cerrar
Héctor González de Cunco. biografía hectoriana
martes 17 de octubre de 2017
buenas artes desdeSoria
Héctor González de Cunco. biografía hectoriana
Por HG

Yo, Héctor González de Cunco, proclamo que mi único currículum válido es la foto que acabo de hacer. Pero, como me piden una descripción, declaro que calzo 41, no tengo ninguna enfermedad venérea, ni antecedentes penales, ni cuenta corriente. Soy monógamo sucesivo y zurdo de nacimiento. Sólo bebo vino o cerveza, consumo poca tele, conduzco mal y bailo peor. He ganado concursos menores, de cuento/poesía. Cada vez que me pagan una foto, también lo considero un premio.

IMÁGENES
POR LA EDUCACIÓN CHILENA

A mediados del 2011, los estudiantes fueron a la huelga, por el precio de sus pasajes en los autobuses, pero la ola desatada se convertió en movimiento ciudadano por la educación chilena. Desde entonces se han realizado más de cien manis multitudinarias. Con un apoyo del 70% de la población, ahora se pide educación de calidad y gratuita, la abolición del modelo neoliberal y nueva Constitución (aun rige la que hizo Pinochet). Recordemos que la dictadura y sus economistas diplomados en Chicago, partieron privatizando las empresas del Estado y  siguieron con la educación, la salud, la previsión, etc, etc, etc. Todo en beneficio de unos pocos, sin importar la calidad del producto. Por ejemplo, las universidades no hay alumnos, son clientes. Más del en 70% de los universitarios chilenos tiene problemas de comprensión lectora. El país es  culturalmente pobre. Reina la tele basura y se lee poco.  El $hileno medio se comunica con un vocabulario de 400 palabras (no olvidemos que el lenguaje crea realidades). El movimiento sigue, más vivo que nunca. Pero estamos en vacaciones de verano…

 

 

ARAUCANÍA PROFUNDA

La Araucanía es una de las 15 regiones del país. La más pobre, con el mayor porcentaje de mapuches (indígenas) y la más conservadora.  Yo nací ahí, en la precordillera,  y  desde el 2007, documento la vida cotidiana, el paisaje y su gente.

 

 

VIVIR Y MORIR EN $ANTIAGO DE $HIL€”… 

La “Encuesta de Felicidad 2012″, del Fondo Monetario Internacional,  dice que Chile es primero en Producto Interno Bruto de toda Latinoamérica, pero cae al lugar 16 en el ranking donde la población reconoce sus niveles de felicidad. Además, es el segundo país en el mundo en tasa de suicidios, tras Corea del Sur. Según los expertos, una de las causas es la desigual repartición de los ingresos. Por eso, con mi amante del ojo de vidrio, decidimos retratar la capital de este parai$$$o neoliberal, donde reina la inequidad y todo es mercancía/negocio/lucro. En esta capital conviven riqueza y pobreza extremas; es tan cara como París pero con una de las mayores contaminaciones del planeta, el transporte público es un chiste… y mucho más. Comienzo este relato visual con la foto del Patio 28 del Cementerio de Santiago, donde enterraron las primeras víctimas de la dictadura…

 

 

EL AUTOR

hectorComo hay que nacer en alguna parte, me tocó Cunco, un pueblito del sur chileno (1949) Soy hijo de obrero ferroviario y ama de casa, ambos analfabetos funcionales, autoritarios y apatronados. O sea, proletarios, fachos y pinochetistas. En cambio, yo siempre visto de negro en memoria de mis amigos desaparecidos y/o ejecutados por la dictadura. Siendo claro: soy el “fracasado” de la familia.

En 1962, cuando tenía 13 añitos, vivíamos en la muy provinciana y lluviosa ciudad de Temuco. Entonces descubrí la Fotografía, como ayudante de un cura-fotero: trabajábamos para la BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones). Tuve una formación autodidacta, aunque al llegar a Santiago (1967), hice estudios formales de cine, en la Pontificia Universidad Católica. Luego me convertí en fotógrafo de prensa y también colaboraba con discográficas, editores de tarjetas postales, la Dirección Nacional de Turismo, la Linea Aerea Nacional, etc. Hasta que, en 1973, llegó la dictadura y chafó todo. El país se me hizo invivible y decidí partir.

Primero recalé en Nueva York, luego en San Francisco (California). En 1980 llegué a París (Francia) y me quedé 25 años. Ahí, aprendí (y maduré) el oficio. Siempre he trabajado como independiente (prensa, arquitectura, moda, editorial, teatro, publicidad, productos, etc, etc). También me tocó ser el fotógrafo oficial del Pabellón de Chile en la Expo’92, de Sevilla. De 1990 a 2004, colaboré con agencias “del corazón” (como paparazzo) y publicaba en Hola, Semana, Diez Minutos, Interviú, etc, etc. Con el cambio de siglo, me hice audiovisualista y desde el 2005 comencé a pasar temporadas en Chile, para realizar documentales. De paso, me convertí en cafiche del Estado chileno, porque he ganado cinco becas para mis proyectos fotográficos. Por ejemplo, este corto resume “Comarca de ausencias” beca FONDART 2008 http://www.youtube.com/watch?v=Rlc_3QMhJRU

Ahora, me concentro en la llamada obra “de autor” y estoy realizando una edición limitada de fotos originales, ampliadas en calidad “fine art print”, según normas internacionales de museo (papel de algodón, tintas con pigmentos minerales, etc). Son ampliaciones firmadas y numeradas, que puedo enviar a todo el mundo. Ver mi blog http://hectordecunco.blogspot.com/

Después de 52 años de oficio, no sé si la Fotografìa es un arte ni me interesa ir de “artishta” por la vida. Me basta con retratar el devenir cotidiano, la gente y su entorno (urbano o rural) intentando que mis proyectos sirvan para construir Memoria Colectiva e Identidad. Tampoco pretendo hacer fotos “bonitas”. Solo intento retratar desde las tripas y sin mucha elucubración patatafísica.

Aunque tengo 65 años, sigo en plena forma, porque me conservo en alcohol, en gimnasios y sumegido en la adrenalina que genera este oficio.

Hace poco, la serie televisiva “Revelando Historias”, de Universidad Finis Terrae TV, dedicó un capítulo a mi trabajo (enero 2014) http://vimeo.com/83865368

Aquí dejo una foto-síntesis de 3 proyectos personales, en pleno desarrollo.