, situaciones descacharrantes o patéticas, activa hacia una mayor creatividad, mejora la ortografía en algunos casos. Más que un recurso, diría que es el recurso. Sin lectura no hay aventura ni cultura.

– Para terminar, háblanos –si es posible– de algunos de tus proyectos a futuro.

– Futuro inmediato: una publicación para mi cole, Cuentos para no dormir la siesta que me ha encantado escribir. Uno para promocionar el pastel ruso de la localidad de Alfaro en Fitur, una novela para adultos, la segunda tras Nada que decir, que la enmarco en Arcos de Jalón y esboza con altísima dosis de ficción la vida de la morisca Beatriz de Padilla… Un libro infantil sobre anorexia y bulimia, otro sobre discapacidad…  en fin, algunos más ya a partir de enero.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Pequeños amos de casa: un proyecto para trabajar la corresponsabilidad y la autonomía de niños y niñas

La educación en igualdad de género es una preocupación cada día más presente entre los profesionales de la enseñanza. Hay múltiples maneras de trabajarla, entre ellas formar en corresponsabilidad y conciliación. Hoy tenemos el placer de hablar con Ana Sancho, creadora del proyecto ‘Pequeños amos de casa’, una iniciativa que pretende fomentar estos valores a través de las tareas del hogar.

maxresdefault

¿Cómo surge el proyecto?

La idea me surgió observando el día a día, soy madre de dos niños de 11 y 10 años (Nicolás y Sebastián) y en el terreno de igualdad veo que es un tema global de actualidad y que no avanza al mismo ritmo que otros asuntos de la vida.  Nos preocupamos mucho de formar en lo académico a nuestros hijos y a veces olvidamos centrarnos en la importancia de lo cotidiano y en fomentar su lado más humano y resolutivo para la vida. Por todo ello considero que mi proyecto es de gran importancia para todos, es sembrar para luego recoger. Una gran solución para un problema global.

¿Puedes explicarnos los objetivos del mismo?

Además de educar en igualdad y corresponsabilidad, se fomenta la autonomía personal niños. En el proyecto también potenciamos valores de responsabilidad, respeto, autoestima, solidaridad, conciliación, flexibilidad, esfuerzo y aprenden a valorar el trabajo de otras personas. Todo lo fundamental para crear una sociedad mejor y ser mejores personas.

¿Qué actividades conforman el día a día de Pequeños amos de casa?

Consta de una serie de tutoriales orientados a niñ@s y adolescentes que aparecen en este canal de YouTube. El proyecto al completo puede ser conocido a través de mi página web: https://pequenosamosdecasa.com/

Actualmente hay subidos 22, además de los que explican en qué consiste el proyecto. Pero en total estarán disponibles más de 30. Actualmente cuento con 54.000 visualizaciones y desde aquí os animo a suscribiros!!

Por otra parte realizamos sesiones prácticas ( La Experiencia) enfocadas a alumnos de colegios de entre 8 y 17 años. Cada clase, dividida en equipos de cinco personas, vive la experiencia real en un establecimiento hotelero, negocio familiar, www.hostalacuarela.com poniendo en práctica los tutoriales que previamente visualizan en sus correspondientes tablets.

Pero antes de pasar a la acción cada equipo se encarga de ensuciar las habitaciones del resto, como ejemplo podéis ver este vídeo https://youtu.be/vrD2mxCComc.

Otra forma de vivir la experiencia es como Comunicadora Social (conferencias) con el fin de concienciar a instituciones, empresas, asociaciones, familias y centros educativos. Cada conferencia va acompañada de un producto de impacto personalizados como símbolo de Igualdad para crear así un movimiento social dando visibilidad a las tareas del hogar y animando a que todos participemos de ellas.

¿Cómo es la receptividad de los niños ante este tipo de acciones?

La respuesta de los niños es increíble, se involucran con alegría y se sienten felices de formar parte del equipo que forma junto con su familia, y participar en su hogar. Aprenden jugando valores que para nada son un juego. Son el motor del hogar, ellos hacen que los padres cambien y permitan que colaboren todos en casa, independientemente se haga o no como uno lo desea, más lento o más rápido… implica flexibilidad para toda la familia, imprescindible para la vida. Lo positivo es que se hace y ¡todos participan, papá, mamá e hijos!

¿De qué manera se pueden trabajar estos valores en familia?

De una manera muy natural y flexible. La mejor forma de hacerlo es con el ejemplo. El colaborar todos como equipo, Grandes y Pequeños contribuyendo al bienestar de todos sus miembros.

¿Ha llegado el proyecto de alguna manera hasta la educación formal?

Sí. En Burgos he tenido la suerte de contar con varios centros educativos cuyos alumnos han vivido la Experiencia durante 3 horas de horario lectivo siendo inolvidable. Una nueva educación es posible en la que, a parte de lo académico, se centre en potenciar otras habilidades en el alumno y trasmitir valores fundamentales para la vida.

Sería fabuloso que centros que apuestan por el Aprendizaje Basado en Proyectos lo aplicaran y les sirviera de soporte el canal de youtube y conferencias.

¿Cómo se dibuja el futuro de esta iniciativa?

Pequeños Amos de Casa será un proyecto referente en temas de igualdad. Crearé un movimiento social a nivel nacional visibilizando las tareas del hogar y en pro de la Igualdad bien sea con las sesiones prácticas o como comunicadora social, apoyado en todo momento con un producto de impacto personalizado, que nos sirva a todos de recordatorio que las tareas del hogar están de moda.

Todo ello será posible al recibir el apoyo de instituciones, empresas, centros educativos, familias y asociaciones. Es responsabilidad de todos dejar un mundo mejor. ¡¡Desde aquí os animo a que me contactéis y protagonicemos este cambio tan deseado!!

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

¿Cómo funciona una escuela en un campo de refugiados?

El artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos recoge que “toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria”. Sin embargo, hay contextos en los que garantizar algo tan fundamental, es complicado.

Una de esas realidades complejas son los campos de refugiados, donde en ocasiones sólo se cubren necesidades básicas de supervivencia. Hoy, en este blog tenemos la oportunidad de conocer la experiencia de Rafael Moreno, voluntario de la escuela del campo de refugiados de Oinofyta (Grecia), que ha pasado allí casi cuatro meses repartidos en dos estancias entre 2016 y 2017.

Rafael, natural de Rota (Cádiz) y doctor en biología, contaba con 37 años durante su primera estancia en el campo de refugiados. Como él mismo narra, el proyecto de la escuela surgió en abril de 2016 a iniciativa de María, hija de un refugiado político chino, que creó la ONG Armando Aid, preocupada principalmente por la falta de acceso a la educación de los refugiados que llegaban de forma masiva a Grecia. Nutrida únicamente por donaciones (tanto de materiales como monetarias), y con un capital humano compuesto íntegramente por voluntarios, la escuela cuenta en la actualidad con un sistema organizado de clases y objetivos educativos. Respecto a las instalaciones, el edificio está dividido en aulas, cada vez más equipadas; además, en los últimos tiempos han conseguido adecuar unos baños en el patio que pueden ser usados por los alumnos. Una de las clases del colegio se usa como guardería en colaboración con la ONG I Am You. El trabajo de Fais Mohammad, como encargado del mantenimiento y enlace entre el colegio y la comunidad de refugiados está siendo fundamental para el sostenimiento de este servicio.

En invierno en la tiendaEn la tienda en verano

Respecto al día a día en la escuela, comenzaba con la llegada de los profesores alrededor de 30 minutos antes de que sonase la campana de comienzo de las clases. En esa media hora se preparaban los materiales  y se limpiaban las aulas. Después había una primera hora de clase, media hora de recreo en la que los niños jugaban en el patio y comían una pieza de fruta, y luego otra hora de clase. Los alumnos tienen entre 4 y 15 años, separados por edades y niveles, y la cantidad de niños por aula varía entre los 10 y 20. Fundamentalmente se enseña inglés y matemáticas. Por la tarde, le toca el turno de aprender inglés a los adultos (a partir de los 16 años), separados por sexos y en tres niveles.

Esperando para entrar en el coleWorking hard

Las principales dificultades a las que se enfrentaban los voluntarios docentes, según nos cuenta Rafa, son seis:

  • Barrera idiomática: los niños a los que él daba clase hablaban un inglés bastante monosilábico y entendían poco, por lo que la comunicación era bastante difícil.
  • Diferencia cultural: el respeto que mostraban a los profesores era inferior al que mostraban hacia gente de su cultura.
  • Diferente nivel y edad: el hecho de que en una clase hubiera niños de diferentes niveles y edades dificultaba mucho trabajar con ellos (sobre todo si no había profesor asistente).
  • Falta de hábito de ir a la escuela: muchos de los niños nunca habían ido al cole, lo que significa falta de todo tipo de hábitos: llegar a la hora, estar sentados, atender, respetar al profesor, hacer cosas que no les apeteciese…
  • Segregación por sexos: los niños eran reacios a priori a hacer cosas con otros niños si no eran de su mismo sexo.
  • Número variable de alumnos: el absentismo era frecuente e intermitente, lo que hacía que el número de alumnos fluctuase mucho.

Confusión escritura árabe 2Dibujo en una clase

Sin embargo, a pesar de las dificultades, el voluntario asegura que los niños iban respondiendo bien y aprendiendo más y más: “uno de los grandes pilares de su progreso fue el hecho de tener el mismo profesor durante meses. Conocerlos y conocerme ellos a mí creó una confianza mutua que hizo que el comportamiento de los niños mejorase sustancialmente, además de que la experiencia que fui adquiriendo me dio más herramientas. Sin duda el hecho de la rotación sistemática de profesores que venían para poco tiempo era uno de los principales lastres para el progreso de los alumnos”.

Sobre el futuro del proyecto, Moreno se refiere a la información que le sigue llegando desde Oinofyta: el colegio será cerrado el mes que bien y relocalizado en otro campamento. La labor de los voluntarios de ese campo de refugiados se centra ahora en dar consultoría a otras organizaciones que llevan colegios y que necesitan ayuda.

Para este voluntario, lo mejor de la experiencia es el enriquecimiento del que se ha beneficiado por haber conocido otra cultura, tan distinta, y por haber dado clase a sus niños. “Conocer la realidad de los refugiados ha sido duro, pero en nuestro campamento estaban relativamente bien atendidos y no se veían escenas duras (más allá de la dureza que conlleva ser refugiado huyendo de la guerra y haber dejado todo atrás, incluyendo en muchos casos familiares, vivos o asesinados). Sin embargo nunca olvidaré ciertas cosas, como el dolor de ver marcharse familias y alumnos para intentar llegar a los países ricos de Europa, despedirme de mis alumnos para verlos marchar por la noche para cruzar a pie las fronteras de los Balcanes, ver como sus padres se despedían de sus amigos llorando… Sin duda convivir con refugiados me ha hecho relativizar aún más los problemas que tenemos por aquí y sentirme muy afortunado”.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: Facebook y Twitter.

Carolina Hamodi reconocida por su trabajo en torno a la evaluación dialógica

La profesora Carolina Hamodi, perteneciente al Departamento de Sociología de la Facultad de Educación de la Universidad de Valladolid, fue reconocida con el Premio a la innovación de la enseñanza para jóvenes docente e investigadores, en el marco del X Congreso Internacional de Buenas prácticas docentes, que tuvo lugar el 3 y 4 de julio en León.

1.- ¿En qué consiste el proyecto merecedor de este reconocimiento?

Muestra el resultado de una experiencia en la que vengo trabajando años. Se centra en usar una forma de evaluar a los y las estudiantes que les permita maximizar su aprendizaje haciendo que sea “para toda la vida” (life long learning). La evaluación es formativa, pero no entendida como se entiende en su forma más común. En muchos casos se confunde evaluación formativa con evaluación continua, y ésta última suele ser sinónimo de “exámenes o pruebas continuas”. Esto no es evaluación formativa. La evaluación formativa es aquella que ayuda a maximizar el aprendizaje durante el proceso gracias al feedback o retroalimentación que los y las docentes ofrecen a los y las estudiantes sobre los que han hecho, y con comentarios sobre cómo los pueden mejorar.

Además de tomar la base de la evaluación formativa, el sistema con el que trabajo se compone de una serie de medios, de técnicas y de instrumentos de evaluación que me permiten alcanzar el objetivo. Los medios utilizados son fundamentalmente dos: el PAT (Proyecto de Aprendizaje Tutorado) y el portafolios. Ambos son medios sobre los  que ya existe abundante literatura que avala el desarrollo de competencias a través de éstos. La técnica utilizada es la evaluación dialógica, que consiste en implicar a los y las estudiantes en el proceso evaluativo. Los instrumentos que utilizamos son diferentes rúbricas y “check list” que nos permiten unificar los criterios y que ellos y ellas los conozcan de antemano.

Cuando desarrollan estos medios (PAT y portafolios) de forma grupal, la calificación final no tiene porqué ser la misma para todos los componentes del grupo, puesto que no siempre todos se implican con la misma intensidad.

No es coherente desarrollar un sistema de evaluación formativa durante todo un cuatrimestre que termine con la calificación del docente poniendo un número.

2.- Dado que el objetivo de estos premios es reconocer el trabajo de calidad orientado a la mejora de la educación y la enseñanza en cualquier nivel educativo, ¿cómo contribuye tu aportación a esa mejora?

Creo que el potencial de mi sistema reside en que la evaluación es formativa y compartida. Este tipo de evaluación es aplicable a cualquier nivel educativo. Además, considero que es importante el diálogo con los y las estudiantes, y que sean ellos quienes también puedan juzgar su implicación de manera crítica. En la educación superior debemos formar universitarios y universitarias capaces de ser autoreflexivos. Si la docente coloca un número final (calificación) y los y las estudiante  no tienen nada que decir, de alguna manera les estamos formando para que sean conformistas, poco o nada críticos/as y que evadan responsabilidades. Y esa no es la idea de la formación de un universitario o universitaria, sino más bien todo lo contrario. Pero considero que en todos los niveles educativos debemos fomentar estos valores.

IMG_4491

3.- ¿Aplicas de forma práctica tu proyecto en el día a día del aula universitaria? ¿De qué manera?

Sí, claro. En la forma de evaluar y calificar las asignaturas que imparto. De hecho, el premio resalta esa experiencia innovadora que ejecuto y pongo en práctica cada cuatrimestre.

4.- ¿Habría posibilidad de trasladar las conclusiones de tu aportación a otros niveles educativos?

Si, efectivamente. Como indicaba anteriormente, mi aportación tiene como trasfondo la formación de sujetos críticos y reflexivos. Pero esto es algo que no debe comenzar a trabajarse en la Universidad, sino en las primeras etapas educativas.

5.- ¿Qué supone para tu carrera académica este reconocimiento?

Este reconocimiento procedente de un comité de expertos y expertas internacionales en innovación en la educación ha sido muy gratificante. Aunque he de reconocer que para mí, lo más gratificante han sido las felicitaciones de los y las estudiantes. Al fin y al cabo, trabajo para ellos y ellas, y que sientan que el premio que me han otorgado es justo porque el trabajo que desarrollo les ayuda a formarse, es lo que más me satisface.   En muchas ocasiones el sistema universitario meritocrático nos exige trabajar cada vez más, no dejar de investigar, de publicar, etc. Y en ocasiones, cuando te paras a pensar si realmente merece o no la pena y ves que lo que haces tiene algún reconocimiento por parte no sólo de la comunidad científica, sino  de los y las estudiantes, se corrobora la idea de que ese esfuerzo merece la pena.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: Facebook y Twitter.

Escuela de Artes de Soria: premiada por el proyecto Escuelas Creativas de Fundación Telefónica

La Escuela de Artes de Soria ha resultado ganadora de uno de los premios a la categoría de Centro Personalizado del proyecto de Escuelas Creativas Ferrá Adriá de la Fundación Telefónica por su iniciativa ‘Soria como laboratorio de aprendizaje’.

Para conocer más sobre este trabajo educativo, hablamos con Miriam Tello, jefe de estudios del centro formativo:

 1.- ¿Puedes explicarnos en qué consiste vuestro proyecto?

El reto que presentamos en Escuelas Creativas Adriá de Fundación Telefónica se puede resumir así: Investigar y aplicar la metodología participativa e interdisciplinar mediante propuestas de diseño para la innovación social a través de nuestro proyecto de centro “Soria como laboratorio de aprendizaje” (#SoriaLAB).

Desde hace varios años trabajamos en la aplicación de la metodología participativa e interdisciplinar en el centro. Pensamos que, como docentes, estamos obligados a debatir sobre el modelo pedagógico que seguimos para poder adaptarlo a la sociedad y los cambios socio técnicos que en ella se producen, eso sí, siempre con sentido crítico, tratando de ser rigurosos y no motivados por las modas del momento. Esta idea requiere que profundicemos en aspectos cómo qué enseñamos y donde lo hacemos, tanto de una manera general, como asociada a la disciplina del arte y el diseño, que son los campos de especialización de nuestros estudios. Todo esto, por supuesto, tratando de dar respuesta a las particularidades, para crear un entorno a la medida de cada necesidad.

Hace dos años decidimos que para poner en práctica todo esto de manera más efectiva podría ser útil elegir un tema común desde el que diseñar actividades de enseñanza aprendizaje. El curso pasado nos decantamos por “El alimento” y ahora está siendo “Soria como laboratorio de aprendizaje” donde situamos a la ciudad como territorio de experimentación educativa global tanto en un sentido disciplinario como social.

Este proyecto nació con la intención de tener en cuenta el espacio urbano como extensión del aula. Tenemos la convicción de que los municipios en los que vivimos deben ser construidos por sus ciudadanos, para que estos puedan ser protagonistas responsables de los lugares en los que habitan, para que no sean meros espacios de tránsito, fríos y sentidos como escenarios ajenos, sino como entornos donde la vida pueda darse de forma armónica, sostenible y participativa. Con esta intención iniciamos un plan de colaboración con diferentes centros educativos para hacer del  Casco Viejo de nuestra localidad, Soria, un espacio para la educación.

El proyecto se formalizó mediante un acuerdo de colaboración entre la Dirección Provincial de Educación Provincial y el Ayuntamiento de Soria.

easd-sorialab-participantes

*click en la imagen para visualizar más grande

2.- ¿En qué momento y por qué decidís presentaros a la convocatoria de Escuelas Creativas?

Supimos de la convocatoria a través de una exalumna y nos pareció que encajaba con lo que estábamos haciendo, así que decidimos participar en la modalidad de Cetros.

Hay que decir que muchos de nosotros teníamos como referencia tanto el trabajo de Fundación Telefónica que había llevado a cavo en Escuelas Disruptivas, como la exposición que organizó entre 2013 y 2014: Ferrán Adrià. Auditando el proceso creativo, que visitamos con el alumnado de ese año. Así que, con todos estas premisas, nos pareció muy estimulante.

3.- ¿Cómo ha sido el proceso de participación? ¿qué es lo más positivo que habéis obtenido de esta experiencia?

Ha habido muchas cosas positivas, por resumir nos quedamos con tres. Por un lado está  la visibilidad que nos ha dado. Otra cuestión muy positiva ha sido la participación del profesorado y el alumnado, ya que un trabajo de esta envergadura solo se consigue con personas involucradas y finalmente citaría el proceso de análisis que hemos tenido que hacer del centro. En Escuelas Creativas se nos planteó que los centros son ecosistemas conformados por seis sistemas que los movilizan: conceptual, administración y gestión, organizativo, comunicación y marketing, pedagógico y experiencial. El concurso implicaba plantear un reto que queríamos alcanzar y que tuvimos que relacionar con estos sistemas para saber cómo poder conseguirlo. Este trabajo se hizo en paralelo con una exhaustiva recopilación de las cosas que en el pasado habíamos hecho en torno a él y con todo ello, diseñamos un plan de centro a tres años para conseguir los objetivos marcados.

19092735_10154708587162151_7489626316674553389_o

La verdad es que esta labor de autoauiditoría ha sido muy profunda y gracias a ella tenemos más consciencia de lo que somos y hacia donde queremos ir.00fotogrupo con lonamuro restaruado

19023299_10154698614897151_6236613604409379185_o

 

 4.- ¿Y qué os supone ser los ganadores de la misma?

La Escuela está en constante proceso de mejora de sus procesos de enseñanza aprendizaje y el premio es el mejor aval externo que podíamos tener. Confirma que estamos en el buen camino y nos posiciona allí donde queríamos estar. Y por supuesto la cuantía económica de 6000 euros nos va a facilitar seguir mejorando gracias a un plan elaborado a la medida de nuestras necesidades.

 5.- ¿Cuál es el futuro del proyecto?

Respecto a Fundación Telefónica todavía no se sabe si tendrá continuidad, cosa que nos gustaría, actualmente sabemos que están elaborando una publicación que recogerá las experiencias de los centros seleccionados y que el 15 de noviembre será el evento de la entrega de premios.

Por nuestra parte el futuro sobre todo se presenta emocionante. Por supuesto, vamos a seguir con el proceso de cambio metodológico que hemos iniciado y que tan buenos frutos nos está dando. Esperamos por ello, seguir colaborando con otros Centros educativos, instituciones y la ciudadanía para llegar a sitios donde solos no podríamos. Queremos continuar uniendo teoría y práctica, pensamiento y acción como base para contextualizar los contenidos, dar voz al alumnado o reflexionar juntos sobre lo que hacemos. En este sentido, el Equipo Directivo seguirá facilitando estas sinergías con la mejora de los espacios, la formación continua del profesorado y la búsqueda de retos que nos hagan seguir proyectando la escuela al exterior.

Más información sobre el proyecto aquí.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: Facebook y Twitter.

El patio como espacio de enseñanza- aprendizaje

Hace ya varios post que ha quedado claro en este blog el alto poder educador de lo lúdico, tanto en su versión estructurada como el juego libre. Y, hablando del binomio entretenimiento y escuela, no podemos dejar de analizar el tiempo de recreo que, diariamente, pasan los alumnos en el patio escolar.

Cuando nos referimos a la innovación educativa es complicado que la apliquemos más allá de los límites del aula. Sin embargo, hay otros momentos durante la jornada escolar en la que el alumnado también está aprendiendo, construyendo partes tan importantes como su ser social, en base a los mensajes que recibe de su entorno.

Si analizamos un patio de primaria estándar de cualquier colegio que se nos venga ahora a la mente, creo que todos tendrán varias cosas en común. La más evidente, un protagonista indiscutible: el campo de fútbol, que reina majestuoso ante cualquier otro deporte. Cierto es que, aunque algo tímidamente, poco a poco otros deportes se van haciendo un hueco. Pero todavía existe una repartición no equitativa de los espacios.

Y no hay más que dedicarle un tiempo a la observación de este espacio de recreo para darnos cuenta de lo que ello significa en cuanto al reparto del espacio en torno a edad y género del alumnado. Bien es cierto que la tendencia es una regulación, por parte del profesorado, para que todos los cursos puedan optar a un uso equitativo de los espacios, y por ello aquello de que el patio es territorio de los más mayores del colegio ya es historia. Sin embargo, sí que es significativo como las chicas suelen ocupar espacios más periféricos, fuera del área central dedicada al deporte, siendo éste territorio de varones. Cierto es, no lo podemos negar, que cada vez son más las féminas interesadas en participar en el ocio deportivo. Pero aún el porcentaje está muy descompensado, y ello provoca una división del espacio dispar.

Por otro lado, ¿qué pasa con aquellos alumnos que no les interesa el deporte? O simplemente que quieren repartir su tiempo de esparcimiento entre ésta y otras aficiones… En principio, no está contemplada la posibilidad de pasar el descanso entre clases en otro espacio que no sea el patio del colegio. Sin embargo, hay estudiantes que tienen unas necesidades distintas a este respecto, y que también deben de ser tenidas en cuenta. Hace unos días, un papá me contaba que lo que más le gusta hacer a su hijo durante ese tiempo es dedicarlo a la lectura. También los habrá que prefieran los juegos de mesa, actividades audiovisuales y tecnológicas, o manualidades. Es cierto que esta realidad está cada vez más presente en los claustros de docentes, que responden con propuestas como una biblioteca abierta durante los 30 minutos de descanso.

Una vez más, la diversidad se impone. Y nosotros, como la parte adulta y con capacidad de toma de decisiones de la comunidad educativa, debemos darle una respuesta. Empezar a plantear el recreo como un espacio educativo surge como una necesidad imperante en los entornos más innovadores, y de hecho, cada vez es más común que este espacio sea repensado y rediseñado para responder a dicha necesidad (una muestra de ello es la propuesta que hace el blog Tierra en las manos). A veces, es tan sencillo como observar a nuestros alumnos y dejarles que ellos nos guíen hacia la solución más adecuada. A veces, es sólo cuestión de plantearse la necesidad de cambiar, de adaptarse, de seguir creciendo día a día.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: Facebook y Twitter.

Educar desde una mirada intercultural

Hace unas semanas descubrí, gracias a una alumna y su familia, una cajita de pinturas de colores muy especial.

std

Creada por Ubuntuland.com, contiene ocho tonalidades distintas de colores piel, para concienciar sobre la diversidad y la interculturalidad, cada vez más presente en nuestro entorno y nuestros centros escolares. Según se puede leer en su página web, este proyecto “busca dar respuesta a las necesidades de escuelas y familias que demandan productos que reflejen la diversidad cultural y racial de nuestra realidad actual (…) En resumen, creemos que todos formamos una gran familia, tenemos fe en el ser humano, y proponemos una mirada conciliadora e ilusionante sobre la interrelación entre las personas para que, como el árbol en la oscuridad que va en busca de la luz para crecer, nosotros también crezcamos, transformemos y cambiemos a la par la sociedad en la que vivimos convirtiéndola en un lugar donde todos nos podamos sentir más cómodos, sin distinciones”.

Este proyecto, que saca a la luz miradas etnocéntricas dadas por verdades universales de nuestra sociedad occidental –como un hecho tan simple como llamar color carne a la pintura de una tonalidad similar a la piel clara- deja en entredicho que programemos la educación desde una perspectiva realmente intercultural. Y es que, si nos referimos al currículo oculto -al que ya hacíamos mención en alguna otra entrada de este blog- todavía nos es complicado encontrar verdadera diversidad étnica en los libros de textos, y las editoriales se limitan a cambiar el color de la piel a algunos de los personajes que aparecen en ellos, sin incluir alternativas culturales distintas a las del primer mundo.

Pero, ¿qué entendemos por interculturalidad? Según el Centro Virtual Cervantes, es un tipo de relación que se establece intencionalmente entre culturas y que propugna el diálogo y el encuentro entre ellas a partir del reconocimiento mutuo de sus respectivos valores y formas de vida. A diferencia de la multiculturalidad, que se centra en una convivencia pacífica entre las diversas culturas, este concepto apuesta por reforzar y enriquecer creativa y solidariamente la diversidad, en lugar de fundir las identidades en una única. De esta forma, y trabajando para que nuestra mirada se vuelva algo más relativa, comenzaremos a comprender y respetar las idiosincrasias propias de otras civilizaciones. Y, desde luego, el mejor momento para fomentar esta amplitud de miras es la infancia, cuando todavía no se han podido condicionar en exceso por creencias estereotipadas y prejuicios presentes en nuestro entorno social.

La diversidad cultural se puede trabajar de muy diversas maneras, pero para mí la más efectiva es la naturalización y la normalización de la variedad racial y étnica. Vivirlo como algo normal, con lo que convivimos, es la mejor manera de generar respeto. Por ello, un trabajo puntual en esta línea, aunque valioso, puede resultar insuficiente. La tolerancia y el respeto hacia los demás debe impregnar todos y cada uno de los momentos educativos de un alumno, y para ello nada mejor que ofrecerles una amplia variedad de modelos de vida. Enseñar en las diversas festividades alrededor del mundo, en el multilingüismo, en la gran cantidad de formas de vestir distintas que existen, en la multiplicidad de alimentos, en la disparidad de formar de entender la idea de familia y de sociedad… debe de ser una prioridad en nuestras propuestas educativas, integrándolo de forma transversal en la transmisión de los conocimientos que conforman el currículo básico.

En nuestras manos, como docentes, padres o parte activa de la comunidad educativa, está conformar ciudadanos libres de imágenes y creencias preconcebidas. En nuestra mano está la posibilidad de crear una futura sociedad más justa y tolerante.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: Facebook y Twitter.

Fuentelfresno: una experiencia integradora de toda la comunidad educativa

Podemos definir la comunidad educativa como el conjunto de personas que forman el ámbito educativo. Así, este colectivo lo componen: alumnos, ex alumnos, docentes y otros trabajadores de los centros escolares, administración responsable de los centros educativos, y, cómo no, los padres y madres de los educandos.

La tradición educativa española ha relegado a un segundo plano la participación de padres y madres en la actividad diaria de las aulas. Sin embargo, lento pero seguro, van surgiendo experiencias  de participación e integración de todos los componentes de la comunidad escolar.

Recientemente, la escuela soriana de Fuentelfresno se ha transformado en un centro público, formando parte del CRA El Valle. Sin embargo, conserva alguno de los rasgos identificativos con la que fue creada, hace ya seis  años. Entre otros, es interesante destacar la implicación de los progenitores en el funcionamiento del centro escolar.

Hablamos con José Miguel Díez, miembro del AMPA de este centro escolar:

1.- Desde el comienzo de Papoula hasta la escuela pública en la que se ha transformado recientemente, el AMPA ha sido una figura fundamental. ¿Qué función ha cumplido?

El conjunto de familias ha tenido un papel muy importante tanto en Papoula, en la organización de la misma, como en el colegio de Fuentelfresno apoyando al centro y profesores en todas las necesidades que han surgido, así como colaborando con el ayuntamiento en los gastos generados por el colegio y participando en el mantenimiento del mismo

 2.- ¿Cuál es el modelo pedagógico de la escuela hoy en día? ¿hay alguna diferencia con la filosofía con la que se creó la escuela libre inicial?

Se está intentando implementar una metodología activa en la que se respeten los ritmos de aprendizaje, así como los intereses del alumnado, trabajando sin libros de texto y sin deberes. Aún así, son dos proyectos diferentes, en el colegio de Fuentelfresno se tiene que cumplir el currículo, y esto siempre supone ciertas limitaciones respecto a una escuela libre en cuanto a contenidos y horarios.

 3.- Y en este modelo pedagógico, ¿qué rol juegan los padres y madres de los alumnos? ¿cómo estáis presentes en la educación de vuestros hijos? ¿el acompañamiento es diario y dentro de las aulas o supone un apoyo más alejado de los pupitres?

Los padres y madres están presentes en el colegio colaborando en la creación de mobiliario y recursos pedagógicos, apoyando a los profesores puntualmente en algún área del tengan la formación adecuada. El acompañamiento es puntual dentro de las aulas, pero si que existe una coordinación diaria entre el colegio y las familias para trabajar los mismos aspectos y áreas.

Papoula 1

4.- Creo que el entorno en el que está integrado el centro –el pueblo y todos sus habitantes- también son importantes en el proceso de enseñanza- aprendizaje. ¿De qué forma se integran en él?

El pueblo esta presente en este proceso como un espacio rico en recursos educativos y sus habitantes están presente a través de la asociación Rizoma colaborando en las distintas actividades que dicha asociación ha generado durante todo el curso. El objetivo es que esta presencia pueda ir aumentando poco a poco a través de actividades propias de una comunidad de aprendizaje como pueden ser las tertulias dialógicas y los grupos interactivos.

 5.- ¿Surgen dificultades cuando se abre la puerta de los colegios a papás y mamás?

Aunque al principio puede surgir algo de desconfianza al no estar acostumbrados los profesores a que su trabajo sea visible por las familias, enseguida se pueden ver las ventajas en colaborar de una manera mas estrecha.

Bajo mi punto de vista es un error solo pedir ayuda a los padres y madres para hacer decorados y disfraces para la fiesta de Navidad, carnaval y fin de curso y luego no tener en cuenta sus opiniones respecto al aprendizaje de sus hijos e hijas, ni aprovechar todo su potencial.

 6.- Sin duda, el balance es positivo, ¿qué podrías destacar de este trabajo común de la comunidad educativa al completo?

Creo que las posibilidades que tiene una comunidad de aprendizaje son muy grades para conseguir cualquier objetivo que se proponga.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: Facebook y Twitter.

 

 

Semana de la ciencia en el IES Virgen del Espino

Entre el 27 y el 31 de marzo, el IES Virgen del Espino acogió su ya tradicional Semana de la Ciencia. Esta cita anual, que comenzó en el curso 2013/14, se ha convertido ya en una tradición que el alumnado acoge con gran ilusión. Para conocer en detalle en qué consiste este evento educativo, hablamos con Sagrario Andaluz, jefe del Departamento de Biología y Geología de dicho centro escolar:

1.- ¿Cómo surgió la idea de celebrar una Semana de la Ciencia?

Hace cuatro años, cuando comencé con la jefatura de departamento, abordé con mis compañeros una reflexión acerca de lo  dificultoso que resultaba, en general,  hacer prácticas en el laboratorio, dado el elevado número de alumnos por curso, especialmente en la ESO. Pensamos que, si al menos dedicábamos una semana a intensificar esta parte, la formación de los alumnos sería más completa, en el sentido de realizar experiencias que fueran para ellos una aplicación de los conocimientos más teóricos.

Este curso, hemos celebrado la cuarta edición y, a petición delos alumnos,  seguiremos celebrándola en años venideros.

2.- ¿Cuáles son los principales objetivos de esta actividad?

Los objetivos de la semana de la ciencia se centran en dar relevancia a los aspectos prácticos del aprendizaje, es decir, en que los alumnos aprendan fuera del aula,  ofreciéndoles una serie de oportunidades en las que ellos puedan ser  protagonistas y participes de manera más activa.

Nuestros objetivos van dirigidos a desarrollar experiencias en todos los ámbitos de la ciencia y de la cultura, centrándonos, en gran medida, en el entorno más próximo.

3.- ¿Qué departamentos están implicados en la organización de la misma?

Hemos disfrutado de la IV edición de nuestra Semana de la Ciencia, gracias a la  implicación  de los departamentos de Biología y Geología, Física y Química, Matemáticas e  Informática y,  por supuesto, hemos contado con la colaboración de los compañeros de Plástica y Tecnología.

4.- ¿Contáis con la colaboración de personal externo al IES?

En principio, la organización y puesta en marcha de la Semana de la Ciencia, la realizamos los profesores del instituto, si bien, para determinados eventos hemos contado con la colaboración de especialistas en determinados temas. Este año, los alumnos asistieron a una interesante Charla “Anfibios y reptiles de Soria” impartida por D. Manuel Meijide (miembro de AMAR,  Asociación de amigos de mamíferos, anfibios y reptiles de Soria), en la que se les mostró la gran variedad, comportamiento, belleza e importancia de estos grupos  taxonómicos, que son ciertamente desconocidos para la mayoría.

anfibios y reptiles

5.- ¿Qué actividades podrías destacar como las más relevantes, tanto de esta edición como de las anteriores? ¿Ha habido alguna novedad reseñable este año?

Tradicionalmente inauguramos la Semana de la Ciencia el lunes, a la hora del recreo. Desde el primer día tratamos de motivar a los alumnos, especialmente a los recién llegados de 1º de la ESO, con experimentos sencillos y atractivos. Este año dimos el pistoletazo de salida con “la lámpara de lava”  y  una “divertida difusión de colores”.

Uno de nuestros temas estrella, han sido y son, los talleres relacionados con el huerto. Este año, uno de ellos  consistió en la elaboración de compost basado en la experiencia innovadora desarrollada en el CEP IBAIONDO, a través de la cual se muestra un “proceso controlado de descomposición de materia orgánica, como sucede en un ecosistema natural, para después utilizarlo en el huerto escolar ecológico”.

Así mismo, de nuevo, hemos contado con la valiosa colaboración de D. Javier Pascual, compañero del departamento de Informática, que llevó a cabo talleres de astronomía con los grupos de 1º de la ESO, en el transcurso de los cuales hizo una exposición teórica y práctica de los distintos componentes del telescopio, su montaje e hizo una demostración del uso del mismo. El último día, preparó un debate, con alumnos de 4º de la ESO sobre un controvertido tema  en astronomía, “la discusión de si Plutón debe de ser o no considerado un planeta”.

telescopio1

telescopio2

A mitad de semana, se realizó una excursión a Pamplona con los alumnos de 3º de la ESO y 1º de bachillerato, donde visitamos la exposición de HUMAN BODIES, en la que los alumnos pudieron observar cuerpos humanos tratados con una avanzada técnica científica llamada plastinación. También aprovechamos el viaje, para visitar el Planetario, donde los alumnos aprendieron a localizar los principales astros y constelaciones. Lo más asombroso de la visita, llegó cuando nos conectamos en vivo con la estación espacial ISS  para ser espectadores, en directo, de las tareas de  mantenimiento de la nave, que en ese preciso momento realizaban los astronautas de la NASA. Tampoco nos olvidamos del aspecto cultural de la ciudad de Pamplona,  ya que un grupo de alumnos realizó una interesante visita al Museo de Navarra.bodies

Los alumnos de bachillerato también fueron partícipes de esta semana, a través de la realización de  talleres de “Fenómenos ondulatorios” y “Reacciones químicas”, especialmente diseñados para ellos. Por supuesto, las matemáticas tuvieron su protagonismo para los alumnos de  4º de la ESO que realizaron “Talleres de trigonometría”.

Como en cada una de las tres ediciones anteriores, montamos una exposición en el hall con maquetas realizadas por alumnos: células, moléculas de ADN, modelos de animales etc. También nos acompañaron interesantes paneles que explicaban a los alumnos la presencia de las matemáticas en la mayoría de los instrumentos que utilizamos a diario.

Como novedad, este año hemos convocado un concurso de logo “Espino Ciencia”, que se resolverá próximamente.

6.- ¿Cuál es el rol del alumnado: participan como espectadores o también se encargan de preparar alguna actividad?

Como he comentado anteriormente, pretendemos que los alumnos sean los protagonistas de este evento y participen de forma activa en su desarrollo, desde un principio. Así, los discursos de inauguración han corrido a su cargo, tanto en la elaboración, como en la exposición  al resto de compañeros.

Durante los recreos, han preparado y realizado pequeños experimentos, en el patio. Dentro de esta dinámica, podemos citar: el taller llevado a cabo por alumnas de 1º BCI” ¿Energía galáctica?  Bebidas energéticas”  a través del cual nos concienciaron del efecto que pueden provocar estas bebidas en nuestro organismo y de sus nocivas consecuencias ; la actividad de Observación del mundo microscópico y la práctica en la que los más pequeños de 1º de la ESO, construyeron vasos para atraer insectos que ayudasen a polinizar los manzanos de nuestro huerto.

microscopio

Para clausurar la IV Semana de la Ciencia, tras el tradicional discurso de despedida, pedimos a nuestros alumnos que dejaran su marca, en el árbol de huellas de la Comunidad Educativa del Instituto. Una forma de poner el broche final a esta intensa semana dedicada a la ciencia.

clausura1

clausura

7.- ¿Cómo se respeta el carácter bilingüe del IES durante la Semana de la Ciencia?

Desde un principio, la Semana de la Ciencia (Science Week) se abre con  dos discursos elaborados, como ya he comentado, por nuestros alumnos; uno en español y otro en inglés, ya que tenemos bien presente el carácter bilingüe de nuestro centro.

Por otra parte, los talleres que realizan los grupos bilingües, se trabajan en inglés, ya  que para ellos no representa ninguna dificultad adicional, sino más bien un nuevo estímulo para   practicar, dado que están acostumbrados a utilizar un lenguaje científico en este idioma.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: Facebook y Twitter.

Método Montessori, de la mano de Cristina Antoñanzas

A principios del pasado siglo, María Montessori, educadora italiana, revolucionaba la enseñanza con una pedagogía basado en un profundo respeto hacia los niños y hacia su individual ritmo de aprendizaje. Surgía así el Método Montessori, que se caracteriza fundamentalmente por fomentar la autonomía de los más pequeños, a través de la libertad con límites y la consideración plena de su desarrollo tanto físico, como cognitivo, emocional y social, y que sigue planteándose hoy en día como una de las alternativas de mayor éxito a la educación tradicional.

Cristina Antoñanzas es formadora de Pedagogía Activa y conoce de primera mano esta metodología. Recientemente, ha puesto en marcha un proyecto educativo, TransFormándoNos.com, a través del que trata de transmitir su conocimiento y experiencia como educadora. Entre otras actividades, ofrece talleres para educar en el Método Montessori. Recurrimos a ella para conocer en profundidad en qué consiste esta opción pedagógica:

1.- ¿Puedes explicarnos en qué consiste el Método Montessori? ¿Cuáles son las principales diferencias con la escuela tradicional?

María Montessori basó sus ideas, como bien decías, en el respeto hacia los niños y niñas y su impresionante capacidad para aprender. Defendió que debemos trasmitir a la infancia que son capaces de actuar sin depender constantemente de la figura adulta para que, con el tiempo, sean curiosos y creativos y aprendan a pensar por sí mismos. Es un método destinado a favorecer la espontaneidad del niño dentro de un ambiente preparado que fomenta su autodesallorro.

Por lo tanto, podríamos destacar como principales diferencias con la educación tradicional:

  • La autonomía del alumno: El niño y la niña tienen un total protagonismo en la relación con el material de aprendizaje, por lo que la maestra o la guía, como ella las llamaba, quedan en un segundo plano, sirviendo de intermediario para que esta relación funcione. Por lo que es cada persona la que dirige sus descubrimientos y aprendizajes, en contraposición de la unidireccionalidad de trasmisión que se da por parte del maestro en las aulas convencionales.
  • El respeto por la iniciativa personal de cada individuo: Es una educación totalmente individualizada, pero en grupos mixtos con niños/as de diferentes edades que estimulan el aprendizaje ente sí.
  • La autodisciplina del alumno: Es un aspecto fundamental en este método, pero también otras capacidades como el autocontrol, la motivación y la concentración en cada actividad, que le llevan a conseguir una autonomía clave para la consecución de aprendizajes por sí mismo.
  • El ejercicio constante de exploración y búsqueda de conocimientos por parte del alumnado: Para ello es imprescindible que se genere un ambiente preparado, un espacio rico en recursos educativos, minuciosamente pensado y cuidado para responder a las necesidades del grupo. Se deja a los niños y niñas libertad de elección de actividades en función de su necesidad, por lo que se elimina la directividad por parte del profesorado.

2.- ¿Podemos encontrar esta metodología, total o parcialmente, en centros educativos públicos del país?

Cada vez más centros públicos se interesan, sobretodo, por los recursos que ofrece este método e intentan ir aplicando los principios metodológicos. Pero son las escuelas privadas las que más se lanzan a aplicar íntegramente el método. En Ludus.org, podemos encontrar un mapeo de los centros con los que contamos a nivel nacional que aplican esta y otras metodologías alternativas.

3.- ¿Cuál puede ser la principal dificultar para implementarlo de forma generalizada en el sistema educativo actual?

El método Montessori es una metodología que encanta por su armonía, su cuidado y la belleza de sus espacios y materiales. Parece desde afuera que todo fluye, está bajo control, dando tranquilidad tanto a niños/s como a adultos/as. Para conseguir esta premisa que María Montessori mantenía: “La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: ahora los niños trabajan como si yo no existiera”, es necesario un gran entrenamiento docente.

María Montessori recomienda a la persona que quiera ejercer esta misión, que trabaje su capacidad de autotransformación, para que sus acciones no obstaculicen los aprendizajes de la infancia. Lográndolo, el educador/a conseguirá dirigir la actividad del niño/a de manera discreta, dejándole continuar por sí mismo/a cuando es capaz de hacerlo.

Todo ello está encaminado a una reflexión personal sobre cómo educar a la infancia desde el amor, la confianza, el respeto y la independencia. En definitiva, a trabajarnos nuestro rol como adultos/as, un aspecto que no se tiene muy presente a la hora de la formación docente, ni universitaria ni continua. Es un proceso que debe surgir de una necesidad interior por lo que no se puede forzar a aplicarlo de manera generalizada.

15965800_357814901261174_5523557319770047612_n

Imagen de uno de las formaciones impartidas por Cristina Antoñanzas

4.- ¿Podrías enumerar pros y contras –si los hubiera- de esta metodología?

Lo mejor es como consigue centrarse en los niños y niñas dotándoles de autonomía para la vida y de una conciencia social que puede trasformar el mundo. Es un método con un siglo de trayectoria que está demostrado que funciona en cualquier contexto educativo y social.

El inconveniente que existe, bajo mi punto de vista, al igual que en la aplicación a raja tabla de cualquier otro método, es que, al centrarnos en su estricta implantación, corremos el riesgo de desfocalizarnos de las necesidades de los niños y niñas. María Montessori ya lo decía: “No me sigan a mí, sigan al niño”. Centrarnos en un único método, por muy funcional que sea, nos cierra las puertas a otros materiales, recursos o reflexiones que pueden venir de otras pedagogías y que puede que se ajusten más a las necesidades de nuestro alumnado.

5.- El Método Montessori parece centrarse fundamentalmente en las primeras etapas de escolarización. ¿Sería posible trasladar esta metodología a los centros de Secundaria y estudios superiores?

Aunque encontramos la implantación de esta metodología sobretodo en Infantil y Primaria, la pedagoga hablaba del “ritmo constructivo de la vida”. Según este planteamiento, el niño pasaría del nacimiento hasta la vida adulta gracias a cuatro periodos distintos o cuatro planos del desarrollo (infancia, niñez, adolescencia y adultez), cada uno de los cuales difiere del anterior, pero todos forman parte de un proceso indivisible.

María Montessori consideraba que el crecimiento no se daba en forma lineal, sino que se produce en una serie de fases, con altibajos, que marcan el ritmo al que se construye el hombre adulto. En cada periodo se produce un aumento progresivo de las sensibilidades para luego decrecer hasta dar lugar a una nueva fase de desarrollo.

Sus premisas para cada etapa eran:

  • En la infancia: “Ayúdame a hacerlo solo”
  • En la niñez: “Ayúdame a pensar solo”
  • En la adolescencia: “Ayúdame a expresarme solo”
  • En la madurez: “Ayúdame a mantenerme solo”

Pero es cierto que aunque ella defendía este método para toda la vida, en nuestro país no encontramos ningún centro que aplique sus metodologías en Secundaria o Bachillerato.

6.- ¿Contempla la formación universitaria española en los grados de Educación este método?

María Montessori se suele presentar como una de las pedagogas más representante de su época, pero tratada únicamente como un hecho más de la historia de la educación. Pocas son las universidades que explican sus principios como opciones a tener en cuenta. Pero sí que es cierto que cada vez son más los másteres que podemos encontrar para formarnos como guías Montessori en nuestro país.

***************************************************************************************

¿Quieres hacerme llegar alguna propuesta o proyecto educativo para darlo a conocer a través de este blog? ¡Puedes hacerlo! Escríbeme a blogalapizarra@gmail.com

También puedes seguirme a través de mis redes sociales: Facebook y Twitter.